Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/6/2016 9:08:00 AM

“La embarré, la embarré”: Rafael Uribe Noguera

Fiscalía llama a interrogatorio a Catalina y a Francisco Uribe, hermanos del presunto agresor. Se revelan más pistas en el caso: un zapato encontrado en el carro y posibles visitas anteriores al barrio.

Mientras que el arquitecto Rafael Uribe Noguera pasó el lunes en la Clínica Navarra, en el norte de Bogotá, regresando en sí tras una sobredosis de cocaína, un grupo de agentes de la Sijín recaudaba pruebas para judicializarlo. Los investigadores fueron varias veces al barrio Bosque Calderón y entrevistaron a vecinos y familiares de la niña Yuliana Andrea Samboní, secuestrada y asesinada en la mañana del domingo.
 
Pronto los funcionarios pudieron determinar algo que será clave en el proceso contra Uribe Noguera: ya antes el hombre había intentado, sin éxito, llevarse a la menor del sector. Por lo menos en dos ocasiones había merodeado la calle del barrio y la había abordado ofreciéndole dinero para que aceptara subirse a su camioneta.
 
Le puede interesar: Lavaron el cuerpo de Yuliana para ocultar el crimen
 
El domingo, hacia las nueve de la mañana, volvió a visitar el barrio movilizándose en una campero gris y se detuvo junto a Yuliana y su primo, otro menor. Abordó a los pequeños y el niño logró huir, pero Uribe Noguera metió a Yuliana a la fuerza en el vehículo.
 
Cuando los adultos fueron alertados y salieron para auxiliar a la niña fue demasiado tarde, sin embargo, el padre de inmediato informó a las autoridades. Los primeros agentes inspeccionaron las cámaras de seguridad del sector y observaron un vehículo como el que les describía la comunidad recorriendo calles a la hora señalada. Así establecieron con exactitud las placas y demás información oficial del carro.
 
A través de esta información llegaron al abogado Francisco Uribe Noguera –hermano de Rafael y propietario del vehículo–. Este informó a las autoridades que la camioneta gris estaba en poder de su hermano. Inicialmente, el arquitecto fue llevado a la clínica psiquiátrica Monserrat pero los galenos se negaron a internarlo allí. Entonces, su familia acudió a la Clínica Navarra, en el norte de Bogotá, donde fue atendido por sobredosis de cocaína. 

En imágenes: Ola de indignación por la muerte de Yuliana
 
Allí permaneció todo el día lunes y la noche mientras avanzaban las pesquisas contra él, hacia las diez de la noche los agentes de la Sijín ya tenían una orden de captura y tras notificarlo lo esposaron a la cama y montaron una custodia a la salida de la habitación.  
 
Uribe fue trasladado en la tarde de este martes a los juzgados de Paloquemao en donde se programó la audiencia de legalización de la captura. En la tarde, el ambiente se caldeaba en la entrada del lugar, donde varios ciudadanos protestaban por el crimen.

La Fiscalía llamó a interrogatorio a dos hermanos del presunto agresor, Catalina y Francisco Uribe.
 
Agentes del CTI que también ayudaron a armar el caso dicen que la escena del crimen es atroz: rastros de sangre y otra evidencia de que la menor fue golpeada. Así mismo, aseguran que la primer reacción de Noguera, tras tener conciencia del acto fue repetir: “!La embarré, la embarré!”.  
 
El cadáver de la niña Yuliana fue hallado en el apartamento de Rafael Uribe Noguera, en el edificio Equus 66, al parecer inicialmente se pensó en ocultarlo pues los investigadores lo encontraron bajo el jacuzzi.
 
Su deceso, según informó el director de Medicina Legal, Carlos Valdés, se dio por asfixia: “La causa de la muerte de la menor de siete años corresponde a asfixia mecánica mixta, correspondiente a asfixia por sofocación y estrangulamiento”, aseguró Valdés.
 
Y según lo señaló el propio Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, –en tono de enfado– la escena del crimen fue alterada por terceros para obstaculizar la labor de la justicia.
 
