Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/3/2011 12:00:00 AM

¿Quién responde por la emergencia del agua en Manizales?

Mientras el alcalde Llano niega que la crisis estaba anunciada, el ingeniero José Dionisio Rodríguez reitera que existían suficientes alertas que merecían mayor atención. Semana.com habló con ambos. Cara a cara sobre una crítica situación que aún no encuentra solución definitiva.

“El plan B lo debería tener Aguas de Manizales”: Juan Manuel Llano

Semana.com: ¿Cómo avanza el restablecimiento del servicio de agua?

Juan Manuel Llano: Desde el sábado tenemos en servicio uno de los tubos que se llevó la avalancha, que alcanza a responder al 40 por ciento de las necesidades de la población. Hemos dado gradualmente a toda la ciudad un servicio programado y con restricciones (por horas). No hemos desmontado el servicio de logística a través de los carrotanques, donde llegan tanques de hasta 6.000 litros. Contamos con 172 puntos de distribución del líquido en la ciudad. Estamos entrando 4,5 millones de litros por día para atender a las comunidades.

Semana.com: Pero barrios como La Cumbre cumplieron 16 días sin agua. ¿Por qué los ciudadanos siguen reclamando que no les ha llegado el líquido?

J.M.L: El agua de Manizales no es bombeada. Toda llega por gravedad. Los tanques no han podido alcanzar los niveles para que lleguen a los barrios de arriba. En donde alcanza a llegar, la gente hace todas sus labores y no rinde, por eso el agua hasta esos sectores no alcanza a suministrarse.

También hemos tenido problemas cuando el agua entra a los tubos secundarios porque existe un efecto que revienta los tubos y por eso hay que presurizar la red. Hemos tenido que hacer varias reparaciones.

Pero tienen que entender que los niveles que alcanza el agua se van a ir recuperando en la medida que el abastecimiento de agua mejore y no se gaste toda el agua en las partes más bajas, donde siempre hay agua.

Semana.com: De los 192 barrios que tiene Manizales, ¿cuántos aún no cuentan con el servicio normal del agua? ¿Cómo se adelanta el suministro del líquido en la zona rural?

J.M.L: No les ha llegado el agua a 20 barrios, algunos la reciben pero por lugares. Frente a la zona rural, ya empezamos a entregar agua controlada. Les ha llegado a algunos corregimientos: San Peregrino, El Tablazo alto y el bajo, Arenillo y Patio Bonito.

Semana.com: El ingeniero José Dionisio Rodríguez reveló en La W Radio el acta de la reunión del Comité Local de atención y prevención de desastres, realizada el 19 de octubre del 2010, donde se habló sobre el riesgo que corría el sector Gallinazo, y por lo tanto, las plantas Luis Prieto, ante la amenaza de las lluvias. El ingeniero dice que usted y el gerente de Aguas de Manizales, Álvaro Andrés Franco, no adelantaron las labores para prevenir la emergencia. ¿Se realizó esta reunión? ¿Cuáles temas se hablaron?

J.M.L: El lunes 17 de octubre se presentó la primera muestra de avalancha a las 10:30 u 11:00 de la noche en La Marmolera, en el sector del Gallinazo, frente a la planta Luis Prieto. Preciso estaba comiendo en un hotel cercano y vi lo que había pasado. Bajó lodo, pero no afectó nada ni a la planta. Cuando llegue al lugar, solicité una reunión del Comité de Emergencias para ver cuáles eran las acciones que se debían emprender.

El 18 de octubre, a las 7:30 de la mañana, se hizo la valoración del lugar y CorpoCaldas, la Oficina Municipal para la Prevención y Atención de Desastres (OMPAD) y el Cuerpo Oficial de Bomberos de Manizales recorrieron toda la zona, pero no había forma de entrar a intervenir porque todavía había desprendimiento de tierra.

El 19 de octubre, a las 7:30 de la mañana, se realizó la reunión especial para saber cuáles mecanismos se iban a seguir, en la reunión no estuve. Pero, a las 9:30 de la mañana se desprendió el segundo bloque inmenso que generó los problemas y se llevó los dos tubos.

Semana.com: El ingeniero Rodríguez también entregó el informe técnico de la geóloga Blanca Adiela Ramírez, de la Subdirección de Infraestructura Ambiental de CorpoCaldas, del 14 de junio del 2010, donde alerta de las consecuencias que podrían traer las lluvias en el sector donde está ubicada la planta Luis Prieto. Según eso, la emergencia estaba anunciada…

J.M.L: Eso no es cierto. No estaba anunciada. Era imprevisible. Era un bosque natural que no mostraba ninguna señal de deterioro. Fue en la parte más alta de la montaña, en una ladera, y se vino un derrumbe monstruoso. No soy geólogo ni ingeniero civil, pero el director de CorpoCaldas dice que era imprevisible.

