Martes, 25 de noviembre de 2014

| 2013/04/18 00:00

‘Rastrojo’, tras asesinato de sacerdote

El homicidio de Luis Alfredo Suárez Salazar ocurrió en Ocaña. La Policía dice tener al responsable.

Tomás José Moreno Aguilar, alias el ‘Cejón’, presunto miembro de los 'Rastrojos' y de 21 años de edad, habría cometido el crimen.

Cuando apenas arrancaba el año, los homicidios de tres sacerdotes en diferentes zonas del país encendieron las alarmas entre las autoridades. Uno de esos casos fue el del religioso Luis Alfredo Suárez Salazar. El asesinato fue perpetrado en Ocaña, Norte de Santander, por sicarios motorizados.

Este jueves la Policía entregó la noticia de la captura del presunto responsable del hecho, quien al parecer es integrante de la banda delincuencial los ‘Rastrojos’ de esa zona del país. Se trata de Tomás José Moreno Aguilar, alias el ‘Cejón’, de 21 años de edad.

En contra del presunto homicida existía una orden de captura por solicitud de la Fiscalía Primera Seccional de Ocaña. Para lograr la ubicación del sujeto, la Policía de Norte de Santander realizó un retrato hablado basado en detalles entregados por informantes.

El crimen de Suárez Salazar ocurrió el pasado 2 de febrero en el barrio El Martinete de Ocaña. Aunque el religioso pertenecía a la diócesis de Villavicencio, se encontraba de vacaciones en Norte de Santander. El deceso del sacerdote se produjo al recibir cinco disparos con una pistola 9 milímetros por hombres que no mediaron palabra alguna antes de atacarlo.

Todas las hipótesis apuntan a que el crimen se dio producto de una equivocación. Se cree que el atentado iría dirigido a un familiar del sacerdote que contaba con algunos enemigos producto de su actividad comercial.

En un video que hace parte de la evidencia que compromete al capturado, se ve cómo los presuntos responsables del asesinato rondan la zona de los hechos en una motocicleta antes de disparar contra su víctima.

Durante los operativos para dar con el paradero del presunto autor material del asesinato fue inmovilizada la motocicleta que se habría utilizado para el ataque.

Otras cuentas con la justicia

El capturado tiene antecedentes por el delito de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, conducta por la que fue capturado en flagrancia el 26 de mayo del 2012.

Un mes después, volvió a ser capturado por el delito de aprovechamiento ilícito de los recursos naturales no renovables.

El 20 de enero de este año había sido detenido en flagrancia por el delito de fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego.

Luego de la captura del presunto sicario, un juez de control de garantías le dictó medida de aseguramiento en la cárcel mientras transcurre su proceso.

Sólo en septiembre del 2011 el secretario general de la Conferencia Episcopal de Colombia, Juan Vicente Córdoba, lanzó una voz de alerta y rechazo por los sistemáticos crímenes alrededor de los miembros de la Iglesia católica y exigiendo que no haya impunidad. En ese comunicado recordó que desde 1984 y hasta el 2011 un total de 79 sacerdotes, ocho religiosos y dos obispos, fueron asesinados.

A su vez, hizo un penoso balance en torno a la ola de homicidios ocurridos en el 2011 en los que las víctimas fueron media docena de sacerdotes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×