Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/30/2017 1:49:00 PM

Los argumentos para enviar a prisión a los presuntos miembros del MRP

La juez tuvo en cuenta elementos encontrados en los allanamientos: mapas, rutas de escape, análisis de la vigilancia del centro comercial Andino. También seguimientos que mostrarían actitudes sospechosas y a un testigo que habría sido retenido.

Sobre la jueza 47 de control de garantías recayó la responsabilidad de definir, en un primer momento, la situación jurídica de los presuntos miembros del MRP, algunos de los cuales serían responsables del ataque al centro comercial Andino en el que murieron tres personas. Este viernes, decidió enviar a ocho de ellos a prisión, mientras comienza el juicio.

Según la jueza, un análisis de los hechos y las evidencias encontradas lleva a una primera conclusión: existiría un grupo que se ha conformado para realizar actos de zozobra que tienen como fin generar golpes en la opinión pública. "Estos elementos son recurrentes, llama la atención que detrás de estos hay (...) ideologías contra el régimen democrático y que utilizan elementos que identifiquen la autoría para llamar la atención".

En contexto: A prisión los ocho capturados por el caso del Centro Comercial Andino

Según la funcionaria, el accionar fue escalando y se adoptó un modelo común en varios de esos objetivos: "utilizar inmuebles que eran ofrecidos en arrendamiento (...) y ubican en estos propaganda o petardos".

La relación con Mateo Gutiérrez

Tras esos actos, las autoridades identificaron a varias vícitimas que habrían tenido contacto con los agresores y que dieron declaraciones o reconocieron retratos hablados. Con esa información, se habría dado en principio con la ubicación de los responsables de estos hechos, como el caso de Mateo Gutierrez León (capturado en febrero) quien, según las autoridades, ya había sido ubicado entregando planfletos en la plaza de Bolívar en un acto publico del movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP).

A él, las autoridades lo comprometen en atentados efectuados entre los años del 2015 y 2017. Frente a estos casos, ubicaron a un joven que señaló que Gutiérez lo amordazó y lo amedrentó, ubicó panfletos y explosivos, y tiempo después detonó un artefacto.

Luego de estar un tiempo en Cuba, Gutiérrez habría regresado al país y, según recogió la jueza en su argumentación, se reunió con cuatro de los hoy capturados por el atentado contra el centro comercial Andino.

El petardo contra la DIAN

Según la Fiscalía, Andrés Mauricio Bohorquez y Juan Camilo Pulido fueron capturados por llevar un artefacto explosivo improvisado a base de amonal -la misma sustancia que fue utilizada en otros eventos- el 18 enero del 2017, cuando estalló un petardo en un apartamento cercano a una sede de la DIAN, en Bogotá.

Puede leer: ¿Quiénes son las tres jóvenes señaladas por el atentado en el Andino?

Esa detonación se habría dado en el edificio Salgado, donde había un aviso de arrendamiento de un inmueble. Según el relato de un testigo, la persona que arrendaba recibió una llamada de alguien que le dijo estar interesado en el apartamento. Concretó una cita y en ese lugar, lo inmovilizaron, lo ataron de pies y manos y le pusieron cinta en su boca. Luego dejaron un artefacto que explotó e izaron una bandera del MRP.

El testigo señaló a Andres Mauricio Bohorquez y Juan Camilo Rivera como las personas que ingresaron ese 18 de enero al apartamento que estaba en arriendo. Para la jueza, esas pruebas le permiten la inferencia razonable de que los imputados pueden ser autores y partícipes de los hechos.

El Andino

Otro de los argumentos que tuvo en cuenta la jueza para tomar la decisión de enviar a los capturados a prisión fueron las pruebas que presentó la Fiscalía en torno al ataque al centro comercial Andino. Los investigadores encontraron una agenda en la residencia de Boris Quijano, cuyos apuntes harían referencia a actividades previas para planificar y desarrollar el atentado.

En contexto: Pistolas, explosivos y documentación falsa, lo que encontró la Fiscalía en allanamientos por Andino

"En esos documentos se determinan direcciones aledañas, las posibles rutas de huida, (...) frecuencias de la rondas de vigilancia y números de patrulla y la forma cómo podían pasar sin que llamaran la atención", resumió la jueza en su argumentación.

"Lo que dejan entrever las vigilancias es que los encuentros que sostenían estas personas (los capturados) no estaban originados en actividades sociales", agrega la funcionaria judicial. Y luego explica que hubo encuentros en la casa de Boris Rojas Quijano, "y lo que se aprecia es que cuando llegaban a estos lugares estaban pendientes de que no los estuviesen siguiendo, o cuando salían de estos sitios de reunión tomaban rutas diferentes de manera inmediata, haciendo ver que no había una correlación entre ellos".

La jueza también tuvo en cuenta que en varios de los allanamientos a las viviendas de los capturados hallaron celulares sin sim card, alambres para activar petardos, dispositivos electrónicos para la activación de cargas, documentos donde se dan los parámetros para elaborar explosivos caseros y hasta pólvora negra.

Entre otras evidencias, se estableció que Natalia Trujillo estuvo junto a otra mujer, que aún no ha sido capturada, en un café internet. Allí consultaron planos del centro comercial Andino y de barrios aledaños. "Estas actividades son indicativas de la participación activa en la comisión de estos hechos, sin necesidad de realizar presencia en este lugar", concluye la jueza.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.