¿Quién es esa geóloga? No la conozco ni existe ningún documento. Lo que tenemos se lo estamos entregando a los entes de control. Al ingeniero Rodríguez sí lo identifico, él es el que ha hecho toda esta bulla.

Sí hay un caso relacionado con aguas pero abajo del derrumbe, hacia el lado izquierdo está el municipio de Villa María. Por el invierno, se presentó una tutela que falló a favor de los quejosos.

Semana.com: Critican a su administración por la falta de un plan B. Como alcalde de Manizales, ¿tenía en su plan de gobierno ese plan B?

J.M.L: El plan B lo debería tener Aguas de Manizales.

Semana.com: ¿Entonces qué tipo de responsabilidad le cabe a la Alcaldía?

J.M.L: La Superintendencia de Servicios Públicos dice que la empresa debe garantizar la continuidad del servicio, pero ¿cuándo se tiene un plan de contingencia para desastres de esta naturaleza? En Colombia poquitas empresas podrían tenerlo. Aguas de Manizales tiene plan de contingencia para las reparaciones puntuales, con el abastecimiento de cisternas para un barrio y tanques de dos mil litros. Hay que venir a Manizales para que vean lo sobrenatural de la emergencia.

Semana.com: Manizales cuenta con la planta de abastecimiento Niza, que desde octubre del 2010 está inactiva por sufrir el paso de una avalancha. ¿Por qué los trabajos de reparación de la planta Niza empezaron ocho meses después del daño?

J.M.L: Los trabajos no presentaron retraso. Esa avalancha se llevó una tubería de la planta Niza pero se le tuvo que cambiar el rumbo. La ladera era inestable. No era posible volver a hacer en el mismo sitio. Había que hacer un rediseño, conseguir los predios, las autorizaciones. El cuello de botella fue la tubería. Aguas de Manizales compró la tubería y se demoraron tres meses en entregarla. Luego, a los tres días, se hizo la transición a Colombia Humanitaria. Después de cambiar el sitio, damos la garantía que tendremos disponibilidad de agua.

Semana.com: ¿Por qué Colombia Humanitaria pagó las obras de reparación?

J.M.L:
Hicimos la gestión con el Gobierno porque se trataba de un desastre natural. El problema nunca fue de plata. A través de convenios con Colombia Humanitaria y la Alcaldía, se han invertido 64.800 millones de pesos en varios puntos de Manizales afectados por las lluvias. También junto con CorpoCaldas y Aguas de Manizales.

Semana.com: Tras la emergencia, algunas personas critican la inversión de Aguas de Manizales en el extranjero, que, como lo publicó esta revista en el artículo La guerra por el agua, compró una empresa de acueducto en Perú, con una transacción valorada en seis millones de dólares...

J.M.L: Son inversiones en diferentes momentos. Se decidió incursionar en nuevas empresas y salió ese plan de negocios. No es Manizales la que crece, en ese sentido es la empresa la que tiene la capacidad de crecer.

Semana.com: La Procuraduría General de la Nación abrió una investigación preliminar contra usted por su presunta negligencia en ordenar la ejecución de las obras para la reparación de las redes de conducción de agua en la Planta Niza...

J.M.L: No puedo pronunciarme ante esa medida. Tengo que guardar prudencia porque soy respetuoso de la ley. En la Superintendencia de Servicios Públicos hay una serie de investigaciones que estamos documentando para que los organismos de control tengan los elementos de juicio suficientes. Pero no fue negligencia ¡el derrumbe era de un tamaño astronómico! Pero estoy de acuerdo con que investiguen, sirvo de facilitador.

Semana.com: Pero es un hecho que si la Planta Niza hubiera estado funcionando normalmente en el momento de la avalancha en la Planta Luis Prieto, la emergencia que dejó sin agua a 400.000 habitantes no habría sido tan dramática...

J.M.L: La Planta Niza es capaz de dar una sexta parte del agua a Manizales. Si estuviera funcionando normalmente, tendríamos que haber hecho lo mismo que estamos haciendo. La Planta Niza entrega 300 y 400 litros por segundo. Manizales necesita mil por segundo.
 
Semana.com: ¿Cuándo se superará de forma definitiva la emergencia?

