Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/21/1990 12:00:00 AM

RAMBO

Fidel Castaño, admirador furibundo de Rambo, es ahora, con Pablo Escobar, la obsesión de las autoridades.

Jesús María Castaño era uno de los ciudadanos mas apreciados del municipio de Amalfi, en el nordeste antioqueño. Ganadero tradicional, era un hombre amable que nunca se granjeo la enemistad de nadie. Su trabajo honesto le permitió ir acumulando unos pesos con los que hizo una mediana fortuna, que no cambio su sencillo estilo de vida ni su solidaridad con quienes tenian menos que el.
Hace cerca de seis años don Jesús María Castaño fue secuestrado por las FARC. Inmediatamente su hijo Fidel Antonio se puso en la labor de negociar su rescate. Hizo un pago inicial, pero fue considerado insuficiente por los captores, que entonces le pidieron que se presentara personalmente para negociar. Fidel Antonio Castaño Gil se negó. Pero a través de un intermediario envio un segundo pago que, segun testigos de la epoca, fue de 50 millones de pesos. Comenzó, entonces, una larga espera, pero el hecho fue que don Jesús María nunca apareció. Su hijo pudo establecer posteriormente que los emisarios se habian quedado con la plata. Misteriosamente, los cadáveres de tres de ellos fueron apareciendo uno tras otro. En la región esas muertes se asociaron con el hecho de que a Castaño le habian "puesto conejo".

Sin embargo, lo mas grave no fueron tanto los tres muertos, sino que a partir de ese momento un hombre llamado Fidel Castaño, que apenas pasaba los 30 años, decidió dedicar su vida a barrer de la faz de la Tierra, a cualquier precio, a quienes responsabilizaba de la muerte de su padre: la guerrilla. Esta historia, comparable a los mejores guiones de Hollywood como "El vengador anónimo", con Charles Bronson, se volvio una leyenda en las praderas de Cordoba donde, en los ultimos años, ha venido circulando de boca en boca. Castaño, apodado "Rambo" por sus coterraneos, se convirtió para muchos en el cruzado que iba a liberar a la región de la "peste del comunismo internacional".
La semana pasada, la historia de Fidel Castaño comenzó a pasar de la leyenda a la realidad. Un desertor de su organización, Rogelio de Jesus Escobar, alias "Relámpago", se presentó al DAS y contó lo que sabía. Acogiendose a los decretos 2490 de 1988 y 1199 de 1987, que favorecen e inclusive recompensan a quienes colaboran en investigaciones criminales, "Relámpago" reveló a las autoridades colombianas las intimidades y el alcance de la organización del "Rambo" colombiano. Fue asi como estas descubrieron uno de los episodios mas macabros de la violencia en Cordoba.
En dos fincas de propiedad de Castaño --Las Tangas y Jaraguay- las Fuerzas Armadas encontraron, una tras otra, las fosas comunes en las que habian sido sepultados los cadaveres de 26 personas que, según "Relámpago", fueron secuestradas, torturadas y asesinadas por "los tangueros", nombre con el que se conocen a los hombres de Castaño. Gracias a sus aterradoras declaraciones, un pais que en la década de los 80 giro básicamente en torno a las acciones de Pablo Escobar Gaviria y Gonzalo Rodríguez Gacha, entro en la de los 90 descubriendo a un personaje no menos exótico y definitivamente no menos peligroso: Fidel Castaño.

