Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/17/2016 8:35:00 AM

Ahorro de energía va en 4,5 % y aún no es suficiente

El Gobierno insistió en la necesidad de que los hogares racionen voluntariamente el 5 % de su consumo en electricidad.

La incertidumbre se mantiene. Cuando se cumplen diez días desde cuando el presidente Juan Manuel Santos se puso al frente de la campaña ‘Apagar paga‘, no ha sido posible mantenernos en la tan anhelada cifra de 5 % de ahorro diario.

Tras una semana de frustraciones el martes se alcanzó el pico de ahorro, pero un día después la cifra volvió a caer: 4,5 %.

Durante su intervención el primer mandatario aseguró que “no es un número malo, pero tenemos que hacer un esfuerzo mayor en el tema, recuerden que debemos tener 5 % todos los días para evitar cortes o un racionamiento”. 

En la décima jornada de la campaña ‘Apagar paga‘, Santander, Norte de Santander, Arauca, Boyacá, Casanare y la región Caribe estuvieron por encima del promedio. Bogotá y Cundinamarca, sin embargo, no alcanzaron la meta esperada.

Aunque ya alcanzamos el porcentaje propuesto por las empresas y autoridades del sector para evitar un racionamiento, que, en su opinión, debería ser a lo largo de seis semanas, tres horas al día, el estimado de ahorro se debe mantener hasta que pase el fenómeno del niño.

La propuesta del Gobierno es que los hogares y comercios logren reducir su consumo respecto de su factura de febrero, quienes lo consigan obtendrán como beneficio 450 pesos por cada kilovatio ahorrado. Si, al contrario, el gasto energético aumenta, los 450 pesos serán adicionales por cada kilovatio consumido.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.