Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/04/01 21:32

Procuraduría investigará indignante episodio de alimentación de niños en Aguachica

Así lo anunció el jefe del Ministerio Público, Alejandro Ordóñez, quien además reclamó el concurso de las autoridades penales para actuar en este caso.

El ICBF afirmó que junto al Ministerio de Educación, la Defensoría del Pueblo y la Contraloría, realizará una visita a la institución. Foto: Archivo particular

El indignante video en el que se evidencian las condiciones precarias en las que reciben refrigerios los niños al cuidado de la institución educativa Sagrado Corazón, en Aguachica (Cesar), ya está en la mira de la Procuraduría.
 
El jefe del Ministerio Público, Alejandro Ordóñez, dijo que ordenó la apertura de una investigación, para establecer qué funcionarios pueden ser los responsables de estas irregularidades.
 
El miércoles pasado el país se estremeció con un video que pone en evidencia las condiciones indignas en las que un grupo de niños que se encuentra bajo la protección de un hogar infantil en Aguachica (Cesar) reciben la alimentación.
 
En la pieza audiovisual se nota que los niños reciben una ínfima ración de comida, sin el menor cuidado de las condiciones de salubridad. Sin embargo, en la misma escena se ve cómo los pequeños son fotografiados tras un plato de comida que es muy distinto al que en realidad reciben.
 
La reacción de repudio de las instituciones no se hizo esperar. El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, le pidió a la Fiscalía que adelantara las investigaciones a las que hubiera lugar. Además, el alcalde del municipio, César Henry Montes, anunció la suspensión del contrato por medio del cual se suministraban los refrigerios. Otras autoridades locales como la Entidad Territorial Certificada en Educación (ETC) de Cesar anunciaron medidas.
 
Por último, el ICBF afirmó que junto al Ministerio de Educación, la Defensoría del Pueblo y la Contraloría, realizará una visita a la institución.
 
Ahora es el procurador Alejandro Ordóñez quien se suma a este ejercicio de control. Además, dijo que las autoridades administrativas y penales deben tomar cartas en el asunto de manera articulada.
 
Precisó que la situación es grave y merece una intervención urgente, pues en los últimos años se han multiplicado los casos en los que los particulares encargados de proteger a la niñez se convierten en su más claro verdugo.
 
No en vano, dice, se han adelantado más de 20 procesos en los que se han producido episodios parecidos. En los últimos meses, afirmó se han tomado unas cinco decisiones sancionatorias.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.