Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/23/2012 12:00:00 AM

¿Puede una nariz condenar a Sigifredo López?

Tras la revelación de un video en donde se ve la nariz de un hombre que planea el ataque a la Asamblea del Valle, el país se pregunta si esa es una prueba sólida para sentenciar que esa persona es Sigifredo López.

La nariz ha sido agraciada protagonista de la literatura universal: "Mi nariz es una península desde la que podrían botarse barcos", exclamaba el francés Cyrano de Bergerac. "Érase un hombre a una nariz pegado", recitaba el español Francisco de Quevedo. Con un tono más inquietante, Oswaldo Forero, abogado de Sigifredo López, se pregunta: "¿Puede la punta de la nariz condenar a mi cliente?". Él mismo responde tajante: "No". Y sentencia: "Esa es una prueba muy endeble".

Se refiere a la nariz y parte de la boca de un hombre que aparece en un video divulgado por Noticias RCN en el que se planea la toma del edificio de la Asamblea del Valle, en Cali, y el posterior secuestro de los diputados.

Para Forero, "una punta de una nariz y de un labio" no son "elementos para identificar a una persona". Por eso, exigió llevar el video a instancias internacionales. Según él, es indispensable hacer los cotejos científicos con las herramientas más rigurosas. De esta manera, cree, se demostrará la inocencia de su cliente.
 
"No pueden ser cotejos hechos por la Dijín de la Policía Nacional, sino en laboratorios que den plena garantía porque es prácticamente imposible que la Dijín entregue una opinión distinta a la que ya dio".

A esta conclusión llegó Forero por las filtraciones a cuentagotas que, en su concepto, buscan culpabilizar a Sigifredo López. Primero, unos correos del computador de Alfonso Cano; luego, el texto de la indagatoria hecha en el búnker de la Fiscalía, y ahora el video. "Material visual que oficialmente no conocía mi cliente ni yo mismo porque no nos lo habían mostrado".

En la noche del martes Noticias RCN reveló el video que para la Fiscalía es la prueba reina contra el exsecuestrado Sigifredo López, capturado la semana pasada por su presunta complicidad con las FARC en el plagio de los 11 diputados, ocurrido en abril del 2002.

En la emisión, se contó que el material fílmico apareció en uno de los computadores de alias Alfonso Cano decomisados el día de su muerte en las selvas de Cauca. El video contiene el extenso relato de un hombre que instruye a los guerrilleros en la toma del edificio con tan abundante información, que incluso señala con nombre propio en donde se sienta cada uno de los asambleístas. Con un señalador, explica de qué forma deben entrar los guerrilleros al recinto y cómo deben actuar. "Hay que seguir por este pasillo derecho y encuentran una grada… si soy diputado avanzo hasta las escaleras y entro por la puerta de diputados".

En el relato, el sujeto muestra las rutas de salida, las escaleras y enumera la cantidad de personas que pueden estar el día del ataque. Hay una imagen fugaz pero clave para el desenlace de esta historia: en una toma se alcanza a ver a una persona que, según los investigadores de la Fiscalía, sería Sigifredo López. Se trata de alguien que señala sobre el mapa la ubicación de los diputados.
 
Para la Fiscalía es innegable que la voz es coincidente con la de Sigifredo López. La discusión también pasa por establecer que la mano, la nariz y parte del mentón que un instante alcanza a aparecer en una de las tomas es la del exsecuestrado hoy detenido.

SEMANA consultó a varios médicos y todos coinciden en que la prueba de la nariz "es muy débil, muy frágil". El médico Santiago Ruiz, especializado en cirugía plástica, cree que para tener una valoración completa se requiere tener imágenes de perfil, de frente y de la base de la nariz. "Es esencial compararla con otra imagen muy similar, pero además con la misma luminosidad".
 
En el video se trata de un espacio cerrado, en donde el individuo que habla recibe la luz de un proyector. Hasta ahora ha trascendido que lo que hizo la Fiscalía fue compararla con la imagen de Sigifredo López en el momento en que él y los demás rehenes de las FARC son llevados en una buseta hacia las montañas, esto es, con luz del mediodía de Cali, que ese día estaba bastante despejado.

La luz es muy importante para establecer si es o no. ¿Por qué? Los especialistas le dijeron a SEMANA que cuando se valora el perfil de una nariz se tienen en cuenta varios aspectos: 1. La punta de la nariz. Si está caída, si es gruesa, si está proyectada y cómo es la piel que la cubre. 2. El dorso de la nariz. Este puede ser bajo o alto, o tener una giba, que es lo que conoce como nariz aguileña. 3. La base nasal. En esta visión se valora si la base es ancha, delgada, la forma de las narinas (los huecos de la nariz), la forma de la columnela y, en algunas ocasiones, se pueden determinar desviaciones del tabique.
 
Además, para ser una valoración completa y científica se tiene que incluir el conjunto del perfil. Esto quiere decir que las características de la frente, de los labios y del mentón son importantes para establecer la identidad exacta de un individuo.

Los médicos consultados por SEMANA creen que valorar la nariz en el video es difícil porque sólo se tiene una imagen parcial del perfil, sólo se ve las dos terceras partes inferiores. Hay sombras y no se pueden ver bien las narinas, que, insisten, es una de las características que determinan una forma nasal.

El otorrinolaringólogo Andrés Gómez cree que "la nariz es un rasgo muy característico, se requiere un foto exactamente igual y en la misma posición para poder compararla. Se requieren más imágenes". Es decir, la Fiscalía debió haber visto una y otra vez la totalidad de las imágenes para tomar una decisión tan trascendental como es la de vincular a un exsecuestrado que pasó siete años plagiado como si él fuera el autor del hecho. Gómez, quien por su oficio analiza a diario centenares de narices, dice que él, después de ver el video, no se hubiera atrevido siquiera a decir si corresponde la una con la otra.

En igual línea está Juan Camilo Noreña, cirujano plástico, jefe de Servicio de Cirugía Plástica del Hospital de la Samaritana. "El video muestra la nariz y el labio superior, pero no es una prueba concluyente, es un rasgo muy característico y se deben basar en otras pruebas forenses, para tratar de establecer si hay algunas coincidencias".

Andrés Mejía, médico especialista en cirugía plástica, es más tajante y dice que la nariz del video no corresponde a la de Sigifredo López. "Considero que no es, creo que es una nariz mucho más larga la que sale en el video". Para él, narices como la que aparece en el video "hay más de 500. Es una nariz muy común en Colombia".

De manera similar piensa el también cirujano plástico Juan Carlos Ortiz: "No se puede determinar algo tan trascendental con la imagen divulgada". Para él, "adicionalmente, esa es la fisonomía de muchas personas en el Valle del Cauca". Su afirmación es categórica: "Es una imagen con la cual no se pueden concluir nada".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.