Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/16/2001 12:00:00 AM

“Queremos ayudar en serio”

Javier Solana, alto representante de la Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea y secretario general del Consejo, se reunió la semana pasada con el presidente Andrés Pastrana para discutir sobre el apoyo al proceso de paz.

Javier Solana, alto representante de la Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea y secretario general del Consejo, se reunió la semana pasada con el presidente Andrés Pastrana y diferentes líderes políticos nacionales, para discutir sobre el apoyo al proceso de paz colombiano por parte de la Unión Europea. SEMANA habló con él.

SEMANA: ¿Cuál es el motivo de su visita?

Javier Solana: El motivo de la visita es totalmente normal, si me permite la expresión. Yo tengo unas relaciones con Colombia profundas, con el presidente, con los líderes políticos. Estuve en junio y quería volver para ver cómo evoluciona la situación en Colombia y ver cómo podemos ayudar. Es bien conocido por todo el mundo que Colombia está atravesando por un momento difícil, y los amigos de Colombia, entre los cuales me encuentro, queremos ayudar. Ese es el sentido de la visita, analizar los últimos acontecimientos y preparar el papel de la Unión Europea para la reunión de final de año que pretende definir el apoyo al proceso de paz colombiano.

SEMANA: Cual es la coyuntura de la visita en este momento?

J.S: Es múltiple, son los acontecimientos últimos, las reuniones de los últimos días, los nuevos impulsos al proceso de negociación, la involucración de la comunidad internacional por primera vez de manera más activa y también, porque no decirlo, el analizar de manera más crítica con el Gobierno la mejor manera de ayudar en la comunicación entre las partes.

SEMANA: La comunidad europea ve con ojos críticos el Plan Colombia por el componente militar que tiene. Uno podría pensar que hay un cierto antagonismo entre Estados Unidos y la Unión Europea en relación con la actitud a tomar frente al caso de Colombia.

J.S: No hay ningún antagonismo lo que hay es una complementariedad. Todos en la comunidad internacional tienen el mismo deseo de ayudar hacia el mismo objetivo que es la paz, que es la erradicación del narcotráfico, y que Colombia pueda tener la estabilidad que se merece y por lo tanto el desarrollo económico y la prosperidad que también se merecen los ciudadanos. Es mejor hablar de complementariedad porque hay unas acciones que tienen una dirección más focalizada en relación con lo que compete al narcotráfico y otras que tienen que ver con las consecuencias de la situación social. Aquí no hay división de objetivos lo que hay es división del trabajo.

SEMANA: Pero la percepción de la Unión Europea sobre el conflicto colombiano hace más o menos énfasis en el tema del narcotráfico

J.S: Es imposible no hacer hincapié sobre el tema del narcotráfico porque seguramente si no hubiera narcotráfico no habría la situación que tenemos hoy. Hay una situación de guerrilla que viene de atrás pero que se realimenta del narcotráfico. el mundo de hoy quiere trabajar por la paz, por la justicia, por el desarrollo, por todos estos elementos que forman parte de la esencia de nuestra cultura latinoamericana, la cultura europea, pero lo quiere hacer por métodos pacíficos.

El siglo XXI no puede ser el siglo donde los problemas se sigan resolviendo por la fuerza, el siglo XXI tiene que ser de la política, de la negociación de avanzar por la vía del debate. ¿Qué ha pasado en Colombia? Todo se ha dificultado por el problema del narcotráfico, que ha hacho más difícil la solución incluso de los problemas sociales.

SEMANA: Usted habla de solución política de los problemas pero la Unión Europea precisamente está armando un ejército europeo. ¿Eso no es un poco incorrecto?

J.S: Hay que tener la capacidad no para hacer la guerra sino para hacer la paz. Hay momentos en que puede haber crisis y alguien tiene que ser capaz de dar un paso al frente para evitar que la crisis se convierta en guerra. Esto está en el espíritu de las Naciones Unidas. La Unión Europea no está creando capacidades militares para hacer la guerra sino para hacer la paz.