“Quiero aprovechar, en esta oportunidad, para notificar a los terceros que la Fiscalía General de la Nación no va a permitir que se obstruya la justicia… La escena del crimen fue manipulada y he instruido a los fiscales para que judicialicen a los terceros, que están intentando obstruir la acción de la Fiscalía General de la Nación”, dijo.
 
Los agentes de la Sijín también inspeccionaron el vehículo en el que fue raptada la niña y allí encontraron trazas biológicas de la víctima, sus huellas y uno de sus zapatos. Eso, sumado a una secuencia de cámaras de seguridad de varias vías y a los videos del ingreso y pasillos del edificio Equuss 66, son elementos probatorios con que cuentan las autoridades para demostrar la responsabilidad de Uribe. Los legistas que practicaron la necropsia al cadáver de Yuliana establecieron que el cuerpo fue lavado y además encontraron rastros de aceite en el mismo.

El acusado
 
Rafael Uribe Noguera, de 38 años y soltero, es un arquitecto egresado del colegio Gimnasio Moderno y titulado de la Universidad Javeriana. Su experiencia profesional está estrechamente relacionada con la empresa Lascaux Construcciones SAS, de su familia. Precisamente esa firma hizo el edificio Equus 66, en Chapinero Alto, donde los agentes de la Sijin hallaron a la menor Yuliana en un apartamento de propiedad de Uribe. Quienes lo conocen dan cuenta de un hombre muy social al que le gustaba hacer deporte y salir con sus amigos. Había vivido en el exterior durante algunas épocas.
 
Luego de ingresarlo a la Clínica Navarra y de asimilar la dimensión del asunto en el que estaba incurso Rafael, su hermano, el abogado Francisco Uribe Noguera, se comunicó con el penalista Francisco Bernate y le consultó si podía asumir la defensa judicial de Rafael. Él y otros abogados declinaron llevar el proceso.
 
La muerte de Yuliana produjo indignación nacional. En Bogotá, en la noche del lunes se realizaron tres plantones diferentes. Uno en la clínica Navarra, otro en frente a la Iglesia de Lourdes y otro frente al apartamento de Uribe.
 
En el transcurso del día, se incrementaron las manifestaciones. En la autopista norte con 106, donde queda la clínica en la que está internado el arquitecto, decenas de personas se manifestaban desde la madrugada con carteles. Quienes pasaban por allí escuchaban el ruido ensordecedor de los pitos pues todos los centenares de carros que transitan esa vía protestaron de ese modo. En el video, en el que se muestra como Uribe es notificado de su captura, se escucha la indignación de las personas que están en la calle.  
 
A ese sentimiento se sumó el presidente de la república quien dijo a través de su cuenta en Twitter: "Con profunda indignación condeno crimen contra niña de 7 años en Bogotá. Que todo el peso de la justicia caiga sobre responsable #NiUnaMás".  A la fecha, centenares de personalidades se han sumado al repudio del crimen.
 
Puede leer: Ordenan captura de Rafael Uribe por crimen de Yuliana

La noche del lunes, cuando los agentes de la Sijin llegaron la habitación del hospital para notificarle a Rafael Uribe su detención, este preguntó si podía dar aviso a su hermano, a lo que los agentes accedieron. Por parte de la familia se produjo un breve comunicado en el que lamentan la tragedia.
 
“Somos conscientes de que Rafael deberá asumir las drásticas consecuencias que se desprenden de su inexplicable actuar. Nosotros, como familia, no podemos darle la espalda en estos momentos de angustia, confusión y dolor. Las autoridades están actuando frente al caso con el más estricto cumplimiento de las normas para aplicar justicia ante este terrible caso, con toda nuestra colaboración sin ningún tipo de interferencia”, aseguran.
 
También puede ver: Testigos narran cómo fue el crimen de Yuliana
 
En las próximas horas Rafael Uribe Noguera será presentado ante un juez. Ya sea que los médicos le den de alta y la Policía lo conduzca al juzgado correspondiente, o que ante la situación acuda a su lecho un juez para iniciar su proceso penal por los delitos de secuestro agravado y el atroz crimen de la menor Yuliana Andrea Samboní que ha conmovido a un país que, según el director de Medicina Legal Carlos Valdés, vive 18.000 casos como este al año.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.