Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/07/01 23:27

¿Por qué Peñalosa acabó programa de bicicletas de Petro?

Se trata de la iniciativa ‘Bicicorredores’ en la cual los usuarios tenían la posibilidad de usar estos vehículos de manera gratuita.

Gustavo Petro y Enrique Peñalosa. Foto: Archivo SEMANA

El alcalde Enrique Peñalosa y su antecesor Gustavo Petro son polos opuestos y tienen una visión de ciudad diferente. El primero aboga por el control y el otro pone énfasis en lo social. A pesar de las diferencias de los dos políticos, coinciden en un tema: el uso de la bicicleta como medio de transporte alternativo para Bogotá.

Son bien conocidas las ventajas que los ciclistas tienen con el uso de este vehículo: se transportan más rápido, no contaminan y trae beneficios para la salud. Teniendo en cuenta esas características, la administración Petro lanzó en 2012 un programa para estimular el uso de las bicis llamado ‘Bicicorredores’.

Le recomendamos: ¡Qué viva la revolución de la bicicleta!

En varios puntos de la ciudad la administración anterior creó un programa de préstamo gratuito de bicicletas el cual tenía como propósito que los usuarios tuvieran la posibilidad de transbordar para llegar a sus destinos. Pero la administración Peñalosa anunció que ese programa, que costaba 9.200 millones de pesos, quedaba terminado.

De inmediato los críticos de la administración, entre ellos los aliados a Petro, alzaron sus voces para cuestionar no solo el retiro de este programa, también que se estuvieran dejando de lado las iniciativas de la administración anterior, ante esa decisión, algunos señalaron a Peñalosa de hacer revanchismo político.

Los críticos le reclamaron a Peñalosa por su presunto “doble discurso” porque montó su estrategia de campaña desde una bicicleta y ahora estaba acabando con un programa que estimulaba su uso.

Aunque se escucharon las razones por el desmonte del programa y el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, dijo que se construirían 120 kilómetros de ciclorutas, lo cierto es que quedó en el aire el por qué de la decisión.

Semana.com consultó por el tema y la respuesta de fondo para que se desmontara esta iniciativa es financiera: por costo-beneficio los usuarios no estaban usando este sistema.

En la administración Petro se crearon seis puntos de entrega de bicicletas, al hacer el corte de cuentas los asesores del alcalde encontraron que la inversión no se justificaba con el uso de los ciudadanos quienes debían registrarse.

En la Universidad Nacional, uno de los sitios con mayor demanda, este vehículo era usado por 244 personas cada día en promedio. En El Virrey la utilizaban 96, en el Eje Ambiental, 24; en el punto de Mundo Aventura, 18; carrera Séptima, 312 y en El Tunal, 5.

Las cifras, para la administración, no justifican esta inversión de cuatro años. Se esperaba que cada día las biciletas fueran usadas por 12.000 personas. “Este era un programa que tenía un bajo impacto y por eso había que terminarlo”, señaló un alto funcionario a este portal.

Para la administración Peñalosa, las acciones en torno a la bicicleta deben estar encaminadas en lograr la mayor participación de los bogotanos.

Consulte: Así será la Bogotá del futuro, según Peñalosa

A parte de la construcción de más kilómetros de ciclorrutas, la Alcaldía tiene el compromiso de conservar 100 kilómetros más de estas vías y adaptar ciclo-estacionamientos en puntos del sistema de transporte público. Solo el tiempo dirá si la Administración tenía o no la razón.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.