Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/2/2010 12:00:00 AM

Pulso de la Corte y el Procurador por el aborto

"Todos los funcionarios estatales, desde el más encumbrado hasta el más humilde, tienen el deber de acatar los fallos judiciales", dijo la Corte Constitucional. El procurador Alejandro Ordóñez ya respondió.

La sentencia C-355 de 2006 que despenalizó el aborto en tres casos específicos continúa teniendo problemas para su cumplimiento. Y el tema de la objeción de conciencia sigue siendo uno de los puntos que más debate genera. Después de que el procurador, Alejandro Ordóñez, pidiera, sin éxito, la nulidad de la tutela T-388 de la Corte Constitucional, que ordena la inclusión de la información sobre las circunstancias de aborto legal dentro de las campañas de derechos sexuales y reproductivos, parece que no le ha sido difícil acatar lo que dice la ley.

Eso es lo que la misma Corte señala en el auto 327 de 2010. “Todos los funcionarios estatales, desde el más encumbrado hasta el más humilde, tienen el deber de acatar los fallos judiciales, sin entrar a evaluar si ellos son convenientes y oportunos”.

Y aunque la Procuraduría presentó el primer informe de vigilancia durante los años 2007-2009 de dicha sentencia, la Corte señala que “a pesar de tratar del tema de interrupción voluntaria del embarazo, tampoco hace parte de una campaña de promoción de los derechos sexuales y reproductivos en los términos ordenados en el numeral tercero de la sentencia T-388 de 2009” , que ordena la implementación de dichas campañas, donde además se informe sobre los casos en los que está avalado el aborto.

Con esto, el Procurador no solo no estaría cumpliendo con las órdenes dadas por la Corte, sino que además lo estaría haciendo con sus funciones constitucionales de vigilar el cumplimiento de las decisiones judiciales, proteger los derechos humanos y asegurar su efectividad.

El Alto Tribunal señala además que si el incumplimiento de los deberes del Procurador se debe a razones morales “debería expresarlo fundadamente y apartarse para que otro funcionario público los cumpliera y no obstaculice su cumplimiento”.

La Corte precisa que los derechos sexuales y reproductivos son derechos humanos, por lo que instituciones como la Procuraduría están en la obligación de garantizarlos, advierte además que “esta omisión puede derivar para los funcionarios públicos en la comisión de delitos y/o faltas disciplinarias”.

El Alto Tribunal pide también a los Ministerios de Protección Social y Educación que informen sobre el procedimiento que adelantan para efectuar campañas dispuestas en la sentencia sobre la cátedra del aborto.

Ante el pronunciamiento de la Corte, el procurador, Alejandro Ordóñez, presentó un documento de 45 páginas en el que le informa a la Corte Constitucional las razones  por las cuales aún no se han realizado las campañas educativas reproductivas y del aborto solicitadas por el alto tribunal.

Según dijo el mismo Ordóñez, “la Corte tiene el derecho de hacer seguimiento a sus decisiones y yo tengo derecho a pedir las aclaraciones y hacer las peticiones pertinentes”. Aseguró además que es válido objetar las determinaciones judiciales haciendo uso de los recursos procesales que otorga la Ley a quienes no comparten las decisiones, refiriéndose a la objeción de conciencia.

Mientras tanto Mónica Roa, directora de programas de la organización Women’s Link Worldwide, y quien ha seguido de cerca el cumplimiento de la sentencia que aprueba el aborto en tres casos específicos, señaló que “la Corte Constitucional ha respondido a nuestras denuncias y finalmente ha calificado el comportamiento del Procurador General de la Nación como inaceptable, lo que le puede acarrear sanciones disciplinarias. Por ello le ha pedido que se retire del proceso de implementación y se abstenga de usar su poder para obstaculizar el cumplimiento de sus sentencias”.

Lo que está claro sobre la objeción de conciencia:

- Es individual y no institucional porque sólo el individuo tiene conciencia.

- Los jueces deben actuar conforme a la Constitución y la ley, no con base en su propia conciencia.

- Existe la obligación de referir a la mujer que exige su derecho a abortar, a otro profesional no objetor.

Los casos específicos para acceder al aborto:

De acuerdo sentencia se estableció que el aborto no puede ser considerado un delito en tres situaciones específicas.

- Cuando la vida o la salud (física o mental) de la mujer esté en peligro.

- Cuando el embarazo sea el resultado de violación o incesto.

- Cuando se diagnostiquen graves malformaciones fetales que hagan inviable la vida fuera del útero.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.