Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/6/2014 12:00:00 AM

¿Qué pasó con la cultura y el deporte en el Valle?

La insolvencia del departamento tiene en jaque a la cultura, al deporte y a un sector de la educación.

El Valle del Cauca ha sido cuna de grandes deportistas y artistas. Por estos días el bailarín bonaverense Fernando Montaño, egresado de Incolballet, se ha convertido en figura pública debido a su destacada participación en el Royal Ballet de Londres. Pero su primera escuela es una de las cuatro entidades culturales del departamento que han estado a punto de cerrar debido a falta de recursos.

En el deporte, la jamundeña Yuri Alvear acaba de coronarse campeona mundial de yudo, pero la crisis financiera de Indervalle también amenazaba cerrar varias ligas deportivas. A tal punto llegó el desespero, que en julio pasado el pesista y medallista olímpico Óscar Figueroa, quien a pesar de ser antioqueño se sentía vallecaucano, había decidido no representar nuevamente al departamento. Pero, ¿si el Valle es tierra de tantos talentos, por qué el futuro cultural y deportivo parece estar constantemente al borde del abismo?

El departamento se declaró insolvente y su deuda superaba los 440.000 millones de pesos, la actual Gobernación decidió centrarse en el pago a acreedores y dejó pocas opciones para los convenios con los institutos descentralizados de Bellas Artes, Incolballet, Instituto para la Investigación y la Preservación del Patrimonio Cultural y Natural del Valle (Inciva) y la Biblioteca Departamental. Solo en agosto, la Secretaría de Hacienda liberó algunos rubros comprometidos y le giró a estas entidades los 6.200 millones de pesos del primer semestre de 2014. Esta medida calmó los ánimos, pero el escenario seguirá repitiéndose cada vez que el departamento tenga que ‘raspar la olla’ para girar los recursos.

Lucedi Pabón, funcionaria de la Biblioteca Departamental y presidenta del sindicato Sintragobernaciones dijo que con lo recibido pagaron el crédito que tenían con el Instituto Financiero para el Desarrollo del Valle del Cauca (Infivalle), “esa plata se debía pero hasta el momento no se han girado los dineros para el segundo semestre. Nos dijeron que se firmará un convenio para los recursos de dos meses y luego un otrosí”. Sumado a la incertidumbre, debido a su activismo por la cultura, hace unos días recibió unos panfletos con presuntas amenazas de la banda Los Rastrojos.

La situación de Bellas Artes, que beneficia a más de 7.000 estudiantes de los estratos 1, 2 y 3, es más crítica pues para 2014 presentó un presupuesto por 6.885 millones de pesos y solo aprobaron 5.000 millones. “Aunque se firme el convenio para el pago del segundo semestre de 2014, si este mes no nos giran los 1.885 millones que quedaron fuera del presupuesto aprobado, Bellas Artes cerrará en octubre”, le dijo a SEMANA Ramón Daniel Espinosa, rector de la institución.

El Inciva, que tiene a cargo la administración de la histórica hacienda El Paraíso, insigne de la novela María de Jorge Isaacs, también ha padecido por la falta de recursos. Jorge Carlos Figueroa, subdirector de investigaciones, dijo que otro problema es la demora en la transferencia de los dineros que se recaudan con la estampilla Pro Univalle y Pro Cultura.

En la Asamblea se planteó un crédito por 90.000 millones de pesos para suplir el problema de las transferencias a las entidades culturales descentralizadas, pero finalmente el mandatario departamental no lo ejecutó, aseguró Luis Orlando Mina, diputado del Valle.

Para el gobernador Ubeimar Delgado, no aprobar el crédito era lo adecuado, ya que no es lógico endeudarse mientras se intentan sanear las finanzas del Valle. Además, dijo que no es cierto, como se afirmó desde el Ministerio de Hacienda, que existan recursos para pagar pues todos están comprometidos. “Buenaventura le entrega a la Nación más de 4 billones de pesos anuales en impuestos, pero solo nos devuelven el 22 por ciento, el 78 por ciento restante se queda en Bogotá. Si el gobierno nacional aumentara un poco la partida, no tendríamos estos problemas”. Delgado dice que falta compromiso del gobierno central y de la administración de Cali, ya que la capital vallecaucana es la que más se beneficia de los servicios de las cuatro instituciones.

Por otra parte, solo hasta hace unos días el gobernador firmó unas ordenanzas con las que a partir de 2018 el deporte obtendrá recursos de algunos impuestos y de la estampilla Pro Desarrollo. Mientras eso ocurre, seguirá viviendo de préstamos.

Si no se define una estrategia que resuelva el problema de fondo, persistirán las trabas financieras en cultura, educación y deporte y cada seis meses el Valle vivirá en la zozobra de una inminente crisis y los innumerables talentos que pululan en el Valle no tendrán la oportunidad de florecer y darle más gloria a Colombia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.