QUIEN ES
Hijo de Jesús María Castaño y Maria Rosa Gil, Fidel Antonio nació en Amalfi, Antioquia, en 1951. Miembro de una familia de seis hijos, es un hombre trigueño, bien parecido, de elevada estatura, 1.80 m, y contextura física atletica. Vivió y trabajó durante un tiempo en su pueblo, pero despues decidio ir a probar suerte en Venezuela. De alli regreso con una pequeña fortuna que invirtió en la compra de un camión Pegaso, para dedicarse al transporte. En esta actividad se desempeñó entre 1967 y 1968 y luego, en 1974, desapareció de Amalfi.
De su personalidad son muchas las cosas que se dicen. Por ejemplo, que no es amigo del matrimonio, pero que no por ello es ajeno a las mujeres.
Siempre esta bien acompañado y no son pocas las jovenes que han vivido durante temporadas cortas con él.
Cuida mucho su aspecto. Es un fisicoculturista empedernido y con frecuencia se le ve trotando de una finca a otra por las llanuras cordobesas.
Sin embargo, según "Relámpago", antes era un "camaján cuajado", como su idolo Sylvester Stallone, pero las vicisitudes de la vida lo tienen bastante mas esbelto. A pesar de vivir entre vaqueros y en regiones ganaderas, no usa sombrero, prefiere la cachucha y viste siempre de tonos pastel, verdes y azules especialmente.
Pero los que se imaginan a un Juan Charrasqueado rústico, primitivo y rural estan un tanto equivocados.
Castaño es mas refinado de lo que la prensa ha presentado hasta ahora.
Patriarcas de la clase dirigente antioqueña hace algunos años se tropezaban con él viajando en primera clase a Nueva York, ciudad a la que iba con alguna frecuencia. Y el recuerdo que tienen de esas, conversaciones informales es el de un hombre de buena presencia, sencillo y cordial. Y si este dato no coincide con la imagen que de el se tenia, hay otro aun mas desconcertante: Castaño es propietario de un apartamento en uno de los barrios mas elegantes de París (el 17 émearrondissement).

Según las informaciones que las autoridades han logrado recopilar, Castaño es un hombre muy bien informado y se le reconoce una aguda inteligencia que no pocas veces ha utilizado para hacerse amistades entre mandos medios de las fuerzas militares, a quienes ha logrado sacarles valiosa información. Es también legendaria su admiración por ese personaje que tantas veces encarnara en la pantalla Sylvester Stallone: Rambo. De acuerdo con las revelaciones del desertor, Castaño ve sus películas una y otra vez y ha ordenado que su gente tambien las vea. Considera que los metodos de Rambo son los que debe aprender su organizacion paramilitar.
La siniestra historia de Castaño comenzó a tomar cuerpo en 1982, después del secuestro de su padre, cuando empezó a versele rodeado de escoltas y a rumorarse que habia organizado su propia fuerza para combatir a la guerrilla y que estaba vinculado con el narcotráfico.
Todos estos rasgos de la personalidad de Fidel Castaño han alimentado el mito del "Rambo" colombiano y le han permitido ganarse no pocos aliados en la guerra contra la izquierda. Pero la semana pasada espeluznantes fotos de fosas comunes halladas en sus fincas han dejado claro que hay mucho mas detras de la figura idealizada del guerrero mitificado.
Para comenzar, Castaño es, según las autoridades, un narcotraficante. Un informe del DAS revela que su inmensa fortuna, aunque hoy está representada en actividades legales como las casi 100 mil hectáreas de tierra que se le calculan, miles de cabezas de ganado, etc., tiene su origen en el negocio de la cocaína.
No se sabe la fecha exacta en que llego al departamento, pero fue al comienzo de la década pasada cuando Fidel Castaño comenzó a comprar tierras en Cordoba. La coyuntura de orden público le facilitó las cosas pues muchos ganaderos de la región buscaban, de manera desesperada, un comprador para ponerse a salvo de la guerrilla. Secuestros, boleteos, abigeatos, vacunas y chantajes estaban a la orden del dia y los ganaderos, unos por temor y desconfianza, y otros por falta de las autoridades, no tenian a quien acudir y estaban indefensos.
Entonces llego Castaño, pagando muchas ocasiones en efectivo, y compro las mejores tierras. En la actualidad, se sabe que tiene 60 mil hectáreas entre las dos fincas en las que aparecieron las tumbas, Las Tangas y Jaraguay, aunque no se descarta que posea otras a nombre de testaferros.
Uno de los casos mas impresionantes es el del municipio de Valencia, que esta dentro de los predios de la hacienda Las Tangas, cuyos pobladores en buena medida derivan su sustento de Castaño, la única fuente de trabajo que tienen. Pero esto es sólo lo que se refiere a Cordoba, pues, según "Relámpago", tambien tiene propiedades en Uraba, en el sudoeste antioqueño y en el Viejo Caldas.
Curiosamente, en Cordoba nadie ha sabido nunca de un cultivo o un laboratorio que haya tenido en ese departamento. Alla, aunque todo el mundo da por hecho el origen dudoso de su plata, le reconocen su vocación de agricultor y ganadero. Y lo cierto del caso es que, hasta el momento, las autoridades no han encontrado pistas de aterrizaje laboratorios para procesar alcaloides, caletas para almacenar drogas o sembrados de coca que lo comprometan con esa actividad.
Fuera de las fosas comunes donde han aparecido, hasta el momento, 26 cadáveres, al cierre de esta edición las autoridades solo habian encontrado ganado y unas cuantas armas de los celadores --todas ellas amparadas por salvoconductos legalmente adquiridos. Como le dijo a SEMANA el director encargado de la Policia Cordoba, coronel Alfonso Merchan, "este señor Castaño lo que hizo fue invertir en Cordoba el dinero que ganaba en otras regiones con sus labores ilícitas".

