Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/02/06 17:34

Ratifican sanción a director de Comfenalco Valle

Sin embargo, la Procuraduría redujo de 10 a seis años la inhabilidad impuesta a Felice Grimoldi.

El directivo logró que se le redujera el castigo en un 40 %. Foto: Daniel Reina Romero / SEMANA

Felice Grimoldi, director de Comfenalco Valle y considerado uno de los zares de las cajas de compensación familiar en el país, quedó inhabilitado para ejercer cargos públicos durante seis años y tendrá que pagar una multa de 24 millones de pesos.

Así lo decidió María Eugenia Carreño, procuradora delegada para la Economía y Hacienda Pública, al dictar el fallo de segunda instancia del proceso disciplinario que se le adelantó a Grimoldi por presuntas irregularidades en el manejo de los dineros de la entidad a su cargo.

El 6 de agosto del 2015, el directivo había sido notificado de la providencia de primera instancia en la que se le marginaba de las funciones públicas por una década. Su defensa apeló esa decisión y logró un castigo menos severo. Dado que el Ministerio Público ratificó su responsabilidad en sólo dos de los cinco cargos por los cuales lo investigó, le redujo la inhabilidad en 40 %.

Así las cosas, Grimoldi no tendrá que pagar una multa de 37 millones de pesos, como estaba estipulado, sino soolo 24. Cabe aclarar además que, a pesar de las determinaciones, el directivo sigue ejerciendo su cargo.

La investigación empezó en marzo del 2015, cuando la Procuraduría encontró evidencias sobre un probable manejo irregular de los dineros parafiscales de Comfenalco Valle.

En su momento, el órgano de control disciplinario informó que el director de la caja enfrentaría cinco cargos por presunta violación al Código Único Disciplinario y catalogó las irregularidades como gravísimas y cometidas a título de culpa gravísima y culpa grave.
El caso estuvo en la mira de las autoridades a raíz de una publicación de SEMANA del 11 de octubre del 2014. El artículo, titulado 'La caja menor', expone pruebas documentales y testimoniales sobre presuntos hechos de corrupción que comprometerían una suma cercana a 14.500 millones de pesos.

Varios de los elementos que hicieron parte de ese trabajo periodístico fueron enviados a la Supersubsidio, a la Contraloría y a la Fiscalía por Juvenal Andrade, auditor de la caja. Nadie se explica por qué en ese entonces a las pruebas no se les otorgó la misma credibilidad que les concedió la Procucarduría. Lo lamentable del caso es que le costaron el puesto al auditor de la entidad.

Entre las cinco irregularidades que investigó y juzgó el Ministerio Público hay de todo: desde omisiones en los libros de contabilidad, no tener abiertas las cuentas bancarias para el manejo de los recursos de manera independiente, pasando por el presunto uso de subsidios liquidados y no cobrados.

En uno de los apartes de la sentencia se relata cómo se autorizó un pago por 10 millones de pesos a un directivo de Comfenalco, por concepto de viáticos, para asistir a una conferencia en Ginebra (Suiza), cuyo temario nada tenía que ver con el subsidio familiar.

Inicialmente, se denunciaron pagos de bonificaciones a directivos por valor $7.154 millones. Además, se dijo que el 67 % de esos bonos, que dentro de la contabilidad de la caja se denominaban “pagos de beneficios por mera liberalidad”, fueron a parar a los bolsillos del director general, Felice Grimoldi; el director de servicios de apoyo, Gustavo Adolfo Silva, y el gerente financiero, Wílmer Ramírez. Si bien la Procuraduría lo absolvío por estos hechos, la Contraloría los tiene como prueba en un proceso de responsabilidad fiscal.

Precisamente, el pasado 26 de enero ese organismo de control abrió otro frente de investigación preliminar en el que busca determinar alguna responsabilidad fiscal de Grimoldi en torno a los 7.154 millones de pesos que se pagaron en bonificaciones y de los que él mismo fue beneficiario.

El abogado Ignacio Plazas, uno de los defensores del procesado, le confirmó a este portal que demandará la decisión ante el Consejo de Estado, con la firme esperanza de que ese alto tribunal deje sin efectos este fallo sancionatorio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.