Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/29/2013 12:00:00 AM

Diez años menos de cárcel a ‘cerebro’ del desfalco a la DIAN

Blahca Jazmín Becerra había sido condenada por un juez a 26 años y seis meses de cárcel.

La justicia le dio un nuevo respiro a Blahca Jazmín Becerra Segura, considerada el ‘cerebro’ del desfalco a la Dirección de Impuestos y Aduana Nacionales (DIAN). Este martes, la sala penal del Tribunal Superior de Bogotá, le rebajó diez años de la condena impuesta por un juez en octubre de 2012.

Becerra Segura había sido condenada por el juez séptimo especializada de Bogotá a pagar 26 años y cuatro meses de cárcel, sin embargo la revisión del Tribunal del fallo de primera instancia la favoreció y terminó por ser sentenciada a 16 años y nueve meses de cárcel.

María Delia Segura de Becerra, madre de Blahca Jazmín, quien había sido sentenciada a pagar seis años y tres meses de detención no corrió con la misma suerte y en su caso la pena se le aumentó a siete años siete meses; el conductor y escolta José Norvey Garzón Fierro, condenado a pagar a 21 años de cárcel, su sentencia fue reducida a 16 años, y Sandra Liliana Rojas pasó de 25 años de prisión a 12 años ocho meses.

A los cuatro procesados se les sentenció porque a través de devolución ficticia de IVA, simulación de exportaciones, falsos documentos y otros hechos delictivos lograron el desfalco a la DIAN.

A Becerra Segura le fueron imputados los delitos de concierto para delinquir, falsedad en documento privado, fraude procesal, peculado por apropiación, lavado de activos, exportación ficticia, cohecho por dar u ofrecer, peculado por apropiación y enriquecimiento ilícito a particulares.

Blahca Jazmín acordó hace un tiempo un principio de oportunidad con la Fiscalía por los delitos de falsedad en documento privado, exportación ficticia y cohecho por dar u ofrecer.

En el fallo leído por la magistrada María Molina Guerrero la funcionaria recordó que "Becerra fue quien planeó la empresa (criminal), siendo una empleada de la DIAN, tuvo un alto índice de deslealtad e insensibilidad social (...) Desfalcó al Estado en cuantiosas sumas de dinero, recursos con los que se realizan labores sociales", señaló la magistrada de la sala penal.

Frente a la apelación de los abogados defensores, donde estos manifestaron que la condena impuesta a sus representados no era la adecuada, la magistrada emitió una fuerte crítica al considerar que era su deber asesorar a los procesados para que no aceptaran cargos, sino estaban de acuerdo con la imputación.

"Los implicados fueron asistidos en todo momento por sus defensores y decidieron de manera voluntaria allanarse a los cargos, si tenían alguna objeción no debieron aceptarlos”, dijo la funcionaria.

Los condenados

María Delia Segura de Becerra: es la mamá de Becerra Segura. Ella continuará con detención domiciliaria, puesto que es la persona que cuida a los hijos de Blahca Jazmín.

Blanca Jazmín Becerra Segura: Es señalada de ser la jefe de la organización criminal y ex empleada DIAN, conformó una estructura delincuencial para desfalcar a la DIAN, mediante solicitud de devoluciones de IVA irregulares.

Sandra Liliana Rojas García: Fue la segunda al mando de la organización criminal y empleada de la DIAN, por lo que mantenía importantes contactos en la Entidad, lo cual le permitió el desarrollo de actividades de corrupción.

José Norvey Garzón Fierro: Conductor y escolta personal de Blanca Jazmín Becerra y su círculo familiar, era uno de los encargados de recibir dineros por concepto de devoluciones irregulares.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.