SEMANA: ¿Esa fuerza participaría eventualmente en una operación de mantenimiento de la paz en Colombia?

J.S: La Unión Europea no está pensando en operaciones de mantenimiento de la paz en continentes lejanos. Yo creo que no tenemos que hablar de eso relacionado con Colombia porque este país va a superar el problema sin necesidad de ningún tipo de presencia externa.

SEMANA: Saliéndonos un poco del tema de Colombia precisamente en estos días se está viendo un desarrollo muy interesante en el tema de Kosovo, los Albanos, los Kosovares y los albaneses en general, que anteriormente eran las víctimas, ahora son victimarios. Se podría pensar que el esfuerzo que usted lideró como secretario general de la OTAN pudo estar mal encaminado porque ahora se ve la situación al revés.

J.S: En absoluto. Eso es mirar con ojo discrecional la realidad. Usted está comparando la guerra de los Balcanes, en la que tuvimos que intervenir muchas veces, con un problema de la frontera de Macedonia donde hasta ahora ha habido una víctima. No son temas comparables. No estamos hablando de un conflicto de millares de víctimas, estamos hablando de un problema menor.

SEMANA: El fenómeno de los separatismos se está repitiendo en muchas partes de Europa.

J.S: No en muchas partes, sólo en algunas.

SEMANA: Pero parece una tendencia interesante que contrasta con la creación de la Unión Europea.

J.S: No contrasta. Hay un nivel que el mundo avanza por la vía de la globalización, con las grandes ciudades europeas seguramente, países que libremente han dejado parte de su soberanía para jugar un papel mejor entre ellas y mejor colectivamente en el mundo. Mercosur puede ser un ejemplo de esa naturaleza. La Europa del siglo XX fue el lugar de dos grandes guerras mundiales. Nosotros no podemos estar orgullosos de nuestro siglo. Lo que estamos haciendo ahora es sacar las regiones de ese mal siglo, un siglo que desencadenó esas dos guerras que fueron más allá de las fronteras europeas, para que nunca más se vuelva a repetir. La Unión Europea es la mejor vacuna para que nunca más eso ocurra. En la Unión Europea se sientan en la misma mesa los países que fueron enemigos, toman decisiones en comunes, tienen una moneda común y van a tener unas fuerzas de mantenimiento de la paz común. Es un ejemplo de cómo se le da la vuelta a la historia.

SEMANA: Es también un esfuerzo por hacer un contrapeso como potencia bipolar?

J.S: En la misma reconciliación de la geografía con la historia le dan un sentido que se llama la Unión Europea. No se trata de hacer la competencia. Pero es una realidad, la Unión Europea va a tener dos veces la población de Estados Unidos, cuatro veces la población de Japón, un producto interior bruto muy grande y un peso proporcional al peso económico que tiene.

SEMANA: Colombia está en una lista de países parias que no tienen visa. No contribuye eso a la demonización del tema colombiano.

J.S: No, hay unas razonas por las cuales se hace, no son razones de desprecio a un país. Al contrario son decisiones para defender un país que tiene un problema, sin duda el problema del narcotráfico es serio y tenemos que actuar colectivamente.

SEMANA: Hasta donde llegaría Europa en su apoyo al proceso de paz en Colombia.

J.S: Hay preferencias comerciales que ya tiene Colombia con la Unión Europea. Quizás es puede ir más lejos, iremos más lejos.

SEMANA: Por último, ¿apoyaría la Unión Europea la creación de un tribunal especial de crímenes de guerra para el caso de Colombia tal como existe en relación con Yugoslavia?

J.S: Yo creo que la tendencia no es la creación de tribunales especiales por regiones o por países. Yo no sería partidario de crear un tribunal para este problema, sino una concepción global que todo el mundo sepa que hay unas normas de aplicación de obligado cumplimiento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.