Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/2/2004 12:00:00 AM

'Ranking' histórico

Utilizando la metodología desarrollada por el economista Arthur Okun, un estudio publicado por Anif califica la gestión económica de los presidentes desde 1958.

Unos pasan raspando. Otros se rajan. Y unos pocos lograron obtener buenas notas. Como si se tratara de los resultados de un examen, un estudio realizado recientemente por José Ignacio López, economista de Anif, presentó un ranking de la gestión económica de los últimos 11 presidentes en Colombia.

Más allá de evaluar las medidas concretas que tomó cada gobierno, el estudio se enfoca en los resultados. Sigue una metodología que ha sido utilizada en Estados Unidos o el Reino Unido y que consiste en determinar si cada presidente mejoró o empeoró variables como la inflación y el desempleo y si la economía tuvo un crecimiento mayor al promedio histórico durante su gobierno. (Ver recuadro).

El primero en la lista es Alfonso López Michelsen. Las tres variables observadas (inflación, desempleo y crecimiento) mejoraron durante su mandato. "La bonanza cafetera que vivió el país en el gobierno de López ayuda a entender en gran parte los buenos resultados en materia de crecimiento y empleo", dice el economista de Anif. El manejo que le dio López a la bonanza, acompañado de medidas como el aumento en la inversión pública, se tradujo en que, por ejemplo, el crecimiento promedio del PIB de 1974 a 1978 fuera de 4,9 por ciento.

Le sigue Carlos Lleras Restrepo. El resultado más notorio de su gobierno, según el estudio, fue reducir la inflación y alcanzar una tasa promedio de crecimiento de 5,6 por ciento. Los historiadores económicos recuerdan a Lleras Restrepo por medidas como el control de cambios y la reforma administrativa del Estado. "El período de relativa calma del país y la llegada de un grupo de tecnócratas al poder le permitieron a este gobierno tener una eficiente administración pública y una efectiva política económica", dice López en su informe.

El tercer lugar lo ocupa César Gaviria. Durante su administración el desempleo cayó, la inflación disminuyó y el crecimiento estuvo por encima del promedio histórico. El debate sobre la gestión económica de Gaviria es quizás uno de los más acalorados. Aceleró la apertura del país al comercio mundial, en momentos en que la llegada de inversión extranjera a Colombia y otros países latinoamericanos crecía sustancialmente. Algunos critican que el gobierno no haya tomado medidas para controlar la revaluación del peso frente al dólar, lo que terminó golpeando a los exportadores. Por esa época, además, la Constitución de 1991 le dio independencia al Banco de la República y le encomendó el control de la inflación, lo cual sin duda ayuda a que los gobiernos posteriores salgan mejor librados al calificar los resultados de esta variable.

Al otro lado de la lista se encuentran los gobiernos, que, al sumar las variaciones en la inflación, el desempleo y el crecimiento obtuvieron los peores resultados. Así, por ejemplo, la novena posición la ocupa Julio César Turbay. Las cifras de su gobierno muestran un deterioro de todas las variables analizadas, en particular un aumento en la inflación y un menor crecimiento económico.

Las dos peores calificaciones del estudio de Anif las obtuvieron dos presidentes conservadores: Guillermo León Valencia y Misael Pastrana Borrero. La inflación se disparó durante estos dos gobiernos, lo cual explica su posición en la tabla. Paradójicamente, el crecimiento de la economía en el gobierno de Misael Pastrana fue el más alto de los 11 gobiernos considerados en el estudio (6,5 por ciento en promedio). ¿Qué puesto ocupará Alvaro Uribe cuando finalice su período en 2006? El artículo hace algunas proyecciones al respecto. Con los resultados obtenidos hasta ahora y si el gobierno cumple las metas de crecimiento e inflación previstas en su plan de desarrollo, el desempleo tendría que ubicarse entre 10 y 14 por ciento para que el actual gobierno quede dentro de los tres primeros puestos de la lista. En otras palabras, en 2006 la economía tendría que estar creciendo en 3,9 por ciento y la inflación y el desempleo deberían bajar a 3 y 10 por ciento respectivamente.

Ejercicios como éste siempre resultan polémicos. Hay muchos factores que inciden en los resultados económicos de una administración y que se escapan del control de un presidente o de su ministro de Hacienda. Desde una bonanza cafetera hasta una crisis económica internacional influyen en que, al final de su cuatrienio, un gobierno pueda entregar la economía en mejor o peor estado del que la recibió. Eso además de lo que los economistas llaman "rezago", es decir, los efectos que una decisión tomada por un gobierno pueda tener sobre los resultados económicos de sus predecesores. Sin embargo, como dice José Ignacio López, el estudio "sirve de punto de partida para saber qué se hizo bien y qué se hizo mal en el pasado".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.