Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1991/12/09 00:00

¿Qué tal unas elecciones entre De la Calle y yo?

ENTREVISTA: ANTONIO NAVARRO WOLF

¿Qué tal unas elecciones entre De la Calle y yo?

SEMANA: Unas personas dicen que usted ganó, otras que perdió. ¿ Usted que dice ?
ANTONIO NAVARRO: Como dicen por ahí, no gané ni perdí sino todo lo contrario.
SEMANA: Hablando con sinceridad, ¿cuántas curules esperaba para el Senado?
AN: La verdad, no menos de 18. El número ideal para nosotros era 19, que fue lo que alcanzamos en la Constituyente.
SEMANA: Usted está, de hecho, reconociendo no sólo una derrota sino un bajonazo del 50 por ciento sobre lo que ustedes mismos esperaban.
AN: Aquí, está pasando una cosa muy rara, y es que se considera que uno está derrotado cuando los resultados no coinciden con las encuestas, lo que pasa es que en vez de decir que le fue mal al encuestador se dice que le fue mal a uno. Sin embargo, miremos los resultados objetivos y no las expectativas. Nosotros pasamos de un representante a la Cámara a 23 congresistas. Esta cifra es superior a la que jamás tuvieron en su historia el MRL, Luis Carlos Galán o la Anapo antes de 1966. Esto significa que el resultado no es tan malo. En Colombia los terceros partidos tienen una tradición de repunte en elecciones presidenciales y bajonazo en las parlamentarias. Desde este ángulo, no nos fue nada mal.
SEMANA: Se ha rumorado que usted contempla la posibilidad de encabezar una lista al Concejo con el fin de darle un repunte a su imagen y a la del M-19 en las elecciones de marzo. ¿ Es verdad ?
AN: Es una posibilidad.
SEMANA: ¿Y qué hay de la posibilidad de una embajada?
AN: El presidente Gaviria muy amablemente me habló de esa posibilidad, pero por ahora no tengo interés en meterme en una nevera.
SEMANA: Usted esta siendo muy diplomático, pero lo que en el fondo esta aceptando es que va a lanzar su nombre en marzo en las elecciones para Concejo de Bogotá. ¿No le preocupa que una derrota encabeza propia podría ser el fin de sus posibilidades presidenciales?
AN: No le tengo miedo a ir a elecciones ni en el 92, ni en el 93 si las hubiera, ni en el 94. Pero no se me adelante.
SEMANA: Usted desempenó un papel clave en la reforma de la Constitución ¿Cuál es su balance después de la primera elección? AN: Esta claro que pese a que el resultado le dio mucho peso a los antiguos congresistas, estoy convencido de que el proceso de reforma política que se inició con la Constituyente va a continuar, como lo es, para el país. Aun una parte de los caciques va a tener que impulsar el proceso de reformas si quiere seguir manteniéndose en la política.
SEMANA: ¿Y la abstención?
AN: Creo que la onda optimista y positiva que logró la reformar política con la expedición de la nueva Constitución se vio neutralizada -y aun relativamente superada- por un ambiente pesimista producto de la encrucijada económica que atravesamos, que es una de las más difíciles de la historia. Hay una gran incertidumbre sobre el futuro. El empleado no sabe si va a mantener su empleo, el empresario no sabe si va a seguir produciendo... etc. Y en la decisión de voto, la incertidumbre pesa tal vez más que la pobreza.
SEMANA: ¿Vio mucha corrupción en las pasadas elecciones?
AN: Me dicen que en Sucre se llegó a pagar a 20 mil pesos el voto. Nosotros previmos la compra de votos y tratan de enfrentarla con un mecanismo que llamamos

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.