J.M.L: La reparación de los tubos se ha hecho en tiempo récord. Si Dios quiere y hace buen tiempo, el viernes se entregará el servicio al ciento por ciento a la ciudad. Por mal tiempo hemos tenido que suspender las reparaciones y evacuar a los trabajadores porque hay desprendimiento de la montaña.

Semana.com: ¿Qué le deja esta experiencia de lo que sucedió en Manizales en estas últimas semanas?

J.M.L:
El dolor es muy grande cuando uno no tiene agua. Pero no hay muertos ni hubo incendios. El derrumbe fue trágico para nosotros y doloroso para la ciudadanía, a la que hay que felicitar por su comportamiento, la ciudad estuvo en calma.

Semana.com: ¿Y qué responde a los ciudadanos que han exigido su renuncia?

J.M.L:
Cómo le parece que todos los alcaldes tuvieran que renunciar porque hay un derrumbe. Aquí estoy, al frente del cañón dándole respuestas a la comunidad.

Semana.com: ¿Cree que algunos candidatos le dieron uso político a la emergencia?

J.M.L:
El desastre sí tuvo tinte político. Hubo personas que le metieron ruido a la emergencia. Estaban buscando incautos para ganar votos y hostigaban en las filas a la gente, pero la Policía los hacía retirar y a todos los ciudadanos se les prestó el servicio. Agradecemos al Gobierno y a los colombianos por el apoyo.

* Tras realizar esta entrevista, la directora técnica de la Oficina Municipal para la Prevención y Atención de Desastres (OMPAD) , Sandra Inés López, le dijo a Semana.com que el informe técnico entregado por la geóloga Blanca Adiela Ramírez se realizó por solicitud de los sectores de Los Champiñones y Gallinazo, que pidieron una visita técnica debido al registro de avalanchas en la zona por la pasada temporada de lluvias. El documento, según la funcionaria, buscaba definir cuál era el número de damnificados.

López explicó que el informe pertenece a la jurisdicción del Municipio de Villa María, y que el documento sí menciona la posible afectación en la Planta Luis Prieto, pero "no lo hace de forma directa". "El diagnóstico habla sobre los procesos que se pueden presentar y se refiere a los cultivos y potreros en la cuenca alta, en la vía a Bogotá, pero un deslizamiento no estaba detectado", precisó.

Agregó que el informe no fue conocido por las autoridades en Manizales y que ante la emergencia no ha habido pronunciamiento del alcalde del municipio de Villa María.



“Era una emergencia anunciada”: Dionisio Rodríguez

Semana.com: Desde su experiencia como ingeniero civil, usted asegura que la emergencia pudo prevenirse. ¿Por qué cree en esta posibilidad?

José Dionisio Rodríguez: La avalancha, que ocurrió a las 11 de la mañana el 19 de octubre, fue un fenómeno de la naturaleza que se generó por causas de tiempo atrás. Se trató de un fenómeno de socavación de las laderas, el cual no se hace de un día para otro. La quebrada, el cauce donde se alimenta el acueducto de Manizales debió haberse monitoreado tiempo atrás.

Semana.com: ¿En qué consiste ese fenómeno de socavación de las laderas?

J.D.R: Hay unos materiales como piedras, arena y diferentes elementos de arrastre de la quebrada, que se van depositando de manera irregular en el tiempo a lo largo del cauce. Esos materiales empiezan a ocupar el cauce del río por donde circula el agua, entonces el cauce va migrando y se va hacia los laterales, la ladera, y no por el centro de la quebrada, como es el cauce típico.

Debido a ese problema de sedimentación de los elementos de arrastre, el flujo del agua empieza a irse por los lados y va socavando la ladera, la cual va perdiendo confinamiento y estabilidad, hasta que se desliza. Eso pasó en Gramalote.

Con la malformación en el cauce, el agua terminó represándose y se formó la avalancha que se fue encima de la conducción y el tanque en la planta Luis Prieto.

Semana.com: Entonces usted cree que era una emergencia anunciada...

J.D.R:
Sí. Mi reclamo es que esos fenómenos no se presentan intempestivamente, sino que con el tiempo se van formando, en meses o en años. La naturaleza ya había avisado en el año 81, cuando sucedió en el mismo sector una avalancha similar. Si se hubiera tenido un monitoreo de la quebrada, se habrían tomado medidas para mitigar ese riesgo, lo cual nunca ocurrió. Además, en febrero Bernardo Mejía Prieto, director de la Corporación para el desarrollo de Caldas, advirtió que no estaban avanzando las obras de Niza.

