Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/8/2017 8:14:00 AM

Pierre Bergé, el férreo empresario que amó a Yves Saint Laurent

Esteta visionario y empresario con mano de hierro ejerció su gusto pronunciado por el poder en la moda, la prensa, el arte y la política de izquierdas. Falleció a los 86 años.

;
AFP

Esteta visionario y empresario con mano de hierro, Pierre Bergé, excompañero del legendario diseñador Yves Saint Laurent, ejerció su gusto pronunciado por el poder en la moda, la prensa, el arte y la política de izquierdas.

Cofundador y dirigente durante 40 años de la firma de lujo Yves Saint Laurent, Bergé, fallecido este viernes a los 86 años, poseía en 2016 una fortuna estimada en 180 millones de euros (215 millones de dólares al cambio actual), según la revista Challenges.

Este mecenas, activo militante de la causa gay y presidente de la asociación de lucha contra el sida Sidaction, negociaba con dureza y eficacia tanto en los negocios como a la hora de defender sus ideas.

"Que uno sea de izquierdas no significa que no sepa gestionar", aseguraba. "Pero no me gusta colaborar con gente que lo único que tiene en mente es alimentar su cuenta bancaria".

Personalidad controvertida 

Gracias a su carisma y cultura, este hombre siempre elegante, de ojos vivos, cautivaba a quienes él mismo admiraba, como Jean Cocteau o el expresidente socialista François Mitterrand.

Pero Bergé también era conocido por su carácter intransigente y sus posturas tajantes.

Los periodistas del diario Le Monde, de cuyo comité de vigilancia era presidente, fueron a menudo blanco de sus críticas y "caprichos", según ellos. 

Fue condenado por difamación a pagar una multa por asegurar que el Teletón (un evento televisivo caritativo en Francia) "corrompía la generosidad pública". 

Bergé nació el 14 de noviembre de 1930 en la isla de Olerón (oeste). Llegó a París en su juventud y se convirtió en amante del pintor Bernard Buffet, cuya obra gestionó. Su relación duró ocho años.

"Sólo creo en la obsesión"

En 1958, conoció a Yves Mathieu Saint-Laurent, entonces un joven introvertido de gran talento, con quien compartió 50 años de vida y trabajo en común. Ambos fundaron la casa de moda Yves Saint Laurent, que con el tiempo se convirtió en un imperio del lujo.

El rol de cada uno estaba claro: Saint Laurent la creación, Bergé la gestión.

"Si no hubiese amado a Saint Laurent, nunca me habría lanzado en la alta costura", decía. "Solo creo en la obsesión y los obsesionados. La creación está hecha de obsesión y también de dolor".

En 1973, creó la Cámara Sindical de Prêt-à-porter de los Diseñadores y Creadores de Moda, que presidió durante 20 años, así como otras fundaciones de moda.

A mediados de los años 1980, se convirtió en una figura cercana de Mitterrand y en un apoyo financiero y mediático del Partido Socialista.

En 2017, apoyó al presidente centrista Emmanuel Macron.

Se implicó además en la lucha contra el sida y contra el racismo, creó el diario gay "Tétu", invirtió en el teatro y fundó una casa de subastas.

En 2009, vendió por 373 millones de euros una fabulosa colección de arte reunida junto a Yves Saint Laurent, fallecido el año anterior.

Bergé sufría miopatía - enfermedad muscular - que no le impedía sin embargo, incluso pasados los 80, salir por las noches, pilotar su helicóptero y permanecer activo en el ámbito empresarial.

En marzo de este año, se casó con el paisajista estadounidense Madison Cox, de 58 años, vicepresidente de la Fundación Bergé-Saint Laurent. "Cox me sucederá", dijo Bergé.

Su muerte en su casa de Saint Remy de Provence, en el sureste de Francia, se produjo a pocas semanas de la inauguración de dos museos dedicados al legado de Yves Saint Laurent, uno en París y el otro en Marrakech, en Marruecos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?