Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/13/2015 5:29:00 PM

Indignante: cerca de 100 niños intoxicados en un colegio de Quibdó

Los estudiantes fueron trasladados de urgencia a tres centros de salud después de consumir los alimentos que ofrece la Fundación Jardines Luminosos en Chocó.

El pasado mes de julio Semana.com denunció que en varios municipios de Chocó no llegaban los alimentos a los niños de las escuelas o, en su defecto, la comida era entregada en mal estado.
 
En Unguía, Chocó, la situación era más que dramática. En el colegio María Auxiliadora de la vereda Santa María de ese municipio, los pequeños no tenían ni siquiera donde sentarse y les tocaba comer sobre el piso de barro.
 
Ante la magnitud del escándalo, la Gobernación de este departamento canceló el contrato que tenía con la Fundación para la Gestión y el Desarrollo Social Colombiano (Fungescol) y, desde septiembre de este año, el programa de Alimentación Escolar (PAE) empezó a ser operado por la Fundación Jardines Luminosos, legalmente llamada Funomiser, cuestionada –entre otras cosas- por tener supuestos nexos con el narcotráfico. Un tema que aún no ha sido ratificado ni negado por las autoridades.
 
Aunque se pensaba que la situación de los restaurantes escolares mejoraría en este departamento, un nuevo episodio pone en entredicho la calidad de los alimentos que se les están entregando a los niños de este apartado y empobrecido departamento.

En la mañana de este martes, cerca de 100 estudiantes del Jardín Infantil del colegio Gimnasio anexo a la Universidad Tecnológica del Chocó fueron trasladados de urgencias a tres centros médicos en Quibdó, después de que se intoxicaron con los desayunos que les proporcionó la Fundación, que también tiene contratos con la Alcaldía de Quibdó.
 
Al igual que todos los días, desde las 8:30 a. m. las manipuladoras de alimentos del Jardín les sirvieron el desayuno a los pequeños del grado transición. El menú, esta vez, fue carne desmechada, arroz, ensalada y jugo de borojó.
 
Sin embargo, pasaron 10 minutos y, según contó una docente a Semana.com, algunos pequeños empezaron a vomitar, mientras que otros sentían malestar estomacal. Fue así como, de inmediato, los trasladaron a los centros de salud.
 
“Es muy raro lo que ocurrió. Nunca se había presentado una situación así en la institución. Fue increíble como todos los niños se empezaron a sentir mal en el mismo momento”, contó la docente.
 
La situación alarmó a las autoridades del departamento. Martha Figueroa, administradora de Funomiser en Chocó, aseguró a este portal que no conoce las razones de las intoxicaciones y que, junto a la Secretaría de Salud, están investigando qué ocurrió.
 
“Nosotros atendemos 128 instituciones en Quibdó y todas tienen el mismo proveedor. Es raro que estos episodios no se hayan presentado en las demás (...) Siempre brindamos alimentos de calidad, por eso somos los primeros interesados en saber qué pasó”, dijo.
 
Añadió que enviaron muestras de los alimentos al Hospital Departamental de Quibdó para que los analicen y se espera que en las próximas horas las autoridades entreguen resultados. Mientras tanto, en las horas de la tarde varios niños continuaban hospitalizados, otros en observación y otros más fueron remitidos a algunas entidades de salud.
 
Un hecho que pone en evidencia, una vez más, que algo no anda bien con las empresas que suministran alimentos a los niños. Lo más dramático es que se juega con la salud de lo más preciado: los menores.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.