Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2016/03/16 23:53

Lupa de la Procuraduría en caso que involucra a hijos del expresidente Uribe

El Ministerio Público anunció vigilancia especial a la investigación sobre supuestas presiones para que el “zar de la chatarra” declarara en contra de Tomás y Jerónimo Uribe.

Tomás y Jerónimo Uribe. Foto: Archivo SEMANA

James Francisco Arias Vásquez, conocido como el “zar de la chatarra”, fue interrogado este jueves sobre las supuestas presiones que recibió del Gobierno para que incriminara a los hijos del expresidente Álvaro Uribe con algunos de sus negocios ilícitos. Por eso, la Procuraduría anunció que mantendrá su ojo vigilante sobre el caso.

Para conseguirlo, nombró una agencia especial que informará periódicamente sobre los avances de la indagación que se inició a raíz de las denuncias que hicieron los hijos del senador del Centro Democrático y el mismo parlamentario.

Hace casi dos semanas que el expresidente Álvaro Uribe denunció que el fiscal Eduardo Montealegre estaba dispuesto a meter a sus hijos en líos penales. Lo hizo días después de la detención de su hermano Santiago, a quien se le adjudica haber comandado un grupo paramilitar conocido como los ‘Doce Apóstoles‘.

En ese entonces el expresidente también aseguró que el excandidato a la jefatura del Estado por el Centro Democrático Óscar Iván Zuluaga y su hijo también estaban en la mira del jefe del ente acusador. Desde ese momento emprendió el contrataque con el que ha pretendido demostrar que él, su familia, amigos y copartidarios han sido víctimas de un complot orquestado desde el mismo Gobierno.

Por eso, Tomás y Jerónimo Uribe han tratado de convencer a la Fiscalía de que funcionarios del Ejecutivo han ejercido presiones indebidas sobre el llamado "zar de la chatarra" y su esposa para tratar de relacionarlos con algunas de las actividades que este hombre admitió haber ejecutado.

Por eso, fue llamado a declarar este miércoles por un grupo de investigadores del ente acusador. Se busca que el procesado diga si alguien lo contactó desde el alto Gobierno para mentir respecto a la participación que habrían tenido Tomás y Jerónimo Uribe en el negocio de las basuras.

Según el expresidente Uribe, las presiones vinieron del exsecretario de Transparencia, Camilo Enciso. Por eso, la Fiscalía también lo llamó a declarar, para que explique si se ha reunido  con Arias y si ha intentado persuadirlo para que declare en contra de la familia Uribe Moreno.

Tras el inicio de este indagación, la Procuraduría pretende seguirle la pista a cada centímetro del caso. De ahí la conormación del equipo especial que informará sobre los avances del proceso que involucraría al alto Gobierno, a los hijos de un exmandatario y a un hombre que admitió haber simulado importaciones para defraudar a la Dian.

El Ministerio Público no quiere dejar ruedas sueltas que hagan que se disminuyan garantías del debido proceso para las partes por gestiones indebidas de los aparatos de poder que tienen parte en esta complicada maniobra jurídica.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.