Sábado, 25 de octubre de 2014

| 2013/07/09 00:00

Procuraduría puso en la mira al gobernador de La Guajira

El Ministerio Público abre indagación preliminar contra el controvertido Juan Francisco Gómez.

La investigación preliminar tiene que ver con posibles irregularidades en los principios de la contratación pública. Foto: SEMANA.

No hay un mandatario seccional más intimidante en el país que el gobernador de La Guajira. Y no es para menos. Juan Francisco Gómez Cerchar tiene encima gravísimas acusaciones: alianzas con bandas criminales, amenazas a periodistas, homicidios, entre otros señalamientos. A cualquier otra persona semejante prontuario le quitaría el sueño. En su caso, dice, duerme plácido porque tiene la conciencia tranquila. Ahora, sin embargo, se cierne sobre él un hecho que bien podría inquietarlo: la Procuraduría General de la Nación le abrió una indagación preliminar.

Aunque se trata de delitos menores comparados con una acusación de asesinato, en otros caso el jefe del Ministerio Público, Alejandro Ordóñez, ha dado muestras de usar su mano firme en la toma de decisiones, por lo que en este caso algunos pronostican que ‘Kiko’ Gómez, como le llaman, podría ser retirado de su cargo.

La investigación preliminar tiene que ver con posibles irregularidades en los principios de la contratación pública como selección objetiva, igualdad y transparencia. Semana.com conoció que dentro de las pruebas que tiene el Ministerio Público está un informe presentado por la Procuraduría Delegada para la Vigilancia Preventiva de la Función Pública que deja evidencias de posibles faltas cometidas al Régimen de Contratación Estatal.

En términos sencillos lo que busca la Procuraduría es establecer si una serie de contratos fueron otorgados a dedo y sin la realización de estudios y otros requisitos indispensables.

Específicamente los contratos sobre los cuales tiene la ‘lupa’ la Procuraduría están relacionados con “la inclusión de requisitos habilitantes que podrían limitar la libre concurrencia, como la visita al sitio de las obras, no sólo con carácter obligatorio, sino como requisito habilitante, o incluso, como un factor de calificación de la oferta”. En la práctica, esto significa que muchas de las exigencias contempladas en la ley eran misteriosamente omitidas por el mandatario.

Igualmente se ha ordenado una versión libre al gobernador 'Kiko' Gómez para que explique las posibles irregularidades en la contratación del departamento. También se solicitó una copia de los contratos de malla vial y reparación de estructuras para revisar si los requisitos se ajustan a la ley.

Aunque se trata de hechos de corrupción y no delitos de sangre, la investigación de la Procuraduría sacudió el ambiente en el departamento pues es la primera vez que una autoridad se atreve a meterse con él.

Toda la gestión del gobernador desde su posesión ha sido controvertida. Ha estado fuertemente cuestionado por sus decisiones como mandatario, pero, lo más grave, por su presunta relación con la muerte de Yandra Brito, exalcaldesa de Barrancas, y la Chachi Hernández Sierra, hija de la líder de los Wayúu en Maicao.

'Kiko' Gómez ha negado rotundamente que haya tenido participación alguna en los crímenes, sin embargo, el miedo es la sensación permanente en todos los habitantes de La Guajira.

Hace un breve tiempo, el gobernador fue portada de SEMANA en su edición impresa. “En la cultura guajira no se mata a las mujeres. Eso, al menos, era la tradición. Y por eso el departamento está aterrado con el reciente asesinato de dos mujeres reconocidas en la región: Yandra Brito, exalcaldesa de Barrancas, el pueblo en el que queda la mina del Cerrejón, y la Chachi Hernández Sierra, hija de la líder de los Wayúu en Maicao, Francisca Sierra, conocida como Mamá Franca. Pero lo más aterrador es que, en ambos casos, se señala como autor intelectual a Juan Francisco Gómez, más conocido como Kiko Gómez, al actual gobernador de La Guajira”, decía la investigación de esta revista.
 
“A Yandra la asesinaron en agosto pasado en Valledupar. Se acercaron dos motos a su carro, una a cada lado, y le descargaron 20 tiros. A la Chachi la mataron en noviembre cuando salía de su almacén en El Rodadero de Santa Marta. Las dos tenían 48 años y las mamás de ambas habían advertido, cada una por su lado y en denuncias formales ante la Fiscalía, que si su hija era asesinada el responsable era el gobernador”, reveló SEMANA.
 
“En el funeral de la Chachi, Mamá Franca, una matrona de 76 años, cortó de un tajo los murmullos del velorio de su hija con un grito seco: ‘El gobernador mató a mi hija’. Y la mamá de Yandra, doña Nedda Carrillo Moscote, también lo denunció tras la muerte de su hija, a través de una carta al alto gobierno en Bogotá: “La reciente muerte de mi hija me obliga a reafirmar que este crimen fue autorizado y pagado por Juan Francisco Gómez Cerchar”. El gobernador niega todo. “Yo no tuve negocios ni tuve relación con esa delincuente Chachi Hernández. Si me acusan tienen que demostrarlo. Yo no tengo ninguna investigación formal. Y en el caso de Yandra Brito tuve una investigación y la cerraron. ¿Cómo usted me va a decir que yo participé de eso?”, dijo Kiko Gómez en esa ocasión. Ahora hay que esperar para ver qué respuesta le da a la Procuraduría.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×