Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/23/2013 1:00:00 AM

El horror como industria

Escobar ha sido protagonista de largometrajes, telenovelas, libros, ‘tours’ guiados y hasta de camisetas y pantalones. SEMANA presenta una selección.

La necropsia
Siendo las 3 de la tarde del 2 de diciembre de 1993, se inició la necropsia número 93.6791 al cuerpo de quien en vida respondía al nombre de Pablo Emilio Escobar Gaviria. Según se lee en el informe, su cuerpo de 1,66 metros llegó tibio y flácido. Tenía tres orificios de impacto de balas: una que entró por encima de la oreja derecha y salió debajo de la oreja izquierda. Otra que ingresó por el costado derecho de la espalda y no salió. Y una más que atravesó su muslo izquierdo. Las heridas le habían provocado hemorragias internas. El análisis del cuerpo duró tres horas. El médico concluyó: “El deceso (...) fue consecuencia natural y directa del ‘shock’ traumático por las heridas en cráneo y cuello causadas por proyectil de arma de fuego. Lesiones que tuvieron un efecto de naturaleza esencialmente mortal”. Escobar tenía una proyección de vida de 22,3 años más.

El ‘narcotour’
Roberto Escobar, conocido como el Osito, hermano y compañero de andanzas de Pablo, creó una industria alrededor de su nombre. Después de probar las mieles del poder y del dinero producto del narcotráfico, ahora administra una empresa turística. Se llama Pablo Escobar Tour y, como su nombre lo indica, consiste en un recorrido por los sitios que más frecuentaba el capo. El plan cuesta 1.000 dólares y dura cuatro días. Parte del Museo de la Policía en Bogotá y pasa por lugares desconocidos donde se alojaba Escobar. Va a Doradal y la Hacienda Nápoles, con posibilidad de acampar allí. Finalmente, llega a Medellín, para visitar los edificios Mónaco y Dallas, el cementerio Montesacro, donde está su tumba. La empresa ofrece otros planes más sencillos, con recorridos únicamente en Medellín, por 50 dólares.

Las camisetas
El hijo de Pablo Escobar, Sebastián Marroquín, creó la firma Escobar-Henao, con el objetivo de hacer del nombre de su padre una marca internacional. Diseña, produce y vende camisetas y pantalones con estampados inspirados en el patrón del mal. La más reciente ocurrencia fue adornar la ropa con imágenes de la cédula de ciudadanía, el certificado judicial y la tarjeta de crédito de Escobar. El precio de las prendas, disponibles en internet, oscila entre los 60 y 95 dólares.

El álbum
En 2012, los niños de los barrios periféricos de Medellín sorprendieron con una inesperada moda. Se trataba del álbum de Pablo Escobar, que empezó a circular a raíz de la serie de televisión El patrón del mal. Era un álbum hechizo, donde aparecía una pequeña biografía del capo y se vendía en las calles, tiendas y cacharrerías. Costaba 2.000 pesos y cada paquete de tres figuras, 300. El álbum era pequeño, de 12 centímetros por 17 y las fotos venían con los personajes de la novela. La promesa era que quien lo llenaraº podía ganarse premios, como MP3, iPod, memorias USB, balones, relojes o bafles USB.

Hacienda Nápoles
La que fuera la propiedad más lujosa y emblemática de Pablo Esobar pasó a convertirse en el Parque Temático Hacienda Nápoles. El lugar cuenta con un amplio zoológico, atracciones acuáticas y réplicas de dinosaurios. Hoy es uno de los sitios turísticos más visitados del municipio de Doradal en Antioquía.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.