Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/22/2011 12:00:00 AM

¿Quién está detrás del atentado al director del Partido Liberal en Chocó?

Dos semanas después de que Augusto Cicerón Mosquera sobrevivió a seis disparos a manos de un sicario en la puerta de su casa en Quibdó, las amenazas continúan sobre él. Mosquera hizo denuncias antes y después de las pasadas elecciones, que, cree, tienen que ver con el ataque.

A las 4:30 de la tarde del pasado sábado 3 de diciembre, Augusto Cicerón Mosquera, director del Partido Liberal en Chocó y exgobernador de este departamento, salió a la puerta de su casa para atender el llamado de alguien que preguntaba por él. Momentos después, un sicario desenfundó su arma y le dijo, denuncia Mosquera: “Esto es por no haber dejado elegir y oponerse a la Gobernación”. Posteriormente desocupó el cargador propinándole seis disparos en distintas partes de su cuerpo.
 
Veinte días después, los interrogantes sobre la naturaleza del atentado permanecen abiertos: ¿Fue un atentado por cuestiones de su profesión como abogado litigante? o ¿fue por su accionar como líder liberal en el Chocó? o fue, como él dice, ¿por sus denuncias en las elecciones de octubre pasado? Mosquera hizo énfasis entonces en que los candidatos a manejar el departamento no tuvieran problemas legales ni inhabilidades.
 
Postrado en una cama en un centro hospitalario y respondiendo con un marcador sobre un tablero, ya que no puede hablar como consecuencia de los disparos que le destruyeron el maxilar, el exgobernador Augusto Cicerón recibió a Semana.com y le contó cuál fue el ambiente en el que se desenvolvió la contienda electoral.
 
Hubo muchos dineros de por medio en las campañas y se rumoró que esto iba encadenado con el manejo de las regalías que recibirá el departamento. Además de una serie de permisos mineros que se otorgarán en Chocó. Los grupos que estaban detrás de las campañas y quienes financiaron sintieron que se les está birlando su inversión”.
 
Un mes antes de las elecciones, un hermano de Cicerón le advirtió de rumores que había sobre la incomodidad que estaban generando sus denuncias. Sin embargo, el director liberal asegura que no les dio importancia “porque en Chocó nunca había ocurrido algo así sólo por opinar. “Esta es la consecuencia de mi descuido”, afirma.
 
Mientras las autoridades buscan al autor del atentado, Augusto Cicerón asegura que el crimen cometido en su contra es consecuencia de las denuncias que él venía adelantando, aunque no puede acusar a nadie directamente. “El ambiente en el que se desarrollo el proceso electoral se podría decir que llevó a este atentado pero no podría dar nombre específico”, aseguró el político chocoano.
 
Repudio
 
En Chocó, diferentes medios de comunicación, políticos y otras personalidades expresaron una enérgica voz de repudio al atentado criminal del que fuera objeto Cicerón. Una de ellas fue la del actual gobernador del departamento, Malcom Córdoba, quien reiteró el rechazo del acto y resaltó que Augusto Cicerón hacía una defensa contundente para que no se le entregara la credencial al gobernador electo Luis Gilberto Murillo, quien se presentó a los comicios como candidato de Cambio Radical, con el respaldo del Partido Conservador, los verdes y ASI. 
 
En respuesta a estas palabras, el gobernador electo aseguró que considera “irresponsables y malintencionadas estas declaraciones del actual gobernador de Chocó, Malcom Córdoba. El actual gobernador de Chocó no es investigador. Son las autoridades las encargadas de investigar y señalar a los responsables”. En la misma declaración aseguró que repudiaba el atentado. Tras la polémica causada por sus declaraciones, el gobernador rectificó y dijo que él nunca tildó a nadie de culpable. 
 
Murillo fue elegido el pasado 30 de octubre por segunda vez gobernador de su departamento. La primera fue en 1998, pero su administración terminó un año después porque fue condenado por el delito de peculado por aplicación oficial diferente. El entonces gobernador destinó recursos públicos para actividades distintas a las previstas en el presupuesto.
 
Esta condena generó una polémica jurídica sobre su inhabilidad para ejercer cargos públicos, pues el peculado por aplicación no es considerado un delito desde hace varios años. Murillo ha explicado que existe jurisprudencia que avala su candidatura, sin embargo, la Procuraduría se pronunció en agosto de este año y dijo que la inhabilidad se debía mantener.
 
Sin embargo, y un mes y medio después de las elecciones, el pasado martes 20 de diciembre, el Consejo Nacional Electoral le entregó la credencial de gobernador de Chocó a Luis Gilberto Murillo Urrutia y ratificó su triunfo en las elecciones regionales, donde alcanzó más de 50.000 votos.
 
La campaña por la gobernación de Chocó fue muy reñida y la victoria de Murillo resultó muy sorpresiva porque contra todo pronóstico el candidato de Cambio Radical venció la maquinaria política de la tradicional familia Sánchez Montes de Oca que apoyaba al candidato Oscar Bernardo Palacios. La campaña del perdedor también fue cuestionada, pues su primo Odín Sánchez Montes de Oca fue condenado por vínculos con el jefe paramilitar el 'Alemán', mientras que otro de sus primos, Patrocinio Sánchez Montes de Oca, fue condenado por peculado culposo.
 
Tal y como asegura Augusto Cicerón, los intereses que rivalizaron durante las pasadas elecciones fueron el detonante de este atentado, que mantiene abiertos varios interrogantes sobre los que se espera que sea la justicia la que determine al responsable de los hechos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.