Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/29/2016 9:29:00 AM

La exótica petición de la Procuraduría en favor de un general

El jefe del Ministerio Público solicitó al Ministerio de Defensa explicaciones sobre el caso de un general que afirma ser un perseguido de 'Timochenko'.

Poco antes de las 6 de la mañana de este martes la Procuraduría General emitió un comunicado que, por decir lo menos, ha causado desconcierto, pero que sin duda dará mucho de qué hablar.

“El procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, solicitó a través de una comunicación escrita al ministro de la Defensa, Luis Carlos Villegas, claridad respecto a la situación del señor brigadier general Mauricio Enrique Forero Cuervo, en relación con hechos que puso en consideración del ente de control y que podrían afectar sus derechos además de la vigencia y el ordenamiento jurídico colombiano”, dice el comienzo del comunicado.

“De acuerdo con lo expuesto por el señor general Forero Cuervo, el comandante general de las Fuerzas Militares, general Juan Pablo Rodríguez, le solicitó la renuncia del servicio activo debido a un “requerimiento de carácter político”, el cual estaría relacionado con la “intención de Timoleón Jiménez, alias ‘Timochenko’, máximo cabecilla de las FARC”, de retirarlo “valiéndose de una estrategia que en su momento influyó a la revista Semana”, según lo entregado por el alto oficial.

“El documento que examinó el jefe del Ministerio Público señala que la situación “fue conocida a través de una comunicación estratégica obtenida el 26 de septiembre del 2014 por el brigadier general Martín Fernando Nieto”, jefe de Inteligencia y Contrainteligencia del Comando General de las Fuerzas Militares, el cual fue puesto en conocimiento del exministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, y del general Juan Pablo Rodríguez”.

“Según la solicitud, con esta decisión el gobierno nacional cumpliría la petición de las FARC de castigar al brigadier general por las operaciones que él llevó a cabo en contra del grupo insurgente”, afirma otro de los apartes del comunicado emitido por la Procuraduría.

En la comunicación, el procurador general de la Nación aseveró que “sería de máxima gravedad que la continuidad de soldados y policías estuviera interferida por intereses criminales que, con la excusa de un proceso de paz, permitiera a las FARC disponer sobre la carrera de los integrantes del Ejército Nacional, desconociendo el examen objetivo de los méritos superiores con los que cuenta un miembro de la institución para permanecer y ascender en la misma”.

“Muy lesivo para la unidad de la Fuerza Pública y la legitimidad del mando civil y militar que los esfuerzos que se adelantan en La Habana pudieran de algún modo condicionar al gobierno nacional en sus decisiones respecto a qué oficiales o suboficiales continúan o no en la institución castrense. Los resultados en el combate a las FARC que contribuyeron a mejorar la seguridad de los ciudadanos, proteger sus derechos y doblegar a esa organización criminal, no se pueden convertir en tacha para que oficiales y suboficiales continúen activos en las Fuerzas Militares”, concluyó el jefe del Ministerio Público.

La petición de la Procuraduría llama la atención por varias razones. Se trata de una de las pocas oportunidades en que esa entidad solicita explicaciones al Ministerio de Defensa para justificar el llamamiento a calificar servicios de un oficial, lo cual está contemplado en la facultad discrecional que permite retirar a los integrantes de la fuerza pública por diversos motivos. Sin embargo, eso no es lo más llamativo.

Resulta exótico, por decir lo menos, que la Procuraduría en el comunicado acoge como válidos los argumentos del general Forero cuando afirma que existe una petición o una conspiración de ‘Timochenko‘, jefe de las FARC, para ser retirado del Ejército.

El argumento presentado por Forero fue capitalizado por el procurador Ordóñez, abierto crítico del proceso de paz, quien en el comunicado afirma que “sería de máxima gravedad que la continuidad de soldados y policías estuviera interferida por intereses criminales que, con la excusa de un proceso de paz, permitiera a las FARC disponer sobre la carrera de los integrantes del Ejército Nacional, desconociendo el examen objetivo de los méritos superiores con los que cuenta un miembro de la institución para permanecer y ascender en la misma”.

Si bien es claro el interés político del procurador es evidente también que esa entidad posiblemente desconoce algunos de los polémicos episodios en los que se ha visto salpicado el general Forero, a pesar de que fueron públicos.

El 3 de febrero del 2014 Semana.com reveló una investigación titulada “Caso chuzadas: el misterio de la sala gris.

El artículo contaba cómo en la Central de Inteligencia Militar (CIME), dirigida en ese momento por el general Mauricio Forero, existía una sala de interceptaciones telefónicas, conocida como la sala gris, la cual había sido desmontada en su totalidad en agosto del 2013 por la Fiscalía General debido a las denuncias según las cuales desde allí se habrían realizado interceptaciones ilegales. “Ante las versiones que empezamos a tener sobre irregularidades optamos por cortar por lo sano y desmontar y trasladar la ‘sala gris‘ de inteligencia militar y traerla al búnker, en donde hay posibilidades de tener mayores controles”, explicó en su momento el fiscal general de la Nación, Eduardo Montealegre, a Semana.com.

Un informe de auditoria de la Fiscalía descubrió que de los 440 cupos con los que contaba la sala gris para realizar igual número de interceptaciones telefónicas, por lo menos 110 no tenían ningún tipo de soporte, es decir, no cumplían con los requisitos para interceptar legalmente.

En un segundo artículo titulado “ grises antecedentes” Semana.com también reveló como esa sala de interceptaciones ya había protagonizado otros escándalos. Allí fue donde se interceptó ilegalmente al entonces magistrado estrella de la parapolítica, Iván Velásquez, en unas conversaciones con su familia y con el agregado judicial de la embajada de Estados Unidos en Bogotá.

Una operación de la DEA y la Fiscalía terminó con la captura y la posterior extradición de Ramiro Antury, quien como fiscal 10 antiterrorismo delegado ante las Fuerzas Militares durante años fue uno de los hombres más cercanos, apreciado y de confianza de la CIME que lo veía como uno de los suyos y con acceso a la información de la ‘sala gris,’ la cual utilizaba para poner al servicio de la mafia.

En octubre de 2014 una nueva investigación de Semana.com reveló la existencia de una polémica lista que contenía un extenso y detallado archivo de hoja de cálculo que contiene decenas de direcciones de correos electrónicos de periodistas nacionales y extranjeros, de importantes funcionarios de la Oficina del alto comisionado para la Paz, embajadores y miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja, entre muchos otros, que tenía la Central de Inteligencia Militar (CIME).

Tras esa revelación, el general Forero fue enviado a vacaciones por orden de sus superiores y posteriormente fue enviado como agregado militar a China por instrucciones del entonces comandante del Ejército, general Jaime Lasprilla. Todos estos episodios produjeron adicionalmente un revolcón total en la CIME que terminó en una completa restructuración de esa unidad de inteligencia militar.

Hace pocas semanas el general Forero regresó de su comisión en el exterior y salió a vacaciones. Estando en su descanso realizó la petición a la Procuraduría que hoy emitió el comunicado pidiendo explicaciones sobre su caso.

Sobre los episodios en los que se vio involucrado el general Forero mientras se desempeñó como jefe de la Central de Inteligencia Militar existen varias investigaciones en la Fiscalía General, las cuales están vigentes. Por ello al buscar al procurador, el alto oficial estaría acudiendo a una jugada con el fin de evitar ser llamado a calificar servicios. Con el argumento de que ‘Timochenko’ pidió su cabeza estaría pretendiendo evitar salir del Ejército. Falta ver si esa jugada política le dará resultado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.