Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/13/2017 12:19:00 PM

Bula vs. Martorelli: alguien le miente a la justicia

El expresidente de Odebrecht en Colombia será clave para determinar la verdad sobre el giro de 4,6 millones de dólares de Odebrecht. Bula intenta negociar con una versión y el empresario logró beneficios con otra.

En medio de una negociación con la justicia de Brasil, el expresidente Odebrecht Colombia Eleuberto Martorelli lanzó una de las primeras revelaciones que sacudieron el ambiente político. Reveló que el excongresista Otto Nicolás Bula Bula hizo un trabajo de lobby para garantizar que se hicera la adición de la vía Ocaña-Gamarra, sin licitación pública, por el cual le habían pagado 4,6 millones de dólares. El polémico otrosí fue finalmente aprobado por la Agencia Nacional de Infraestructura. 

La declaración de Martorelli fue acompañada por los giros de Odebrecht al exsenador para demostrar cómo era su modus operandi. Pero la Fiscalía colombiana se encontró con una sorpresa cuando Bula aseguró que ese contrato era falso. Así, en este momento existen dos versiones encontradas ante la Justicia. ¿Quién miente? 

Puede leer: "Odebrecht: los caminos que conducen al Ñoño Elías"

El excongresista aseguró que de los 4,6 millones de dólares realmente él solo había recibido un millón. Y que ese monto, menos el 10 % para quien facilitó el ingreso del dinero al país y otros 200 millones para él, fue entregado a la gerencia de la campaña de Santos. 

Bula, con pruebas en mano, explicó a la Fiscalía que el contrato mediante el cual se le pagó una cuota de éxito de 4,6 millones de dólares fue simulado y tenía por fin justificar gastos que la compañía en Brasil no tenía soporte. Para ello entregó el archivo Word original, creado en el 2016 y no en el 2013 (fecha de la adjudicación de Gamarra-Ocaña).

Incluso, el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, entregó en su comunicado de prensa pistas de quién pudo haberlo hecho. Se refirió a “reconocidos profesionales del derecho”.

Le recomendamos: "La historia desconocida de Otto Bula: el ventilador de Odebrecht"

Esta semana, una comisión de la Procuraduría y del Consejo Nacional Electoral entrevistarán a Martorelli, quien tendrá que aclarar el asunto. Su declaración será clave para determinar si los 4,6 millones de dólares no fueron para Bula, ¿a quién y para qué los entregaron?

Y lo más importante: tendrá que confirmar o refutar la declaración de Bula que aseguró que por orden de Odebrecht en Brasil monetizó y entregó un millón de dólares a la campaña de reelección de Juan Manuel Santos.

A través de su abogado, Martorelli anunció que entregará nombres de personas y empresas beneficiadas en Colombia por cuenta de los sobornos en Ruta del Sol tramo 2 y la vía Gamarra-Ocaña.

Aunque esta declaración es prácticamente la pieza angular de un gran escándalo, la expectativa está en que la primera declaración de Martorelli se dio en el marco de una negociación con la justicia en Brasil y en consecuencia le podría costar un proceso por falso testimonio. 

Tampoco se sabe qué impacto pueda tener este choque de versiones con la negociación que directivos de Odebrecht llegaron con la justicia de Estados Unidos; en el acuerdo publicado por el Departamento de Justicia estaba la supuesta entrega de 4,6 millones de dólares como soborno por un contrato en Colombia. Sin embargo, si la versión de Bula es cierta, es todo un enigma qué pasó con los restantes 3,6 millones de dólares que Odebrecht dice haber pagado en Colombia.

Puede leer: "Los detalles inéditos del escándalo Odebrecht"

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.