Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2016/05/02 14:42

General (r) Martínez no tenía vínculos con paras, advierte Procuraduría

El organismo de control archivó la investigación que abrió contra el exoficial por tener supuestos nexos con grupos al margen de la ley. Esa acusación frenó su ascenso.

General Luis Eduardo Martínez. Foto: Juan Carlos Sierra / SEMANA

Las razones que tuvo el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, para no recomendar el ascenso del general (r) Luis Eduardo Martínez fueron para la Procuraduría una prueba insuficiente de los supuestos nexos criminales que tenía el oficial.

El organismo de control archivó la causa disciplinaria que abrió contra el exuniformado por supuestos nexos con personas allegadas a los grupos paramilitares.

Cuando Martínez aspiraba a ser ascendido por el Congreso, el ministro de Defensa no recomendó otorgarle la asunción a un grado superior.

Más adelante se supo que los rumores sobre la relación del oficial (r) con el crimen organizado y la supuesta sospecha de las autoridades estadounidenses sobre esas relaciones non sanctas del exgeneral fueron determinantes a la hora de examinar la viabilidad de su ascenso.

Las declaraciones del general (r) Mauricio Santoyo; Hernando Gómez Bustamante, alias ‘Rasguño’, y las de los exjefes paramilitares Carlos Mario Jiménez, alias ‘Macaco’, y Salvatore Mancuso habían sido determinantes para darles credibilidad a las aparentes actuaciones delictivas de Martínez.

De él se dijo que tenía estrechos vínculos con los hermanos José, Juan Santiago y Pedro David Gallón Henao, señalados por medios antioqueños como supuestos colaboradores de los ‘Pepes‘ y recordados por haber sido un empleado de uno de ellos el autor material del asesintato de Andrés Escobar.

Además, el general (r) fue señalado por ‘Rasguño‘ de recibir sobornos del supuesto capo Francisco Cifuentes Villa, alias ‘Pacho Cifuentes’.

A pesar de que todas estas informaciones hicieron parte de los documentos secretos de la DEA que fueron filtrados a los medios de conunicación, la Procuraduría tuvo en cuenta los testimonios de agentes de ese organismo que indicaron expresamente que esas sindicaciones eran producto de los testimonios de personas pertenecientes al crimen organizado, sin que hasta ahora haya habido evidencia material que los confirme.

Así las cosas, las conclusiones de la Procuraduría parecen desdecir de las evaluaciones del ministro de Defensa, quien aparentemente terminó dándoles la razón a esas versiones preliminares sobre las actuaciones supuestamente irregulares del general (r) Luis Eduardo Martínez, que terminó siendo apartado del servicio activo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.