¿Cómo es la relación de Castaño con Pablo Escobar? A todas luces estrecha. Según "Relámpago", el desertor, todo el mundo en la organización habla de Escobar con afecto y con respeto. Los informes de inteligencia señalan a "Rambo" como el hombre que está reemplazando a El Mexicano como cabeza del brazo armado del cartel de Medellin. El cartel siempre ha tenido un brazo politico y un brazo armado. El politico es Escobar y el armado era Rodríguez Gacha. Con Castaño, esta estructura se estaría manteniendo a pesar de la muerte de este último. Sin embargo, se equivocan quienes consideran que "Rambo" es un simple empleado de Escobar. "Castaño no es segundo de nadie", afirmó a SEMANA un trabajador de Cordoba que perteneció a su organización. "Tiene aliados, pero no tiene jefes. Y Escobar es su aliado". Esta misma persona afirma que si bien originalmente fue narcotraficante, hoy tiene suficiente dinero para no serlo, y sostiene que todas sus energias estan dedicadas a la única causa en la que cree: la derrota militar del comunismo.

El concepto de comunismo es objeto, por parte de Castaño, de una interpretación bastante amplia. Según "Relámpago", cada vez que estan viendo un noticiero de televisión y se anuncia un asesinato de la UP, Castaño, aunque no haya tenido nada que ver, se frota las manos de satisfacción. Y exclama en voz alta alguna frase aprobatoria. Precisamente, el evento que puso a Castaño en primer plano nacional fue el asesinato de Bernardo Jaramillo. El dia del crimen una llamada anonima a Caracol Medellín reivindicó el magnicido a nombre del cartel de Medellín, pero en vez de mencionar a Pablo Escobar se lo atribuia al duo paramilitar de Fidel Castaño y Henry Pérez. Al dia siguiente, Escobar mando su famosa carta con la huella digital aclarando que esa llamada era ficticia y que su organización nada tenía que ver con el asesinato. Esta rectificación que inicialmente conto con gran credibilidad, hizo pensar a muchos, entonces, que Castaño le estaba montando tolda aparte a Escobar. Fue en ese momento cuando llegaron dos comunicados adicionales, uno de Henry Pérez y otro del propio Castaño negando, a su vez, tener vinculación alguna con ese hecho. Sin embargo, para que no hubiera malos entendidos sobre la seriedad de su organización, dejó clara su posición señalando que aunque no habia ordenado el asesinato de miembro alguno de la UP "si se comprueba la participación de alguno de ellos en cualquier grupo guerrillero, se procederá a ajusticiarlo". Las autoridades consideran resuelto el caso del asesinato de Bernardo Jaramillo y se lo atribuyen directamente a Pablo Escobar y no a Fidel Castaño.

En un departamento asolado por el secuestro, el boleteo, la extorsión y el abigeato, el odio visceral a la guerrilla era un sentimiento que contaba con el apoyo de buena parte del establecimiento tradicional: Por esto, en sus primeras etapas el apetito de venganza de "Rambo" contó con la complacencia, e inclusive con el apoyo de muchos ganaderos y finqueros tradicionales de las zonas alrededor de Valencia. Y los resultados iniciales fueron claros. Para comenzar, Castaño acabó, de una vez por todas, con la "vacuna", el impuesto que históricamente la guerrilla le cobraba a los hacendados. "Jefe guerrillero que se le ocurriera pasar por la zona de influencia de "Rambo" a "cobrar", era devuelto en pedazos", afirmó a SEMANA un ganadero que pidió tener su nombre en reserva. Durante un tiempo en todos los municipios de su zona de influencia se volvió a vivir la tranquilidad que se habia perdido años atrás con la llegada de la guerrilla.
Sin embargo, como sucede con todas las cruzadas ideológicas cargadas de fanatismo, rapidamente tuvo lugar un proceso de degeneramiento. El ejército armado de Castaño, compuesto por unos 120 hombres pasó gradualmente de la defensiva a la ofensiva. La vacuna de la guerrilla ahora fue reemplazada por la vacuna de la contraguerrilla y los que se negaban a colaborar se exponían a riesgos como el del ex secretario general de la Presidencia, Alfonso Ospina, cuyo asesinato fue esclarecido finalmente la semana pasada. (Ver pag. 33). La persecución a la guerrilla se extendió a la de los "colaboradores" de la misma hasta el punto de que ingresaba a la lista negra cualquier persona por el solo hecho de venderle comida a un guerrillero o simplemente haberle ensillado una bestia.

