Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/19/2011 5:00:00 PM

¿Quién responde por el nuevo escándalo del DAS?

Felipe Muñoz, actual director del DAS, es señalado como el único responsable de la filtración de información de inteligencia. La oposición dice que el presidente Juan Manuel Santos también debe responder.

Que en el DAS se vendieran informes de inteligencia sobre grupos ilegales, que información privilegiada de la seguridad nacional fuera conocida por un país vecino, o que organismos del Estado como la Procuraduría y el Congreso fueran blanco de seguimientos ilegales, parece que no fue asumido con la gravedad que merece.
 
Seguramente, tras el escándalo de las chuzadas y seguimientos ilegales a magistrados, periodistas, dirigentes políticos de oposición, y defensores de derechos humanos, se interpretó que las irregularidades en el DAS habían llegado a la tapa. Y el nuevo escándalo revelado por la revista SEMANA no fue asumido con igual o mayor trascendencia.
 
En otro momento, el escándalo hubiera salpicado al presidente de la República, pues el DAS es un organismo de su jurisdicción directa. Pero estas revelaciones sólo alcanzaron a comprometer al actual director de la entidad (que está en proceso de liquidación), Felipe Muñoz.
 
Según el artículo ‘Los papeles secretos del DAS’, fue durante parte de la administración de Muñoz que sucedió la filtración de los documentos clasificados de inteligencia. Por eso, sectores políticos consideran que en este nuevo escándalo el único que tiene respuestas a los interrogantes es el director del organismo.
 
Así lo considera el jefe del Partido Liberal, Rafael Pardo, quien en diálogo con Semana.com calificó de “grave” el hecho que la actual administración (la de Felipe Muñoz) “no tenga la diligencia necesaria ni los mecanismos de control” para evitar la filtración de los datos de inteligencia. “El director del DAS tiene que darle una explicación al país”.
 
Pardo considera que las responsabilidades de este escándalo son exclusivas de Felipe Muñoz y que en este caso no cabe ni el espejo retrovisor ni respuestas del actual gobierno. Y eso que el informe periodístico reiteró que dirigentes del Partido Liberal fueron ‘blanco’ de seguimientos ilegales de algunos agentes del DAS.
 
Germán Varón, dirigente de Cambio Radical, le dijo a Semana.com que aunque es “lamentable” que se sigan comprobando cada vez más evidencias que el DAS haya terminado “al servicio de intereses de orden político”, no considera que en las filtraciones de información de esa entidad “haya responsabilidad del actual gobierno”.
 
¿Y las explicaciones de Santos?
 
Felipe Muñoz fue uno de los dos funcionarios (junto a la directora del ICBF, Elvira Forero) que ‘sobrevivieron’ a la transición entre los gobiernos de Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos.
 
En su momento, el Polo Democrático Alternativo, único partido de oposición, cuestionó que Santos hubiera ratificado a Muñoz en la dirección del DAS, pese a haber anunciado que la entidad sería liquidada.
 
Incluso, el expresidente Uribe, cuando le entregó su larga versión de las ‘chuzadas’ a la Comisión de Acusaciones, dijo sin ambages que nombró a Muñoz en la dirección del DAS por directa recomendación de su entonces ministro de Defensa, el hoy presidente Santos.
 
Quizás, por esos antecedentes, el Polo Democrático insistió en pedir la responsabilidad de Santos en el nuevo escándalo del DAS.
 
Jaime Dussán, presidente del partido, le dijo a Semana.com que Santos debe “dar la cara y responderle varios interrogantes al país”.
 
Primero, dice Dussán, Santos debe explicar por qué ratificó y mantiene en su cargo al actual director del DAS.
 
Segundo, considera el presidente del Polo, el mandatario debe decirle al país “con absoluta precisión” si otra vez desde la presidencia se está orientando al organismo de inteligencia a filtrar información, a hacer persecuciones ilegales a quienes tienen controversia con el gobierno, o si sólo se trata de una “mafia enquistada” que logró infiltrar el DAS para poner a actuar a esa entidad por fuera de la Constitución y la ley. “Si el gobierno no toma medidas, es cómplice”.
 
Felipe Muñoz, mientras tanto, admite que en el DAS se han presentado filtraciones. El presidente de la República, que ha dedicado más esfuerzos a cerrar la controversia política que ha generado las opiniones de su vicepresidente angelino Garzón, no se refirió al nuevo escándalo en el DAS.
 
Mientras tanto, Santos tiene en su escritorio la renuncia de Muñoz. Pero probablemente sólo será aceptada en noviembre, cuando culmine el proceso de liquidación del DAS y le dé paso a la nueva agencia de inteligencia del Estado. Entonces, este nuevo escándalo quedaría en el olvido, sin respuestas, y los nuevos desafíos en la materia asumidos por el almirante Álvaro Echandía.
 
Y el Congreso, que siempre recurre a hacer control político sobre las irregularidades denunciadas por los medios de comunicación, esta vez también guardó silencio. Nadie, ni siquiera en la oposición, pidió que el gobierno dé las explicaciones al Legislativo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.