Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/23/2014 12:00:00 AM

Procuraduría pone la lupa en las basuras de Medellín

El organismo inició una acción preventiva a raíz de las denuncias de usuarios.

Una acción preventiva ordenó la Procuraduría tras conocer la problemática generada por el presunto manejo irregular de residuos sólidos en Medellín. Lo hizo a través de la Provincial del Valle de Aburrá, con base en la información emitida por diferentes medios de comunicación y la ciudadanía.

Dentro de las actividades previstas en la acción preventiva iniciada el 14 de enero, los funcionarios de la Procuraduría adelantaron una primera visita el 15 de este mes a las oficinas de Empresas Varias de Medellín (Emvarias), la entidad estatal encargada de la recolección de basuras. Allí, los funcionarios del organismo de control verificaron la logística del proceso de recolección de los residuos.

Además, revisaron las actividades desplegadas por Emvarias en el mes de diciembre del 2013 y solicitaron documentación que será objeto de análisis dentro de esta acción preventiva. La delegada del Valle de Aburrá evalúa la respuesta dada por la empresa prestadora del servicio de aseo a los usuarios que presentaron denuncias en torno a la recolección de basuras.

Así mismo, realiza inspecciones a funcionarios de la Alcaldía de Medellín a fin de establecer si hubo irregularidades u omisiones en la prestación del servicio público de aseo.   

Finalizada la acción preventiva, la Procuraduría presentará a las autoridades administrativas de Medellín un informe con los hallazgos y las recomendaciones para buscar el mejoramiento y el correcto desarrollo de este servicio público, e iniciará las acciones disciplinarias si es del caso.
 
Además de la información recogida por los investigadores en las instalaciones de la empresa, el pasado 15 de enero, el exdirector de control interno de Emvarias, Jorge Lennin Urrego, envió un informe de 13 páginas a la Procuraduría y la Contraloría. Semana.com conoció el texto en el que se detallan irregularidades detectadas en los dos últimos años y sugiere una revisión a los contratos de Emvarias.

Según sus hallazgos, la contratación “no obedece a criterios de planeación, está concentrada en el gerente, no está delegada sino para minucias y este no le da el flujo oportuno y diligente a los procesos, las adiciones contractuales en los últimos dos años se volvieron la regla general en la contratación de la entidad, sobrepasando en muchos casos el 300 por ciento y sin ser dicho monto planeado o previsto en la estructuración financiera de los contratos iniciales”.  
 
En seguida, denuncia en su informe que “la entidad está capturada por un grupo específico de contratistas y no se hace nada por salir de dicha situación, como el caso específico de la contratación de reparaciones y repuestos para las máquinas barredoras, cuyo contratista es único siempre, e impone los precios que le vengan en gana”.
 
Según informes conocidos por Semana.com, la crisis de basura que afronta Medellín en los últimos meses se debe, en buena parte, a que el parque automotor de Emvarias es obsoleto. Los vehículos pasan la mayor parte de su tiempo en costosas reparaciones y, como tienen que salir de circulación, la recolección de las basuras se demora.
 
Como lo publicó esta revista el pasado 12 de diciembre en el artículo ‘Líos con las basuras: ¿ahora en Medellín?’, el retraso en las rutas para la recolección se volvió frecuente. Las quejas de los usuarios tuvieron un desbordado incremento en el 2013 en relación con años anteriores. En informes internos de Emvarias, se registró un total de 3.250 quejas en el 2011, y en el 2012 fueron 3.889 los usuarios que llamaron para reclamar porque no les habían recogido las basuras a tiempo.
 
Pero lo que pasó en el 2013 desbordó los promedios. Sólo en el primer semestre se presentaron 4.526 quejas y en el tercer trimestre fueron 4.281. La respuesta está en las graves fallas en el mantenimiento a los vehículos. Según la Contraloría de Medellín, “las intervenciones a los vehículos no son oportunas y son reiterativas”. Fuera de eso, la misma Contraloría halló debilidades en la adjudicación de los contratos porque se invitan empresas que no cumplen con la experiencia para ejecutarlos.
 
El detalle de lo que ha venido ocurriendo con los vehículos de Empresas Varias da cuenta de camiones que eran reparados y tenían que volver a los pocos días al taller porque seguían con el mismo problema. Según los contratos había garantías, pero inexplicablemente los funcionarios no las hicieron efectivas, sino que volvieron a pagar por los mismos arreglos.
 
Aparte de eso, se presentó el caso de camiones que estuvieron fuera de servicio varios meses y sus reparaciones costaron más del costo del mismo vehículo. Los ejemplos son contundentes. Un carro modelo 98 que tiene un costo de 66 millones de pesos, duró fuera de servicio 141 días y su reparación costó 111 millones de pesos.
 
Otro caso es el de un vehículo modelo 2006 cuyo costo es 106 millones. Estuvo fuera de servicio 167 días y por su arreglo pagaron 135 millones de pesos. Y otro carro idéntico, con el mismo costo, estuvo varado 273 días (casi todo un año) y su reparación costó 176 millones de pesos.
 
Hasta los vehículos relativamente nuevos están cayendo en la misma práctica. Un carro modelo 2007, que tiene un costo de 70 millones, duró averiado 228 días y pagaron 121 millones de pesos por su reparación. Otro informe interno detalló que a un mismo vehículo se le hicieron ocho reparaciones de una misma pieza en apenas dos meses. En fin, los casos son abundantes.
 
Lo que no está claro es por qué se estaban reparando vehículos con tantos años y a semejantes costos, cuando de la tarifa que pagan los usuarios mensualmente por la recolección de basura, un porcentaje tiene destinación específica para renovación del parque automotor. Y no es poca plata. En los dos últimos años sumaron 23.000 millones de pesos, sólo para comprar vehículos, y no se compró ni uno.
 
La empresa ha puesto el pecho al problema y ha propuesto como solución alquilar 50 vehículos a gas. Esta semana se publicaron las condiciones que debe cumplir la empresa que se gane el contrato. Los directivos de la empresa hablan de que el arriendo permitirá un ahorro de 7.000 millones de pesos.
 
Sin embargo, los precios del arrendamiento todavía no se conocen porque es parte de lo que deben proponer las empresas que quieran ganarse el contrato. Y el mismo pliego de condiciones abre la puerta para que el canon de arrendamiento se modifique sobre la marcha.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.