Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/10/2015 5:01:00 PM

Otro castigo para militar que asesinó a tres niños

La Procuraduría destituyó e inhabilitó al teniente del Ejército Raúl Muñoz Linares.

Todavía muchos recuerdan ese crimen que conmocionó al país. Fue en octubre del 2010, cuando el teniente del Ejército Raúl Muñoz Linares violó y asesinó a tres menores de edad en Tame (Arauca).

La justicia le cobró su horrendo crimen y el 28 de febrero del 2013 la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá ratificó la condena de 60 años de prisión que la juez 27 penal de Bogotá le impuso al oficial.

Los cuerpos de las víctimas del teniente, de 6, 9 y 14 años, fueron enterrados por el militar en dos fosas: una para los dos niños y otra para la niña. Al lado puso una bolsa plástica en la que puso la ropa de los pequeños. La pierna de uno de ellos quedó por fuera de la fosa y por eso los hallaron unos días después.

Hizo todo en menos de tres horas. Luego regresó empapado en sudor a la base militar de la que era adscrito. Se bañó y se cambió el camuflado.

El tema cayó pronto al olvido como muchos horribles casos que suceden en el país. Pero ahora cobró vigencia porque la Procuraduría le pasó nueva cuenta de cobro a este militar.

El Ministerio Público destituyó e inhabilitó al militar para el ejercicio de funciones públicas por 20 años por haber accedido carnalmente a una niña de 13 años de edad en hechos ocurridos en la vereda Caño Caname, de Tame.

El Ministerio Público estableció, así como la justicia penal, que el 2 de octubre del 2010 el exmilitar, estando en servicio activo y en cumplimiento de una misión propia de sus funciones, se ausentó del lugar donde se encontraba ubicada la tropa y tras establecer contacto con la niña, la presionó, la amenazó e intimidó y la accedió carnalmente sin que ella lograra oponerse o resistirse.

Para la Procuraduría “es claro que el disciplinado no desempeñó sus funciones de proteger y garantizar la libertad sexual, la dignidad de la menor, derechos constitucionales fundamentales que le son esenciales de proteger, respetar y garantizar al Ejército Nacional”, dijo el fallo.

La conclusión del fallo tiene una doble condición, pues no sólo este uniformado afectó a la menor de edad, sino también al Ejército como institución. Además, violó el orden constitucional y legal y vulneró los Derechos Humanos y los tratados internacionales suscritos por Colombia, en los que se obliga en temas de delitos sexuales la Declaración Universal de los derechos del Hombre y del Ciudadano.

El militar puede interponer un recurso de apelación a esta decisión. La cuestión es hasta dónde esta pena máxima impuesta por la Procuraduría se podrá reevaluar, pues se trata de un militar que acabó con las vidas de tres niños y de paso, afectó a toda una comunidad con sus acciones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.