Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2015/10/26 11:55

Un pitbull, la nueva preocupación de la Procuraduría

El Ministerio Público pidió explicaciones a la Policía Metropolitana de Bogotá por la muerte de un canino, presuntamente a manos de un miembro de esa institución.

La muerte del Pitbull a manos de un suboficial de la Policía, en el barrio Torremolinos, en el sur de Bogotá, causó indignación la semana pasada. Foto: Archivo SEMANA

La muerte de un Pitbull a manos de un suboficial de la Policía, en el barrio Torremolinos, en el sur de Bogotá, causó indignación entre los vecinos del sector el pasado martes, cuando se produjo el incidente.

De acuerdo con la información de las autoridades, el uniformado caminaba por un parque y se puso nervioso porque el animal no tenía bozal. Aduciendo defensa personal, el suboficial desenfundó el arma de dotación y le disparó al canino.

El dueño del perro, sin embargo, tiene otra versión. Le aseguró a la Policía que su mascota sí tenía el bozal reglamentario e, incluso, durante el episodio, intentó calmar los ánimos y pidió al uniformado que se tranquilizara porque su perro no le iba a hacer daño.

Ante las versiones encontradas,  la Procuraduría pidió al comandante de la Policía de Bogotá, general Humberto Guatibonza, entregar un informe respecto a la conducta del funcionario implicado en los hechos. El Ministerio Público quiere evitar que este tipo de episodios se tornen reiterativos en relación al maltrato de animales por parte de funcionarios adscritos a la Policía de la capital.

“El que cause daño a un animal o realice cualquiera de las conductas consideradas como crueles por la Ley, será sancionado con la pena prevista para cada caso”, expresó la Procuraduría.

Para la investigación se tendrá en cuenta que en el lugar de los hechos estaban presentes mujeres y niños que quedaron, según el propietario del animal, atónitos ante la situación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.