Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/3/2014 12:00:00 AM

¿Qué significa para Bogotá la suspensión del POT?

Los diferentes sectores involucrados en el POT hablan sobre cómo afecta a Bogotá la suspensión.

El pasado martes el Consejo de Estado decretó la suspensión provisional del Decreto Distrital que modificó el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de Bogotá, expedido por Gustavo Petro Urrego. La razón: la competencia para reglamentar el uso del suelo está radicada en cabeza del Concejo de la ciudad. Hoy, ocho meses después de que el burgomaestre lo decretara arbitrariamente, está a punto de ser enterrado.

La situación de hoy es clara: la capital cuenta con un Decreto suspendido provisionalmente, lo que evita transitoriamente la aplicación del mismo (Decreto 364 de 2013) y vuelve a entrar en vigencia el decreto 190 de 2004.

Semana.com hace un análisis de lo que pierde la ciudad con esta decisión que tomó por sorpresa a los sectores involucrados. Por el momento, hay un choque de trenes entre quienes no están de acuerdo con uso del suelo que propuso el Decreto y quienes les asusta la medida, pues era el único documento que respaldaba el tema ambiental.

El primero en oponerse al decreto fue el Concejo de Bogotá, corporación encargada de reglamentar el uso del suelo de la capital. Según el presidente del Concejo, Miguel Uribe, el alcalde sabía a lo que se enfrentaba cuando decidió decretarlo arbitrariamente.

“La decisión del Consejo de Estado hace respetar la decisión del Concejo Distrital, corporación que tiene la última palabra en esta materia”, dijo el concejal Uribe.

En cuanto a la afectación que podría traerle a la ciudad, Uribe dice que ésta se generó desde que Petro lo expidió por Decreto y que las personas entienden más el POT anterior que el de Petro, por lo que no habría parálisis en la ciudad. “Se generó un clima de inseguridad jurídica, cualquier Administración que considere modificar el POT debe pasar por todas las instancias legales y acatar las decisiones de los que lo reglamentan”, señaló el presidente de la corporación.

Finalmente, agregó que, con estas jugadas, se ponen en riesgo grandes inversiones, como la del proyecto de renovación urbana del CAN y todos los aquellos que se estuvieran desarrollando con base a ese POT, pues estarían en peligro millonarias inversiones. 

Por otro lado, las cabezas del proyecto siguen defendiéndolo a capa y espada. Semana.com habló con Gerardo Ardila, secretario de Planeación y uno de los cerebros del POT, quien advirtió que la decisión es excesivamente grave para la ciudad porque, según él, gran parte de las acciones que se han implementado gracias al POT se podrían detener y, entonces, se podría hablar de que la ciudad entraría a una parálisis en casi todos los campos. “Mañana (viernes) daremos las opciones de estabilidad cuando conozcamos el fallo del Consejo de Estado para ver qué acciones se van a tomar”, advirtió Ardila.

Asimismo, el funcionario afirmó que el POT le estaba generando a la ciudad un escenario de: financiación de equipamientos, vías, parques y, sobre todo, que empezó a disminuir el valor del suelo en las áreas donde se estaba empezando a actuar. 

Los órganos de control tampoco estuvieron de acuerdo con expedir el POT por Decreto. El contralor Distrital, Diego Ardila, dijo que el Distrito tuvo que predecir que eso iba a pasar, pues se tomaron decisiones apresuradas que llevaron a la ciudad al caos en la que hoy se encuentra. La suspensión del POT, afirma el contralor, le trae a la ciudad incertidumbre jurídica y técnica para el desarrollo urbano. 

“La competencia para expedir el nuevo POT le correspondía al Concejo de la ciudad. Pese a las alertas que hicimos, el gobierno distrital tomó decisiones que hoy ven avocada a la ciudad a un caos e incertidumbre en la planeación y desarrollo urbanístico, por las dudas frente a la aplicación de la norma urbana en el uso del suelo y ordenamiento territorial”, explicó Ardila.

Por otro lado, agregó que esto puede generar un retroceso en el avance de los proyectos de construcción y generaría impactos negativos en las finanzas del Distrito.

Pero no todo ha sido malo en del plan de ordenamiento decretado por Petro, uno de los puntos favorables fue el tema medio ambiental.

Semana.com consultó a Jefferson Galeano, profesor de educación ambiental de la Universidad La Sabana, para hablar de esta materia. Según Galeano, el Decreto es de línea socio-ambiental e intenta integrar el desarrollo de los ecosistemas a la ciudad. “Lo preocupante es que no hay una estrategia paralela que ponga esos temas sobre la mesa porque en el país no están claras las políticas ambientales y no conozco otro documento que haya contemplado tan de frente el tema ambiental como lo hizo este POT”, advirtió el docente.

Por otro lado, Galeano dice que comparte la idea de Petro de que el tema ambiental debe ir de la mano con lo social: “lo ambiental no sólo es el manejo de los recursos, sino educar a la gente en ese tema, estos dos componentes deben integrarse”. 

Varios proyectos interesantes que decretaba el POT quedan en el limbo, como la definición del corredor ecológico, la integración de la Sabana con el norte y la del CAN.

El gremio de constructores fue el primero que salió a protestar por el POT de Petro, según ellos, porque además de ser ilegal pararía la construcción. Semana.com habló con la gerente para Bogotá y Cundinamarca de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), Martha Moreno Mesa y aseguró que la lección está aprendida: “lo que tenemos que hacer ahora es adherirnos a la norma vigente para brindarle a través de ella, lo mejor a la ciudad y su desarrollo”.

“Debemos ser responsables y actuar sin afanes y con la mayor profundidad, participación y compromiso posibles”, apunto Martha.

En cuanto al daño que podría ocasionarle a la ciudad el vaivén del Decreto, la gerente respondió: “Lo que debemos hacer entre todos, es establecer las bases para generar las modificaciones o normas nuevas que garanticen una planificación a futuro, que generen el modelo de ciudad que le dé a Bogotá y a la región, el desarrollo y prosperidad que merecen”.

Así las cosas, el alcalde (e) Rafael Pardo o el que sea elegido no podrá ejecutar o tomar decisiones frente al POT mientras no se toma una decisión de fondo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.