Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/25/2014 12:00:00 AM

Dos tandas de amenazas en una sola semana

La reciente intimidación de ‘Los Rastrojos’ está dirigida a Iván Cepeda, Claudia López y Piedad Córdoba.

;
EFE
El director ejecutivo de la Red Nacional de Iniciativas por la Paz y contra la Guerra de Colombia (Redepaz), Luis Emil Sanabria, quien fue amenazado de muerte por el grupo paramilitar 'Los Rastrojos', hizo hoy un llamado a la reconciliación y al perdón, incluso con aquellos que intentan acabar con su vida.

Sanabria dijo este jueves que pese a las amenazas recibidas del grupo paramilitar hace dos días, va a "seguir buscando caminos de reconciliación y de paz" porque estos son "más amplios" que los de la violencia (lea la amenaza que le hicieron a nueve defensores de DD. HH., entre ellos León Valencia).

"Hay un camino más amplio, uno mejor, el del reencuentro y la reconciliación, el del perdón y la construcción de la verdad, incluso con ellos (los paramilitares de 'Los Rastrojos')", añadió.

El director de Redepaz explicó que la amenaza le llegó mediante un paquete que fue enviado a su oficina en el que había cuatro páginas en las que explican las razones de sus amenazas y una esquela mortuoria.

En dichas amenazas, que también se dirigieron contra otras ocho personas que trabajan por la paz y la reconciliación en Colombia, los paramilitares indicaron que se reservan su "derecho de continuar en la lucha por un país libre de escorias".

Este jueves, la misma banda criminal de origen paramilitar envió una nueva amenaza contra 23 políticos de izquierda y periodistas entre los que se encuentran los senadores Iván Cepeda y Claudia López, así como la líder de Colombianos y Colombianas por la Paz, Piedad Córdoba.

En referencia a las amenazas, Sanabria comentó que "hacen parte de los retos" que afronta hoy Colombia en su camino para consolidar la paz y abrir nuevos caminos para explorar una forma no violenta de practicar la política.

En este sentido declaró que cuando Colombia se encuentra "a las puertas de ponerle fin al conflicto armado", siempre hay "intereses de personas que creen que el camino de la violencia es el correcto", si bien consideró que ese tipo de actitudes que mantienen Los Rastrojos "invitan a seguir trabajando por la paz" y a reenviar un mensaje a los paramilitares para que abandonen las armas.

Asimismo, señaló que las amenazas están en contra de "todas las actividades por la paz, trabajo por los derechos humanos y apoyo al proceso de paz" que vive hoy Colombia con las negociaciones que mantiene el Gobierno con el grupo guerrillero FARC.

El activista asumió que los que envían este tipo de mensajes "siempre están dispuestos a hacer cumplir sus amenazas" por lo que animó a que todas las personas que las han recibido a que "las tomen en serio" y acudan a instancias judiciales para denunciarlas, ya que, en su opinión, es necesario "construir confianza en el Estado porque es la única posibilidad de construir democracia y justicia".

En referencia a las medidas de seguridad con las que cuenta, dijo a Efe que cuenta con un equipo de escoltas que lo acompaña, medidas que son extensivas a otros miembros de Redepaz.

Sin embargo denunció que "el Gobierno ha descuidado los mecanismos" de protección por lo que "las condiciones de trabajo de los escoltas son bastante lamentables" y, actualmente, "no tienen los medios adecuados para continuar trabajando".

Pese a este tipo de amenazas y el empeoramiento de su esquema de seguridad, concluyó que continuará trabajando por el "derecho a la vida y a ejercer nuestras posturas políticas".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.