Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/1/2012 12:00:00 AM

¿Qué pasa con los controladores aéreos en Colombia?

Mientras los funcionarios encargados de la seguridad del tránsito aéreo en el país se declaran cansados y exigen tiempo para escapar del estrés del oficio, el director de la Aerocivil asegura que el gremio cuenta con las garantías laborales.

Pese a que ser controlador aéreo es uno de los trabajos más estresantes, según la Organización Mundial de la Salud, Carlos Arturo Bermúdez, presidente de la Asociación Colombiana de Controladores de Tránsito Aéreo, lo califica como “emocionante y apasionante”.
 
Bermúdez, controlador aéreo hace 16 años, dice que su responsabilidad es garantizar la seguridad, el orden y la rapidez del desplazamiento de una aeronave.
 
“Como bien lo han dicho los pilotos, somos los ojos de ellos en la tierra, cuando les damos los rumbos y les recibimos o entregamos la navegación en el momento que están frente a las pistas de despegue o aterrizaje”, explica.
 
El 17 de mayo del 2011, Bermúdez presentó un pliego de peticiones del gremio de controladores aéreos ante la Aeronáutica Civil, dirigida por Santiago Castro.
 
En la carta, los funcionarios empleados de la Aerocivil solicitan el respeto a sus derechos laborales e individuales, pues consideran que sus condiciones de trabajo son "malas". Vea el pliego de peticiones. 

Por su parte, Castro asegura que el gremio sí cuenta con las garantías laborales.
 
Tiempo de trabajo vs.tiempo de descanso
 
Bermúdez señala que en Colombia un controlador aéreo trabaja más horas de las debidas.
 
“Por falta de personal, los controladores pueden entrar a las 6 de la mañana y salir a las 6 de la tarde, o entrar a las 6 de la mañana, salir al mediodía y volver en la tarde para hacer el turno de la noche”, indica Bermúdez. Según él, durante los últimos 15 años ha tenido solo un día de descanso en cada mes.
 
El funcionario subraya que la resolución número 0198, expedida por la Aerocivil, “mediante la cual se reglamenta la asignación de períodos de descanso remunerado para todos los controladores aéreos del país”, es insuficiente porque "se reconocerá el día de descanso en la medida que las operaciones lo permitan”.
 
Al respecto, el director de la Aerocivil, Santiago Castro, asegura que "se otorgará de forma permanente y obligatoria un día de descanso a los controladores aéreos del país, y según la resolución mencionada, "un turno de receso operativo a los funcionarios de los aeropuertos de alta densidad, previa autorización de la Dirección de Servicios a la Navegación Aérea". Aclara que este segundo periodo denominado TROP, "se estará asignando cuando la disponibilidad del personal lo permita".
 
El controlador denuncia además que tiene compañeros que laboran hace más de 25 años y aún “esperan la pensión correspondiente a un oficio de alto riesgo”, mientras tanto, otros están gestionando una “pensión anticipada”. Ante este punto, el director de la entidad señala que "todos los controladores aéreos tienen derecho a la pensión una vez cumplan con los requisitos de la ley".
 
"Nuestra salud se está deterioriando"
 
Bermúdez insiste que el ritmo laboral perjudica su calidad de vida. “Con el ritmo laboral que llevamos, estamos trabajando ocho o diez años más que cualquier colombiano. Nuestra salud se está deteriorando”, dice.
 
Precisa que todos los controladores viven el máximo nivel de estrés y algunos de ellos padecen diabetes, osteoporosis, asma, migraña y sinusitis, esta última infección se debe a que los funcionarios laboran en ambientes fríos, debido al aire condicionado que protege los equipos.
 
Al respecto, Castro precisa que de acuerdo con los registros de incapacidades reportados por el sistema general de salud, "las condiciones de salud en el grupo de tránsito aéreo corresponden en su mayoría a las condiciones encontradas en la población general colombiana".
 
El director de la Aerocivil agrega que los controladores son valorados "periódicamente" por Medicina de Aviación y atendidos en los programas de salud ocupacional.
 
No obstante, el controlador reitera que el estrés del oficio es superior al de otras ocupaciones. Asevera que mientras un controlador aéreo en el mundo maneja entre 8 y 15 aeronaves en una hora pico, en Colombia, un controlador puede tener a cargo simultáneamente entre 25 y 30 aeronaves. En un turno de seis horas, un funcionario puede responder por el control de 90 aeronaves.
 
“Se entra en tensión, estrés y desespero. La voz no le da para más. Así se quiera atender a todos, difícilmente se pueden dar instrucciones", señala.
 
Solución: más personal
 
Frente al ingreso de nuevos controladores, la Aerocivil señala que para el año 2012 se autorizó la incorporación de 50 funcionarios. La entidad precisa que hasta el momento se han posicionado 41 y están pendientes ocho. Castro asegura que la formación de los controladores nuevos es "´básica".
 
Por su parte, Bermúdez apunta que si bien es cierto que este año fueron integrados a la Aerocivil 49 controladores aéreos más, los nuevos funcionarios “no suman ni restan porque están en proceso de formación".
 
Frente a la situación salarial, Bermúdez aclara que un controlador nuevo gana en promedio, al mes, 1.000.000 de pesos, un funcionario en un nivel de formación mayor, es decir, un controlador de instrumentos, recibe ingresos por 1.600.000 pesos y un controlador radarista, que puede tener más de 15 años de experiencia, tiene un sueldo aproximado de 2.200.000 pesos.
 
Controladores y Gobierno: una relación que tambalea
 
Según los controladores aéreos, la demora en los vuelos no es responsabilidad de su gremio, sino del Gobierno.
 
“El Estado está permitiendo que la infraestructura, que soporta los radares y los radio ayudas, se siga deteriorando. Los equipos de comunicaciones están fallando. Dos aeronaves se están aproximando y no me responden. En esos momentos el estrés se incrementa”, explica Bermúdez.
 
Ante los señalamientos, Castro indica que Colombia aumentó su cobertura en radares, y desde el 2010 posee ahora posee doce radares primarios y 15 secundarios.El funcionario asegura que en la actualidad existe mejor control del tránsito aéreo y mayor eficiencia en los servicios aeronáuticos debido a que el país tiene seis centros de control y salas radar, y 49 radio ayudas.
 
No obstante, Bermúdez insiste que falta generar protocolos de acción ante condiciones metereológicas difíciles. Añade que debe destinarse más inversión en tecnología.
 
El funcionario agrega que la alta movilidad de pasajeros representa un “insulto” para los controladores. “Siempre que se superan los límites en movilidad de pasajeros, nos felicitan porque superamos una estadística, pero eso es un insulto para nosotros porque significa que cada día nos fatigamos más el mismo número de controladores”, indica.
 
Este miércoles, la Aeronáutica Civil se mostró dispuesta a continuar su participación en la mesa de negociación, instalada por el Gobierno y liderada por el Ministerio de Trabajo, para lograr un acuerdo con el gremio de controladores. Vea el pliego actual de peticiones.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.