Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/3/2017 12:00:00 PM

Iglesia Católica de Ecuador le quiere dar la bendición a los diálogos de paz

Después de ofrecer varias veces su mediación para los diálogos, el presidente de la Conferencia Episcopal de ese país se reunirá con los jefes de las delegaciones tanto del gobierno como del ELN.

“La voz de la Iglesia será clave”. Con esta frase Juan Camilo Restrepo, jefe de la delegación de paz del Gobierno anunció el encuentro que sostendrá junto a Pablo Beltrán, jefe de la delegación del ELN, con Monseñor Fausto Trávez presidente de la Conferencia Episcopal de Ecuador este viernes en la curia de Quito.

Realmente una ‘ayudita’ de Dios no le caería nada mal a la negociación que inició el pasado 7 de febrero. Los diálogos no van bien por cuenta de muchas dilaciones y en especial de los atentados terroristas del ELN en varios lugares del país, entre las que se encuentra la del barrio La Macarena en Bogotá, que han cobrado la vida de uniformados de la Policía.

Desde el pasado 27 de octubre cuando todo estaba listo para la instalación de la mesa de diálogo, que finalmente se frustró por la negativa a la liberación de Odín Sánchez Montes de Oca, la Iglesia Católica había manifestado su interés en trabajar junto a las delegaciones. Sin embargo, por cuenta de los bajonazos en los diálogos sus buenos oficios quedaron aplazados.

En enero cuando las delegaciones se encontraron en Ibarra, Ecuador, la Iglesia de ese país ofreció de nuevo su papel de mediador. Esa vez, como no se logró el contacto entre las partes, todo volvió a quedar en buenas intenciones. Sin embargo, desde el 7 de febrero, cuando se instaló finalmente la mesa, las charlas entre la Cancillería, la Iglesia y las delegaciones se reactivaron al punto de que habrá una reunión este viernes en Quito.

Consulte: Historias de un cementerio guerrillero: El hombre que cavó su propia tumba

Monseñor Fausto Trávez, presidente de la Conferencia Episcopal, le dijo a Semana.com que tiene mucha expectativa por ese encuentro ya que no conoce personalmente a Juan Camilo Restrepo ni a Pablo Beltrán. Está enterado de todo lo que ha pasado a través de los medios de comunicación y sabe que la guerrilla viene cometiendo varios atentados terroristas que tienen bajo tensión los diálogos.

Pese a ello, el mensaje que dará a los negociadores es el de mantener las conversaciones a pesar de las adversidades, aunque ya tiene preparado un ‘regaño celestial’ para los guerrilleros. “Que estén en paz para el diálogo porque no tiene sentido dialogar con agresividad. Es mejor vivir en igualdad de planos, en paz y armonía. Así se podrá llega a un consenso que sea beneficioso para las dos partes”, dice.

Contexto: ¿Por qué tantos negociadores en el proceso de paz con el ELN?

Tradicionalmente la intervención de la Iglesia Católica ha sido fundamental para el desarrollo de las salidas negociadas a los conflictos, muestra de ello fue la participación activa del clero en la negociación de La Habana, Cuba, entre el Gobierno y las FARC. De hecho para los diálogos con el ELN hay una comisión de altos jerarcas, conformada por Monseñor Luis Augusto Castro, que ayudó en la liberación de Odín Sánchez Montes de Oca.

A diferencia de las FARC, el ELN si ha estado más cerca de la Iglesia Católica. Sus fundadores los sacerdotes Camilo Torres y Manuel Pérez, hicieron parte de una facción religiosa que buscó acercarse siempre a los pobres de Latinoamérica e intentaron dejar ese pensamiento plasmado en los integrantes de la organización. Eso no quiere decir que los elenos sean católicos, pero sí tienen respeto por esa institución y sus llamados. Ejemplo de esto es que muchas de las liberaciones de sus secuestrados han sido gracias a gestiones de sacerdotes y párrocos de lejanos municipios.

Le puede interesar: Gobierno y ELN anuncian las reglas del juego para las conversaciones

“Yo no sé qué puede llegar a pasar, pero estoy dispuesto a escucharlos y lograr un equilibrio entre las partes. Yo solo espero, con todo mi corazón, que haya paz y progreso porque eso le hace falta a Colombia”, dijo Monseñor Trávez.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.