Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/10/2016 8:08:00 AM

Ratifican condena a sacerdote que promovió el paramilitarismo

La Corte Suprema le negó a la Procuraduría el recurso que buscaba la redención del religioso Óscar Ortiz.

La Corte Suprema de Justicia negó el recurso que presentó la Procuraduría para que fuera revocada la condena contra el padre Óscar Ortiz Henao, quien fue sentenciado a 19 años de cárcel por haber apoyado ideológicamente el proyecto paramilitar en San Antonio del Prado, en área rural de Medellín.

Este controvertido sacerdote no sólo era el líder espiritual de esa comunidad paisa. Según la justicia, también aprovechó su liderazgo carismático para defender el ideario del bloque Cacique Nutibara, el grupo paramilitar que sembró el terror en gran parte de las comunas nororientales de la ‘tacita de plata‘.

Según testimonios allegados al proceso, con la aquiescencia del religioso fueron castigados a golpes quienes se dedicaban a actividades ilícitas como robo o cometían actos de violencia sexual. No pocos perdieron la vida en ese macabro juego en el que se castigaba con la muerte a quien se alejara del ‘rebaño‘.

Además, la justicia conoció versiones de algunas víctimas que dijeron ser amenazadas de muerte por oponerse a los dictados del radical sacerdote y por atreverse a contárselo a las autoridades.

Muchos recuerdan cómo durante los años en los que el padre lideró procesos sociales en en esa comunidad fueron asesinados o desaparecidos habitantes de la zona que eran señalados como cercanos, de alguna manera, a la insurgencia.

A Ortiz Henao se le enrostra el haberse reunido con integrantes de ese grupo criminal en la casa cural y en la misma parroquia, donde se reunía dinero proveniente de extorsiones. También se le señaló de haber tratado de sobornar a policías cuando los integrantes del Cacique Nutibara eran detenidos.

Para la Fiscalía, era claro el nexo del sacerdote con el paramilitarismo y su responsabilidad en el desarrollo de las bandas criminales que azotaron el sector después de la desmovilización de las AUC. Por eso fue acusado ante un juez de Medellín, que lo absolvió. Luego, el Tribunal Superior de esa ciudad, en segunda instancia, lo condenó.

La defensa del religioso intentó que la Corte Suprema estudiara una demanda de casación contra el fallo condenatorio en el 2015. Como esa corporación no admitió el recurso, la Procuraduría presentó una insistencia, pero el resultado fue el mismo.

La Sala Penal del alto tribunal ratificó que dicho recurso no reunía los requisitos para ser estudiado, lo que ratifica la pena de 19 años de cárcel en contra de este líder religioso que, como al mejor estilo de algunos radicales que comandaron parroquias en la época de la Violencia, muy lejos de los verdaderos valores del catolicismo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?