Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/07/19 22:15

Cuatro regiones que descansan tras el cese al fuego

Cuando se cumple un año de la tregua unilateral de las FARC, Semana.com habló con cuatro alcaldes de las zonas más golpeadas por el conflicto. Estos son sus balances y sus aportes.

Briceño, Corinto y Tibú Foto: Archivo particular

Cuando el país volvía a sentir los vejámenes de la guerra, el Gobierno y las FARC dieron un paso inevitable para mantener el status quo de la negociación. La guerrilla declaró un cese unilateral del fuego que este miércoles 20 de julio cumple un año.

La medida para bajar la intensidad del conflicto trascendió. Ahora las partes no sólo concertaron que será bilateral -un día después de que se firme el acuerdo final-, sino que han puesto a correr otros proyectos para aterrizar lo que se acuerda en La Habana: identificación de los desaparecidos, desminado humanitario, sustitución de cultivos y la entrega de los menores que están en las filas de las FARC.

Semana.com habló con cuatro alcaldes de las zonas más afectadas por la violencia y les preguntó que se ha ganado y que lecciones quedan después de un año de tregua unilateral.

Edward Fernando García, alcalde de Corinto (Cauca)

Semana.com.: ¿En Corinto sirvió el cese al fuego unilateral por parte de las FARC?

Edward Fernando García.: Claro que ha servido. Antes nuestro municipio sufría hostigamientos de manera constante. En esas circunstancias los proyectos de vida y la capacidad de soñar de las personas no son las mismas que ahora. Desde hace un año no hemos sufrido enfrentamientos directos en contra de la población. Eso sirve para que las personas vuelvan a soñar en su municipio.

Semana.com.: ¿Qué hace falta? ¿Qué se debe mejorar?

E. F. G.: Falta una mejor pedagogía por parte del Gobierno. Hay muchas preguntas, dudas y expectativas de las personas frente al proceso de paz y los acuerdos que se han logrado en La Habana. Uno como alcalde les explica lo acordado, pero faltan explicaciones por parte de los que conocen bien el tema. A veces los habitantes se desesperan porque no ven resultados concretos, hay que explicarles que hay objetivos a largo plazo. En Corinto no quieren que se repita lo que pasó con el  M19: el municipio sirvió de escenario, pero no pasó nada y quedó relegado.

Semana.com.:  ¿El cese al fuego de las FARC sirvió para que otros grupos armados se fortalecieran en su territorio?

E. F. G.: Históricamente las FARC han querido ejercer un control territorial en Corinto. Por eso ahora la transición es muy llamativa para otros grupos, como ciertas bandas dedicadas al narcotráfico. Por ejemplo, el año pasado se terminó con 45 homicidios en el municipio, es una cifra muy alta que es consecuencia, sobre todo, del narcotráfico. Por eso en el Cauca nos ha interesado tanto sustituir los cultivos ilícitos, por los cultivos de marihuana para usos medicinales.

José Danilo Agudelo, alcalde de Briceño (Antioquia)

Semana.com.: ¿En Briceño sirvió el cese al fuego unilateral por parte de las FARC?

José Danilo Agudelo: Ha sido excelente porque llevamos alrededor de 90 días sin homicidios en el municipio. El cese al fuego es un aporte muy importante para las vidas de las personas que habitan en los territorios donde hay presencia de las FARC. Incluso, tenemos más estabilidad laboral y eso merma lo del desplazamiento forzado y las amenazas.

Semana.com.: ¿Qué hace falta? ¿Qué se debe mejorar?

J. D. A.: Lo que hace falta es más confianza tanto del Gobierno como de las FARC. Con eso, vendría el tema de la confianza ciudadana que trae consigo menos desplazamientos, estabilidad e inversión en la región. Con el cese al fuego bilateral, el Gobierno debe organizar una política de seguridad en los territorios para que no permita el ingreso de otros grupos al margen de la ley.

Semana.com.: ¿El cese al fuego de las FARC sirvió para que otros grupos armados se fortalecieran en su territorio?

J. D. A.: Donde se ha movido las FARC no hay presencia de otros grupos pero si hay amenazas de que pueden entrar, por ejemplo,  el Clan Úsuga o el ELN. Debe haber una política clara de seguridad. La presencia del Estado debe ser a través del Ejército o la Policía.

Tibú (Norte de Santander)



Semana.com.: ¿En Tibú sirvió el cese al fuego unilateral por parte de las FARC?

Alberto Escalante.: Nosotros hemos sentido de manera positiva que las FARC no realicen atentados en el municipio, así como se siente que dejaron a un lado el secuestro. Eso nos ha tranquilizado y nos ha servido. Hemos hecho proselitismo, campañas políticas y hemos llegado a las veredas más remotas sin miedo de que las FARC atenten en contra de nosotros.

Semana.com.: ¿Qué hace falta?¿Qué se debe mejorar?

A. E.: Fuera de las armas y de la firma de los acuerdos, es necesario que haya más oportunidades para los campesinos. Hace falta que el gobierno nacional ejecute hechos sociales de paz, con el mejoramiento de vías y muchas otras oportunidades que mejoren las vidas de los habitantes.

Semana.com.: ¿El cese al fuego de las FARC sirvió para que otros grupos armados se fortalecieran en su territorio?

A. E.: Eso no lo he visto en Tibú. Si se han fortalecido el ELN o el EPL no es por el cese al fuego de las FARC. Pues aunque esta guerrilla ya no atenta contra la población, sigue haciendo presencia en la zona y aún no dejarán el territorio. Es decir, no los han desplazado.

Subregión del Darién (Chocó)

Semana.com.: ¿En la subregión del Darién sirvió el cese al fuego unilateral por parte de las FARC?

Político chocoano: Ha generado esperanza de desarrollo y devuelto la confianza en el campo. Sin embargo, existe incertidumbre por lo que vaya a pasar con las zonas que han ocupado las FARC y que quedarían a merced de otros grupos al margen de la ley. No se puede repetir situaciones como la del Caguán que traen más pobreza.

Semana.com.: ¿Qué ha faltado? ¿Qué se debe mejorar?

P. C.: Hace falta más pedagogía. Hay gente que no sabe qué es el posconflicto. Falta más sensibilización y claridad, por ejemplo, de donde van a quedar las zonas veredales y que se viene para esos municipios donde no hay hospitales, las vías están taponadas como ocurre en la subregión del Darién chocoano. Me pregunto, por dónde van a llegar los negociadores y la gente de la ONU. No hay vías. Si tenemos en cuenta que la falta de inversión en las regiones y de empleo ha dado origen al conflicto son cosas que hay que empezar a combatir.

Semana.com.: ¿Con el cese unilateral ha aumentado la presencia de otros grupos armados? ¿Cuáles?

P. C.: Por la zona del rio Truando están las Bacrim y se ha escuchado que el ELN ha llegado también. Hay municipios donde no se habla de amenazas o extorsiones, eso ha bajado mucho. Sin embargo, las Bacrim han tomado fuerza en zonas donde antes se sabía estaba las FARC. Incluso, hubo hostigamientos entre esos grupos armados que se disputan el territorio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.