Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/06/10 12:44

Gobierno y FARC por primera vez sustituirán cultivos ilícitos

En Briceño (Antioquia) los negociadores de paz no sólo sacan adelante el desminado humanitario, sino que ahora trabajarán en otra medida de "desescalamiento del conflicto".

Gobierno y FARC por primera vez sustituirán cultivos ilícitos

Aunque la noticia sobre el cese al fuego bilateral entre el Gobierno y las FARC sigue sin producirse, desde La Habana siguen soplando buenos vientos. Este viernes los negociadores anunciaron un plan de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos en el municipio de Briceño (Antioquia). 

Se trata del mismo lugar donde hace poco más de siete meses ambas delegaciones pusieron a andar el plan piloto de desminado humanitario, en el que vienen trabajando desde el pasado 7 de marzo.

Según el comunicado conjunto, el proyecto se aplicará a partir del 10 de julio próximo en las veredas de Orejón, Pueblo Nuevo, La Calera, La América, El Pescado, La Mina, Buena Vista, Altos De Chiri, Roblal y Palmichal.

Ambas partes resaltaron que esta será una medida más de "desescalamiento y construcción de confianza", y que, según fuentes cercanas al proceso, abarcará unas 400 hectáreas de terreno y beneficiará unas 450 familias de la zona.

Los lineamientos que seguirán para sacarlo adelante incluyen la creación de un grupo de supervisores conformado por el Gobierno, las FARC y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Undoc), que incluirá también la "participación activa de voceros de la comunidad", indica la nota.

Según lo acordado, crearán "una instancia de coordinación conjunta" que dentro del proceso de paz de La Habana, "definirá protocolos y marcos operativos para poner en marcha este esfuerzo".

Ambas parten destacaron que una vez suscrito el compromiso con "la sustitución y la no resiembra", se pondrá en marcha un proyecto de "atención inmediata y de desarrollo de proyectos productivos" para asesorar a las comunidades implicadas, las cuales tomarán parte importante en la ejecución y verificación del plan de sustitución.

"El gobierno nacional se compromete a poner en marcha las medidas logísticas y de seguridad necesarias para garantizar la participación de los delegados de las FARC en las fases de preparación y desarrollo del presente acuerdo", indica el texto.

En mayo del 2014 los negociadores de paz del gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) llegaron a un acuerdo sobre drogas ilícitas y narcotráfico, que abarca la sustitución de cultivos y el problema de la producción y comercialización de narcóticos, entre otros asuntos.

Las FARC han reclamado desde hace un año la aplicación de este convenio, uno de los primeros pactados desde el comienzo de las conversaciones en La Habana en el 2012, porque lo consideran un paso importante para alcanzar la paz en el país.

Ambas partes se encuentran en estos momentos en la capital cubana en medio de la fase final del proceso de paz, dentro del que han anunciado en las últimas semanas planes para blindar jurídicamente el acuerdo final y que garantizan la salida de los menores de 15 años de la guerrilla.

*Con información de EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.