Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/22/2012 12:00:00 AM

Procuraduría destituye e inhabilita por 12 años a Francisco Rojas Birry

La decisión se dio luego de que el Ministerio Público comprobó que el actual personero de Bogotá, recibió 200 millones de pesos de DMG.

En la mañana de este miércoles se conoció la decisión de la Procuraduría General de la Nación de destituir de su cargo de personero de Bogotá e inhabilitar por doce años para ejercer cargos públicos, a Francisco Rojas Birry por haber omitido el deber de declararse impedido para actuar en las acciones realizadas contra la firma DMG, debido a la existencia de un conflicto de intereses al haber recibido dineros de dicha firma, incurriendo en falta gravísima a título de dolo.

Rojas Birry comisionó a servidores públicos de la entidad a su cargo para que en calidad de veedores se hicieran presentes en los operativos contra la firma DMG, a pesar de sus presuntos vínculos personales con miembros de esa empresa con ocasión de haber recibido doscientos millones de pesos ($200.000.000) provenientes de ese grupo, según lo reportó la Unidad de Lavado de Activos de la Fiscalía General de la Nación.

En el fallo proferido por el Ministerio Público, el ente de control consideró el grave daño social de la conducta del personero, asociada a la calidad y jerarquía del cargo que ostentaba para la época de los hechos Rojas Birry, quien debía servir de garante de los derechos del conglomerado social y que por el contrario, su comportamiento le restó credibilidad a la gestión de ese organismo, violando el artículo 47 del Código Disciplinario Único.

Francisco Rojas Birry expidió las resoluciones 402, 404 y 406 del 21 de noviembre de 2008, mediante las que comisionó a servidores de la entidad que dirigía para los operativos que se llevarían a cabo el mismo mes.

David Murcia Guzmán, el cerebro de la captadora de dinero ilegal, aseguró en el 2008 que se reunió con Rojas Birry, y que luego de dichas reuniones el entonces aspirante a la personería de Bogotá le pidió dinero para cubrir deudas y pagar parte de su campaña.
 
Contra Rojas Birry avanza además un juicio por el delito de enriquecimiento ilícito, que está relacionado con un dinero (más de 200 millones de pesos) que supuestamente recibió en el 2007 por parte de DMG para financiar su campaña política del 2008.

En enero del 2010, el Ministerio Público formuló pliego de cargos contra Rojas Birry por haber incurrido en la presunta falta disciplinaria de conflicto de intereses. Además ordenó el archivo de la investigación por otras faltas disciplinarias incluidas en el proceso.

En un comunicado, el ente de control aclaró entonces que el Personero de Bogotá pudo incurrir en  conflicto de intereses, que es considerada una falta disciplinaria, “al no declararse impedido para comisionar a varios de sus funcionarios que se hicieron presentes en los operativos realizados contra la intervenida firma DMG, sociedad con la cual Francisco Rojas Birry tendría vínculos personales”.

Es decir, la Procuraduría tomó la decisión contra Rojas por haber participado en la intervención de la captadora DMG, a pesar de que él había recibido dineros de la firma.

Según la Procuraduría, él debió declararse impedido como “era su obligación de acuerdo con lo establecido en el artículo 40 de la ley 734 del 2002”.

“El probable conflicto de intereses estaría directamente relacionado con el hecho de haber o no haber recibido dineros de esta firma en enero del año 2008”, explica el Ministerio Público.

No obstante, aclara que en la fecha que recibió el dinero, enero de 2008, Birry “no era servidor público”.

Por esta razón, el ente de control ordenó el archivo de la investigación contra Rojas Birry por presunta falsedad en documentos, ocultación de información, posibles irregularidades en el cumplimiento de los requisitos para acceder al cargo e inasistencia a una de las sesiones del Concejo de Bogotá, el 19 de marzo del 2009.

William Suárez, socio de la captadora ilegal DMG, y quien fue extraditado a los Estados Unidos para responder ante una corte de ese país por lavado de activos, había dicho que en enero del año 2008 estuvo en la casa de Rojas Birry y le entregó 200 millones de pesos, a pedido de la presidencia de DMG.

Por el delito de enriquecimiento ilícito, la Fiscalía imputó cargos al Personero de Bogotá al año pasado. En ese proceso también sirvió de prueba el testimonio de Suárez.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.