Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2016/01/06 12:22

No hubo fraude en concurso: Procuraduría

La entidad determinó que las denuncias sobre la supuesta filtración de las pruebas de conocimiento fueron infundadas.

Ordóñez deberá sugir adelante con el concurso para procuradores judiciales. Foto: Archivo particular

Pese a los traumatismos que ha enfrentado el concurso para elegir 750 procuradores judiciales I y II, todo parece indicar que en el 2016 estos cargos serán ocupados por funcionarios de carrera y no por personas que llegaron a la entidad por nombramiento del jefe del organismo de control.

La cabeza de la entidad ordenó seguir adelante con el trámite, luego de que se archivó la investigación que se inició por el supuesto fraude que rodeó el proceso de selección. Concluyó que las denuncias fueron infundadas.

En el 2013, la Corte Constitucional tumbó una norma que le permitía al procurador nombrar a conveniencia a los procuradores judiciales I y II. Para muchos, esa decisión impediría hacer de esas plazas una herramienta clientelar, pues obligaba a nombrar por concurso a quienes las ocuparan.

El jefe del Ministerio Público presentó algunos recursos para evitar que se hiciera efectivo ese fallo. Interpuso un incidente de impacto fiscal aduciendo serias dificultades para financiar las convocatorias y radicó un recurso de nulidad de la sentencia. En ambas oportunidades fracasó.

La Procuraduría no tuvo más remedio que abrir la convocatoria. A ella se presentaron miles de abogados esperanzados en hacerse a uno de los cargos, que ofrecen salarios de entre siete y 20 millones de pesos. Entre los concursantes se cuentan los funcionarios que fueron nombrados en provisionalidad.

Los resultados no fueron muy favorables para quienes en la actualidad ocupan esas plazas. Sólo el 10 % de ellos obtuvieron calificaciones favorables para ingresar a la lista de elegibles.

Todo parecía indicar que al menos el 90 % de las procuradurías judiciales I y II serían ocupadas por nuevos funcionarios. Pero la trasparencia del proceso fue puesta en entredicho. A la Procuraduría y a la Fiscalía llegaron anónimos en los que se informaba sobre la supuesta filtración de las preguntas de la prueba de conocimiento antes de ser practicada.

Frente a estas denuncias, el Ministerio Público se vio obligado a abrir una indagación el 2 de diciembre pasado. Por los mismos motivos, el procurador Alejandro Ordóñez le pidió al jefe de Selección y Carrera, José Fernando Berrío, no continuar con el trámite para nombrar a los ganadores del concurso.

Concretamente, el jefe de la entidad ordenó al funcionario que se abstuviera de adelantar cualquier trámite administrativo inherente al análisis de los antecedentes, que era la última etapa del concurso. Así lo informó también en respuesta a un derecho de petición que presentaron 11 de los procuradores judiciales aspirantes.

Los investigadores ya tomaron sus decisiones. Quienes asumieron la indagación establecieron que como la denuncia era infundada, la oficina de Selección y Carrera debía seguir adelante con el proceso de selección. Así se lo comunicaron también al presidente de la Comisión de Carrera de la Procuraduría, Ciro Eduardo López, y a la propia Fiscalía General de la Nación.

Pese a la buena noticia para los ganadores del concurso, su futuro sigue siendo incierto. En respuesta a otro derecho de petición, el procurador Alejandro Ordóñez informó que la ley ofrece cierta libertad frente a la disposición de las fechas para informar los resultados, por lo que invita a los interesados a permanecer atentos a informarse en la página web de la entidad, sin precisar concretamente cuándo habrá humo blanco.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.