Semana.com: Usted presentó un informe técnico de la geóloga Blanca Adiela Ramírez, funcionaria de la Subdirección de Infraestructura Ambiental de CorpoCaldas, que alerta sobre una situación de riesgo en el sector donde se ubica la planta Luis Prieto. ¿Por qué este documento justifica la presunta negligencia de las autoridades?

J.D.R: Hay versiones documentadas como ese documento, que demuestra que propietarios y gente que vive aguas abajo de donde ocurrió la avalancha, se quejaron muchas veces ante las entidades de prevención y atención de desastres y el municipio de Villa Maria para decir que estaban viviendo esas avalanchas y pedir ayuda.

En el informe se encontró que había evidencias de esa socavación y sedimentación de materiales en el cauca y que Aguas de Manizales había hecho un trabajo de remoción de sedimentos insuficiente para evitar una posible afectación en la tubería.

Semana.com: El alcalde de Manizales le dijo a Semana.com que no conoce el informe técnico de la geóloga Ramírez...

J.D.R:
Falla de él. La Alcaldía tiene mucha interacción con CorpoCaldas, debe haber comunicación. Ambos son responsables de los problemas ambientales en Manizales y Caldas, y si el alcalde no conoce esa información es porque las personas que trabajan para él no están cumpliendo con su función.

Semana.com: Usted dice que el riesgo no fue mitigado...

J.D.R.:
Nunca hicieron estructuras de contención y confinamiento de la ladera para que no se fuera a derrumbar. Si hubieran mitigado el riesgo, probablemente la ladera no se habría venido. Además, de acuerdo con el Ministerio de Ambiente, la planta está en riesgo de que desaparezca porque hay un deslizamiento que se puede magnificar y acabar con todo lo que se está haciendo (obras de recuperación recientes).

Semana.com: Usted critica al gerente de Aguas de Manizales por su actitud ante la emergencia...

J.D.R:
En la reunión del Comité de Emergencias el 19 de octubre, la directora del OMPAD habló sobre la posibilidad que se afectara la tubería de la planta Luis Prieto, pero el gerente dijo que eso no iba a pasar, que él tenía los planes de prevención y que si sucedía un derrumbe, la tubería no iba a ser afectada. Estaba mal informado. No estaban preparados, no había planes y se afectó el servicio a la gente.

Semana.com: ¿Quién cree que debe asumir la responsabilidad de la emergencia?

J.D.R.:
Aguas de Manizales. Esa empresa no tiene un carrotanque de su propiedad. Aguas de Manizales debe cuidar la cuenca, monitorearla y garantizar el servicio de agua potable. Por eso, pedí intervenir administrativamente a la empresa porque ni el gerente ni la junta directiva son capaces de manejar el problema.

Semana.com: El alcalde dice que el plan B ante la emergencia era responsabilidad de Aguas de Manizales. ¿Qué opina?

J.D.R:
Yo no estoy pidiendo acciones contra el alcalde, sino contra el gerente de Aguas de Manizales y la junta directiva. Mi queja es que remuevan al gerente por incompetente e inepto. Por su parte, el alcalde es responsable en la medida que es el administrador general del municipio de Manizales y debe tener control, o al menor información sobre lo que sucede en empresas vitales para la existencia del pueblo manizalita.

Semana.com: La planta Niza es el otro talón de Aquiles. ¿Qué sabe sobre esta planta?

J.D.R:
Ese sector ha sufrido fenómenos erosivos. En el 2008 se presentó un derrumbe, en octubre del 2010 se presentó otro deslizamiento. Por ahí no era procedente volver a tirar una conexión y la relocalización se hizo hasta que llegó la plata de Colombia Humanitaria, teniendo Aguas de Manizales los recursos. Además si no se podía hacer ahí, sí se podía ubicar un tubo provisional.

Semana.com: El alcalde dice que el retraso en las obras se debió al rediseño de la nueva conducción, la compra de predios y las autorizaciones que debían hacerse...

J.D.R
: Aguas de Manizales tiene mecanismos de contratación muy ágiles y la ley 142 asegura que las empresas como Aguas de Manizales pueden actuar de manera urgente y le permite tomarse predios para utilizarlos y luego indemnizar a las personas.

Semana.com: Pero, Llano dice que si estuviera funcionando la planta Niza normalmente, la situación de emergencia sería igual de dramática.

J.D.R:
Eso es muy discutible. Esa tubería de Niza alimenta 600 litros por segundo, pero así aportara 200 litros por segundo, se habría podido paliar la situación de emergencia. Habríamos ganado mucho y no tendríamos las pérdidas económicas que tenemos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.