Martes, 21 de octubre de 2014

| 2013/03/21 00:00

¿Racismo en Andrés Carne de Res?

La actriz Diana Caicedo denunció que ella y su amiga fueron victimas de discriminación.

Los dos mujeres de raza negra Maira Alejandra Cuesta (izq) y Diana Caicedo (der) no pudieron entrar al reconocido restaurante. Foto: SEMANA

Una noche de comida y rumba terminó con una desagradable sorpresa para un grupo de cuatro amigos que intentaron ingresar al conocido restaurante Andrés D. C., ubicado en la calle 82 de Bogotá.  

El martes 19 de marzo la actriz Diana Caicedo se encontraba con dos amigos italianos y Maira Alejandra Cuesta, modelo y excandidata de Chocó al reinado de ese departamento. Según relata Diana, ese día se acercaron al restaurante hacia las 10:00 p. m. y en la entrada uno de los porteros les impidió el ingreso. “El tipo nos miró mal”, dice Diana a Semana.com. Luego les dijo que no podían entrar, pues había una fiesta privada.

Inquietos con la respuesta de la persona encargada de la vigilancia, los cuatro comensales se dirigieron hacia otro lugar, pero antes decidieron llamar al restaurante para corroborar lo que les había dicho el portero. La persona que contestó al otro lado del teléfono les dijo que había servicio y que no necesitaban reservar una mesa.

¿Qué pasó? Diana cree que fue una actitud claramente racista en contra de ella y su amiga Alejandra. Lo cierto es que ella tiene la duda de si la directriz es del restaurante o fue una decisión del portero. Lo extraño es que el vigilante que les negó la entrada es de raza negra.     

El gerente de comunicaciones de Andrés Carne de Res, Diego Potes, respondió la denuncia y dijo que en el restaurante no se tiene ninguna tolerancia hacia el racismo y que en la empresa varios de los colaboradores son afrocolombianos incluido el gerente de servicio.

“Fue una mala interpretación del guardia de seguridad que estaba en ese momento, quien ya fue retirado de su cargo a raíz de este incidente. No toleramos ninguna manifestación de racismo en nuestra compañía”, dice.

Potes asegura que desconoce los motivos por los cuales el guardián tomó la decisión de no dejarlos entrar, “aquí todos son bienvenidos”.

Según cuenta Diana, los italianos se quedaron con una mala imagen del restaurante, pues para ellos el racismo no existe. “Allá todos son iguales”.

Ray Charrupi, vocero de Chao Racismo, dijo que  ellos ya tienen la queja y que el hecho está en etapa de investigación. “Lo primero que se hace en estos casos es comunicarnos con la empresa para saber qué fue lo que pasó (...) En el caso de verificar que Diana Caicedo fue víctima de racismo, vamos a acompañarla en la presentación de una denuncia ante la Fiscalía”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×