Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2015/12/15 11:00

“El rostro de la paz comienza a aparecer”: Humberto de la Calle

El jefe del equipo negociador del Gobierno defendió el acuerdo en materia de víctimas como la verdadera antesala al fin de más de medio siglo de conflicto armado interno.

“El rostro de la paz comienza a aparecer”: Humberto de la Calle

Para Humberto de la Calle, jefe del equipo negociador del Gobierno en La Habana, el acuerdo firmado este martes con los voceros de la guerrilla de las FARC en torno a la creación de un sistema integral de resarcimiento de las víctimas “pronostica el posible fin del conflicto y el advenimiento de una paz firme y duradera”.
 
El punto de víctimas, según De la Calle, ha sido el corazón de las negociaciones que se adelantan desde hace más de tres años en La Habana. “Han sido nuestro centro de gravedad, nuestro mantra”, recordó. Por eso consideró que cada uno de los elementos del acuerdo, presentado este martes, contribuye al logro y afianzamiento de la paz”.
 
Por eso pidió a los colombianos que en el  momento de evaluar lo pactado lo analicen como un todo que garantiza a plenitud los derechos de las víctimas y que les cerrará las puertas a nuevas víctimas. “No basta con detenerse en el componente de justicia. Las víctimas anhelan la verdad, la reparación del daño causado”.
 
De la Calle explicó que el Gobierno pondrá en marcha medidas necesarias para reparar a las víctimas, sin consideración de quién ocasionó el daño. Mientras las FARC se han comprometido a múltiples acciones reparadoras, desde reparación material víctimas y la reparación colectiva. También las partes firmaron un conjunto de garantías de no repetición.
 
Quizá la petición del jefe negociador de analizar este acuerdo como un todo obedece a que la atención la acapara el acuerdo en materia de justicia. Sus bases fueron acordadas el pasado 23 de septiembre, el día del apretón de manos entre el presidente Juan Manuel Santos y el jefe de las FARC alias ‘Timochenko’.  
 
Este acuerdo fue cerrado y creó la jurisdicción especial de paz. Según De la Calle, está jurisdicción no será una puerta a la impunidad y aplicará para todos los actores del conflicto.
 
El jefe negociador dijo que no se pactaron amnistías para crímenes de guerra, con lo que se le brinda garantías a la comunidad internacional. Habrá penas en régimen ordinario de cárcel para quienes no reconozcan o lo hagan de forma tardía. Y las sanciones restricción efectiva de libertad, que tendrían un régimen distinto al carcelario (se presume de sus declaraciones) para quienes reconozcan de entrada su responsabilidad, aporten verdad plena y acciones reparadoras.
 
“Habrá seguridad jurídica”, dijo De La Calle, quien además aclaró que la jurisdicción especial de paz no será y un sistema de persecución y venganza. “No habrá cacería de brujas”.    
 
El jefe negociador también indicó que el próximo año se reanudarán las negociaciones en La Habana para lo que será la recta final del proceso de paz con las FARC. “Comienza a aparecer el rostro de la paz. La paz es posible. Llegó la hora de creer”, dijo De la Calle.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.