Esta actitud, llevada a sus extremos, es el origen de la modalidad de las masacres que Colombia está padeciendo en la actualidad. Con el objeto de intimidar a los habitantes de la región para que no ayudaran a los guerrilleros, se ejecutaban grupos enteros de personas, entre las cuales solo uno o dos tenian algo que ver con el apoyo a los alzados en armas.
Los demas simplemente estaban ahí o eran "colaboradores" del "colaborador".
Según "Relámpago", en los 16 meses que él trabajó para la organización ejecutaron a 95 personas. Casi ninguno de estos asesinatos fue individual, sino en grupo. Siendo el peor el de Pueblo Bello, en Uraba, donde murieron 42 personas. En esa ocasión, buscando a los responsables del asesinato de uno de sus lugartenientes, Humberto Quijano, y a unos ladrones de ganado, Castaño envió a 52 sicarios al pueblo. El pasado 13 de enero, "Rambo" en persona reunió a los hombres en la finca Santa Mónica --jurisdicción de Valencia--y les dió las instrucciones del caso. "Pueblo Bello es un nido de guerrilleros y de allí hay que traer unas 15 o 20 personas, ojala vivas", les dijo mientras los dividia en cuatro grupos y le entregaba a cada jefe de comisión una lista con los nombres de las personas por capturar. Los sicarios partieron en dos camiones Dodge-600, pero debieron regresar por un derrumbe en la via. Al dia siguiente Castaño reitero sus órdenes y les aconsejó que "si hay que hacer una masacre, se hace alla mismo". La misión se llevó a cabo sin contratiempos, y gracias al temor de los habitantes el numero de secuestrados aumentó. Arbitrariamente, 42 personas, consideradas colaboradoras de los delincuentes buscados, fueron sacadas a empellones y trasladadas en los camiones a la propia finca de Castaño, en donde fueron ejecutadas a sangre fría, después de ser sometidas a diversas torturas para sacarles información. Según el mismo testimonio, Castaño tenía especial interés en dos sujetos conocidos como Asdrubal y "El Carnicero", quienes no estaban dentro del grupo, pero se mostró conforme al comprobar que un hermano de "El Carnicero" estaba entre las victimas. El destino final de sus cadáveres constituye las fosas comunes que el pais conocio la semana pasada en las fincas Las Tangas y Jaraguay.

Según un documento confidencial, elaborado por los servicios de seguridad y conocido por SEMANA, la mayoria de las masacres que han sucedido en la región son atribuibles a hombres de Fidel Castaño. La Mejor Esquina, La Negra, Honduras, Segovia y todos esos nombres hoy asociados con purgas masivas han sido etapas de la obsesión de "Rambo" contra el comunismo.
Pero no solo la modalidad de las masacres ha caracterizado esta nueva violencia. Un elemento no menos impresionante ha sido una constante en el proceso: la tortura. En testimonio que "Relámpago" le ha dado a las autoridades, como casi todos los asesinatos tiene por objeto, ademas de la venganza, la recopilación de información sobre la guerrila, la mayoria de las victimas son torturadas antes de su ejecución. Las modalidades de tortura van desde la simple colgada de pies hasta toda clase de mutilaciones. "Vi a un muchacho, a quien ademas de dejarlo ciego chuzandole los ojos, le habían cortado los genitales y las orejas. Aun asi imploraba que lo dejaran vivir. Minutos despues una ráfaga de bala acabó con su vida", afirmó "Relámpago". Las balas en este proceso son casi el tiro de gracia. No se utilizan tanto para matar a la persona, sino para asegurar que queda muerta ya que varias horas de tortura la tienen agonizante. Al respecto "Relámpago" afirma: "Muchas veces antes de dispararle a la gente, la ahorcabamos. Uno de los compañeros hala la cuerda mientras el otro se cuelga de las piernas de la víctima. Como no siempre quedan muertos hay que pegarles un tiro".
La explicación de todo este proceso es que no hay nada que produzca mas información que un lazo de ahorcado en el cuello. El fusilamiento sin tortura es considerado una concesión que solo se le hace generalmente a los menores de edad y a las mujeres.

