Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/11/2013 12:00:00 AM

Corte: “Ramos bebió whisky con ‘Ernesto Báez’”

¿Por qué para la Corte Suprema el exgobernador de Antioquia es un peligro para la sociedad?

Hace unos días trascendió una información que sacudió el panorama político nacional: la medida de aseguramiento dictada por la Corte Suprema de Justicia contra el expresidente del Senado Luis Alfredo Ramos, por vínculos con los paramilitares.

La información produjo un fuerte impacto, en especial porque el país está en la antesala de una campaña electoral en la que Ramos iba a ser uno de sus protagonistas por el gran caudal de votos que ha cultivado desde hace años

Sin embargo, no se conocía el documento con el que la Corte tomaba tan fuerte decisión. Semana.com conoció apartes de la medida de aseguramiento en el que de entrada hay una fuerte calificación para Ramos: “es un peligro para la sociedad”.

La Corte dejó consignada, además, una reunión que en enero del 2005 sostuvo el entonces congresista con varios jefes paramilitares. Hasta ahora, Ramos sostenía que esa reunión se hizo a instancias del Gobierno para tratar temas de paz y de desmovilización.

La Corte creyó otra cosa y consignó en su decisión contra él un hecho que para los magistrados simboliza el nivel de relación al que llegó Ramos con los paramilitares: “Luis Alfredo Ramos en enero del 2005 tomó whisky con Iván Roberto Duque Gaviria, alias ‘Ernesto Báez', en un finca de Bello, Antioquia”.

Según el alto tribunal, fue una reunión “placentera” y allí Ramos se comprometió a impulsar la Ley de Justicia y Paz.

En otros de los apartes de la decisión se precisa que el excongresita Carlos Alonso Lucio, quien sirvió de puente entre los paramilitares y el gobierno del expresidente Alvaro Uribe para su desmovilización, estuvo en una primera reunión en la que se planteó la necesidad de que Ramos hablara con los integrantes de las autodefensas.

De manera textual precisa la medida de aseguramiento: “alias el ‘Tuso’ señala, con detalle, que fue en la sede asignada a Ivan Roberto Duque en Santafé de Ralito, donde presenció una reunión en la que departían licor este, Rodrigo Pérez alias ‘Julián Bolívar’ y Carlos Alonso Lucio, y que planeaban la necesidad de hablar con el procesado sobre acompañamiento al proyecto de ley de justicia”.

En la medida la Corte fue muy dura en sus señalamientos contra el excongresista, quien todavía no ha sido juzgado ni vencido en juicio. El alto tribunal dijo que era inaceptable que senadores como Ramos  se inclinaran a intereses mezquinos, que no beneficiaban a sus electores.

Pero, además -para la Corte- Ramos, quien ha gozado de una buena reputación y en los últimos meses se perfiló como precandidato presidencial del movimiento Centro Democrático, se convirtió en un peligro para la sociedad. “Como consecuencia, la gravedad de la conducta punible que se imputa al exsenador Luis Alfredo Ramos Botero permite inferir el evidente riesgo para la comunidad”.

Igualmente se asegura que el narcotraficante el ‘Tuso’ Sierra le entregó 10 millones de pesos a Francisco Zapata, integrante del equipo de la campaña política de Ramos, antes de ser elegido al Senado en el 2002.

Ramos ha dicho que eso es falso y que jamás conoció ni ha visto al ‘Tuso’ Sierra. Aun así, la Corte le dio más credibilidad a la versión del paramilitar. Con estos elementos el excongresista se tendrá que batir a fondo en un eventual juicio para desmontar las versiones en su contra.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.