Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/16/2012 12:00:00 AM

¿Qué va a pasar con la carrera Séptima?

La Personería de Bogotá está preocupada por la indefinición sobre la carrera Séptima. La Administración propone un tranvía eléctrico, pero actualmente hay un contrato firmado para prolongar Transmilenio. El tiempo se acaba para tomar una decisión.

La tradicional carrera Séptima no sólo está en la mira del Distrito, que la quiere convertir en el principal corredor de movilidad del oriente de la ciudad, también de la Personería de Bogotá, que ha manifestado su preocupación ya que a pesar de los anuncios del Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, no se sabe si se mantiene el contrato que está a punto de iniciarse para construir un Transmilenio ligero o se va a implementar un tranvía eléctrico. Las dos propuestas están en veremos.
 
La historia inició en la administración de Samuel Moreno cuando el entonces alcalde dejó firmado el contrato 033 del 2010 para la construcción del Transmilenio ligero entre las calles 34 y la 72 con un costo de 84.000 millones de pesos. La preocupación ronda en la Personería de Bogotá pues el 26 de septiembre se vence el otrosí firmado entre el Distrito y el contratista, el cual avala el inicio de la obra de Transmilenio ligero. 
 
Al  alcalde Petro el Transmilenio no le gustó y en campaña propuso un metro ligero. Incluso, pidió que se aprobara el sistema multimodal en el Plan de Desarrollo. La Administración ha dicho que el tranvía estaría listo en dos años.
 
De allí surgen dos preguntas: ¿para qué se aplaza nuevamente un contrato si se busca construir un tranvía eléctrico? ¿Qué va a pasar con el contrato si se determina su anulación?
 
Son varios los organismos de control que han mostrado su preocupación. El personero Distrital, Ricardo Cañón, aseguró que frente a este proceso existe una falta de definición absoluta. "El peor de los escenarios es no tomar una decisión pronta, pública y pretender prolongar en el tiempo un interrogante sobre una vía tan importante para la ciudad".
 
La preocupación radica en que a pesar de que se han hecho dos consultas al Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Transmilenio y la Secretaría de Movilidad, la respuesta ha sido la misma. No se ha tomado una decisión sobre lo que va a pasar en la Séptima. Ante esto, la Personería Distrital inició una indagación preliminar por este tema.
 
En un informe de la Personería, el cual fue conocido por Semana.com, el ente de control estuvo indagando en las tres entidades sobre el futuro del contrato 033 del 2010 .
 
Los resultados de las investigaciones de la Personería señalan que en el IDU se están desarrollando mesas de trabajo sobre el tema. Entre las alternativas está la prórroga o la suspensión definitiva. La decisión, según el contrato, se debió tomar hace tres meses.
 
El IDU reconoce que del contrato se le ha cancelado al contratista "9.539'823.153.00, que corresponden a la actualización de estudios y diseños, costos administrativos, adecuación de desvíos y obras de mitigación de la avenida Circunvalar".
 
El gerente de Transmilenio, Fernando Rey (quien anunció su retiro), le dijo a la Personería que la prioridad, consignada en el Plan de Desarrollo, Bogotá Humana, es la introducción de la energía eléctrica en el trasporte masivo. Además se ordena la "construcción e integración de la red férrea". Al final se sostiene que se debe acabar definitivamente el contrato de Transmilenio por la Séptima.
 
Lo cierto es que aunque el Distrito ha adelantado conversaciones con el Ministerio de Transporte y la gobernación de Cundinamarca, no hay análisis y diseños concretos del tranvía. El contralor de Bogotá, Diego Ardila, pidió hace unos días precisión sobre los estudios para su construcción y anunció una investigación, en caso de haber sido otorgados a la Corporación Andina de Fomento (CAF). Al parecer no hay claridad.
 
La concejal e integrante de la organización 'La Séptima se respeta', Angélica Lozano, sostiene que el problema del contrato de la Séptima es que este no debería existir. "Está mal hecho porque se hicieron mal los estudios". Frente al tranvía eléctrico aseguró que no quiere satanizar el tema pero que espera los estudios.
 
Las entidades estudian la posibilidad de que la construcción del tranvía se haga en una alianza público-privada. Pero el Decreto reglamentario 1467 dice que esto se puede hacer siempre y cuando no exista un contrato vigente, es decir el del Transmilenio.
 
Así las cosas, por ahora, lo único claro es que no hay Transmilenio ligero ni tranvía por la carrera Séptima mientras no se encuentre la solución a estos problemas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.