Cuando se presentó en el país la polémica sobre la creación de los grupos de autodefensa, pocas personas anticiparon que estos podían llegar a tales excesos. El caso de "Rambo" es tal vez la mayor distorsión que se ha visto hasta ahora del espiritu de la autodefensa. Lo grave es que la simpatía con que contó inicialmente fue tal que no solo lo apoyaron los ganaderos honestos, sino parte importante de las fuerzas armadas de la zona. El documento confidencial del DAS sobre el tema revela una vinculación comprometedora de múltiples oficiales de la fuerza pública con Fidel Castaño. Se menciona concretamente que dentro de su poderosa red de comunicaciones, el puesto de Policia del municipio de Valencia tiene a su disposición una frecuencia para comunicarse con la organización de Castaño, avisandole oportunamente de la presencia de sospechosos o de la realización de operativos en las fincas del grupo paramilitar. "Es muy fácil desde un escritorio en Bogotá llamar paramilitar o asesino a cualquiera--afirmó a SEMANA un ganadero de Monteria--, pero el hecho es que aquí todo el mundo apoyaba a Fidel Castaño porque era el único que se la había podido a la guerrilla y todos estabamos hastiados con ella". Este mismo raciocinio se lo pudieron hacer algunos elementos del Ejército que vieron en ese grupo de autodefensa un apoyo utilisimo a su trabajo antiguerrilla.

Ahora las cosas han cambiado y en lugar de haber un frente conjunto entre Castaño y el Ejército contra la guerrilla, lo que se esta viviendo es una ofensiva de las autoridades colombianas contra "Rambo". Para el operativo de las últimas dos semanas, que desembocó en el descubrimiento de las fosas comunes, los altos mandos militares no consideraron del caso informar a los representantes de la fuerza pública local. Para la exhumación de los cadáveres fue enviado el Cuerpo Elite de la Policia Nacional sin que tuvieran conocimiento del operativo autoridades con jurisdicción en Urabá y Cordoba, debido a que "existen indicios sobre la cooperación de algunas de ellas con la organización criminal que dirige Castaño". Fuera de este allanamiento ya habian ocurrido dos frustrados intentos de capturarlo en el pasado.
Uno fue en su finca Las Tangas. En esa ocasión una patrulla policial de apenas seis efectivos entró a sus predios. Castaño, alertado por la guardia que mantiene en cuatro trincheras, escapó corriendo por entre los matorrales. Uno de sus lugartenientes lo alcanzó en una camioneta Toyota y lo salvó del encierro. La Policia nada pudo hacer, pues la patrulla andaba a pie. El otro caso ocurrió en el elegante barrio El Poblado, de Medellín, en donde "Rambo" tiene una mansión vecina a una de Pablo Escobar. Las autoridades de Medellín allanaron el lugar y Castaño escapó de nuevo. Esta vez por los sótanos de la vivienda.
¿Que opina "Rambo" de la encrucijada en que se encuentra ahora? Según el desertor de su organización que le ha suministrado toda la información a las autoridades, Castaño es un hombre de guerra y sabe que va a morir en esta. "Castaño no cree en ningún diálogo entre el narcotráfico y el gobierno. Para el esos son cuentos de Pablo Escobar. El solamente cree en la guerra a muerte. El es un convencido de su causa". Y a esta causa aparentemente piensa entregarle su vida, y no en términos literarios, sino reales. Permanentemente al lado de él hay un hombre conocido con el alias de "El Tio", que, según "Relámpago", es un tio real. Su única función dentro de la organización es estar siempre al lado de Fidel Castaño con la orden expresa de matarlo en la eventualidad de que este en peligro de ser capturado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.