Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/21/2011 12:00:00 AM

¿Qué se gana y qué se pierde con la prohibición de la venta de cigarrillos al menudeo?

Con la entrada en vigencia de dos nuevas normas de la Ley Antitabaco, a partir del jueves queda prohibida la venta individual de cigarrillos, al igual que toda publicidad explícita o indirecta de este producto.

La medida busca reducir el consumo de cigarrillos en el país, pues se estima que en Colombia hay 3,3 millones de fumadores.
 
Sin embargo, la decisión ha despertado una fuerte polémica, de la que participan no sólo los promotores de la medida, sino también los consumidores, los vendedores informales, los comerciantes y hasta los no fumadores.

Pero ¿cuáles son los argumentos de lado y lado?

Los que están a favor de la prohibición:

El propósito principal de prohibir la venta individual de cigarrillos es crear una barrera económica para los niños y los menores de edad, quienes ahora tendrán más dificultad para acceder a los cigarrillos porque sólo se venderán en cajetillas de mínimo 10 unidades.

El 45 por ciento de los cigarrillos que se venden en Colombia se vende al menudeo, según Juan Ernesto Parra, gerente de Fenaltiendas. La prohibición de esta forma de venta puede tener un impacto directo en la disminución del consumo.

Según FENALCO, gremio de los comerciantes, con la prohibición de la venta individual se combate el contrabando de cigarrillos, que venía en aumento. En el 2010, de cada 1.000 cajetillas que se vendían en el mercado, 68 eran de contrabando (en el 2009 la cifra era de 12 por cada 1.000).

Al disminuir el consumo se está tratando un problema de salud pública. Según cifras del Gobierno, 25.000 colombianos mueren al año por causas relacionadas con el consumo de cigarrillo. Las enfermedades relacionadas con el uso del tabaco le cuestan al Estado y al sistema de salud cerca de dos billones de pesos al año.

Los que están en contra de la prohibición:

Es un incentivo para infringir la ley, pues es difícil que se pueda controlar la venta individual de cigarrillos. Será fácil violar la norma.

Como en la mayoría de ventas clandestinas, el precio del producto aumentará y se teme que genere una red de distribución ilegal en manos de una mafia.

Afecta directamente a pequeños comerciantes y vendedores ambulantes, quienes basan su negocio en la venta al menudeo. Según estimaciones de FENALCO, los tenderos perderán entre 600.000 y 1,5 millones de pesos cada mes.

Podría aumentar el consumo de algunos fumadores ocasionales, quienes ahora, en vez de adquirir un solo cigarrillo, tendrán que comprar la caja completa y se verán más tentados a fumar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.