Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/11/2015 10:00:00 AM

Desde el 2012 le advertimos a Minminas lo que tenía que hacer: Procuraduría

En carta enviada al jefe de esa cartera, Tomás González, expresó su frustración por la forma como se ha afrontado la crisis. Entre sus críticas se cuenta la decisión de incrementar las tarifas.

La crisis energética que parece estar enfrentando el país como consecuencia del fenómeno de El Niño tiene al Gobierno y a las compañías generadoras dando explicaciones todos los días. Parte de lo señalado por el Ministerio de Minas trataría de demostrar que se trata de factores completamente imprevisibles. La Procuraduría reaccionó a esas afirmaciones y a la decisión de las compañías de incrementar las tarifas.

En carta enviada al jefe de esa cartera, Tomás González, le hizo saber que las tarifas no han sido creadas para mitigar el impacto de las pérdidas que sufran estas firmas. A su juicio, no es razonable que esos costos sean trasladados a los usuarios.
 
Además, le dejó claro que las reuniones y diálogos que mantuvo el Ministerio Público con el Gobierno y con las propias compañías desde el 2012 demuestran que no es cierta la supuesta imprevisibilidad de la situación que hoy se vive.
 
“(…) Las tarifas no han sido estructuradas para atemperar las pérdidas de los generadores, por cuanto ello atentaría contra el principio de eficiencia económica, sin dejar de lado que este despacho no comparte las razones expuestas por el señor ministro cuando explica que todas las causas de lo que está aconteciendo el día de hoy son factores que fueron totalmente imprevisibles”, dice la carta.
 
Según el ministro, la caída de los niveles pluviométricos estaba afectando seriamente la capacidad de las hidroeléctricas. De ahí la necesidad de acudir a mecanismos alternativos como las plantas térmicas. El problema para poner en marcha esa estrategia se centraba en que, ante la baja oferta de partículas de gas, se hacía necesario operarlas a través de combustibles líquidos, lo que eleva los costos. Allí el argumento para incrementar las tarifas a los usuarios.
 
La Procuraduría objetó la conducencia de esa salida. Además, puso en evidencia que si se hubieran atendido algunas de las recomendaciones que hizo hace tres años frente a la necesidad de intensificar las obras de construcción de proyectos de generación de energía, otro gallo habría cantado. Desde esa época, dice el organismo de control, se le viene advirtiendo al Gobierno sobre una probable elevación en los costos de la tarifa de energía si no se elevan los esfuerzos para terminar los proyectos de infraestructura eléctrica.
 
Varios representantes del sector, sin embargo, admitieron que en ese entonces era muy poco visible la preocupación por los problemas que enfrentaban esos proyectos de infraestructura. No obstante, tras esas reuniones celebradas en el 2012, sí se hizo expresa referencia a la necesidad de contar con gas importado, con el fin de poder hacer frente a una eventual crisis de sequía.
 
Lo que trata de hacer notar la Procuraduría en la misiva es que desde hace años se vienen estudiando diferentes fórmulas a fin de que la generación de energía no se viera afectada por un fenómeno climático como el que actualmente vive el país.
 
Como no se tomaron las medidas, las advertencias del organismo de control se convirtieron en una realidad. Al final, como casi siempre, los costos fueron trasladados a los usuarios, que, a pesar de haber tenido que cancelar una cláusula de confiabilidad, de todas maneras tendrán que seguir financiando la elevación de los costos de operación de estas poderosas empresas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?