Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/8/2011 12:00:00 AM

Recientes mensajes del ELN: ¿cómo interpretarlos?

En los últimos días varios mensajes de esta guerrilla se han conocido. No es la primera vez que manifiestan estar abiertos al diálogo. Sin embargo, sus acciones no lo demuestran. ¿Qué buscan?

Hace apenas unos días el exmilitante del Ejército de Liberación Nacional (ELN) 'Francisco Galán' envió un mensaje a los comandantes de esta guerrilla. Fue claro. Les pedía que se acercaran al Gobierno. El mensaje llegó horas después de conocerse la respuesta del ELN a una misiva de Colombianos y Colombianas por la Paz. Decían estar dispuestos a acoger la propuesta de ir a un diálogo con el Gobierno.
 
"Compartimos con ustedes que una mesa de Gobierno e insurgencia es hoy lo más aconsejable y en tal sentido nos esforzamos para alcanzarlo", aceptaba en su mensaje el primer comandante del ELN, Nicolás Rodríguez Bautista, alias 'Gabino'.
 
El mensaje, fechado "a finales de julio del 2011", decía además que "el ELN ha expresado públicamente y en repetidas oportunidades su disposición a un diálogo bilateral sin condicionamientos, la agenda y el reglamento se construyen por las partes en dichos diálogos".
 
¿Qué busca el ELN? No es la primera vez que sus mensajes hacen pensar que se está cerca de dar un gran paso hacia la paz. El pasado 22 de junio en una columna publicada por Semana.com, Vicenç Fisas, director de la Escuela de Cultura de Paz de la Universidad Autónoma de Barcelona, recordó que en el 2010 el ELN lanzó nueve comunicados señalando su compromiso para trabajar por una salida política al conflicto. Este año ya van otros tantos.
 
Muchos se preguntan si el ELN está abierto para abrir una negociación. Fisas asegura que ya hay terreno ganado con la propuesta de "acuerdo base", adelantado en el anterior gobierno. Lo mismo opina Luis Eduardo Celis, analista de la Corporación Nuevo Arco Iris experto en el tema. Para él, un camino hacia el diálogo debe partir retomando dicho acuerdo (ver documento).
 
"El ELN quiere buscar un acuerdo, no creen en la guerra, pero tampoco en la rendición ni en la claudicación", asegura Celis, para quien es difícil, sin embargo, que exista un diálogo si el Gobierno no ve de parte de la guerrilla acciones concretas.
 
"El cese del fuego y liberar a las personas que tienen secuestradas" podrían ser los primeros pasos por parte del ELN, asegura el analista.  
 
Y el Gobierno ha sido claro en ese sentido. En la alocución del lunes en la noche el presidente Juan Manuel Santos aseguró que le corresponde a él liderar cualquier tipo de proceso de paz con los grupos armados ilegales, pero manifestó que ni las FARC ni el ELN han dado muestras para ese fin.
 
"Me interesa la búsqueda de la paz y como presidente de la República me corresponde liderar cualquier esfuerzo que conduzca a un eventual diálogo, pero solo cuando se den las circunstancias apropiadas. No he autorizado, ni autorizo a nadie para tener contacto con las FARC o el ELN", aseguró Santos.
 
Para Celis está claro que el Gobierno antes de buscar un acuerdo con el ELN debe ver en esta guerrilla una voluntad real.

El presidente ha sido enfático en ese punto. Hace apenas unas horas aseguró que sólo se abriría la puerta del diálogo cuando la subversión tenga y demuestre un verdadero interés para lograr la paz.
 
"La liberación unilateral y sin condiciones de los secuestrados que hoy tienen en su poder podría ser un paso en la dirección correcta", señaló el mandatario de los colombianos.
 
En la actualidad como fuerza militar el ELN tiene cerca de 4.000 miembros, entre hombres y mujeres, y aunque es débil estratégicamente su presencia en Arauca, el sur de Bolívar, Nariño, Cauca y Norte de Santander, se nota.
 
Es por eso que antes de cualquier paso hacia el diálogo expertos en el tema coinciden en decir que el ELN debe comprometerse de fondo a parar el secuestro, que "se sigue haciendo con fines extorsivos, y ser menos tímidos en esa búsqueda de un acuerdo que según sus misivas dejan ver qué es lo que quieren", señala Luis Eduardo Celis.
 
Los recientes mensajes se conocen a pocos días de que se cumplieron diez años desde cuando negociadores del Estado y el ELN se sentaron a hablar para buscar una salida al conflicto. Así lo recordó en la pasada edición dominical de El Espectador Jorge Mario Eastman, exalto comisionado adjunto para la paz en el gobierno de Andrés Pastrana y ex viceministro del gobierno de Álvaro Uribe, quien señaló que aquella reunión en el estado del Táchira (Venezuela) pudo haber cambiado la historia de la infructuosa, hasta ahora, búsqueda a través de salidas políticas al conflicto.
 
En ese entonces, diferentes razones, como la influencia de las FARC sobre el ELN y la división interna de esta llevaron al fracaso.
 
¿Qué podría pasar esta vez? Para Vicenç Fisas, como lo señala en su columna, es necesario no exigir cosas imposibles, "como ocurrió en el 2007, cuando el Gobierno pidió la concentración y la identificación de los elenos. No hay ninguna necesidad de exigir eso, y hay muchas otras maneras de verificar un alto el fuego".
 
Sin embargo, los mensajes del ELN desconciertan. Este lunes una nueva misiva señaló que está "readecuando" sus tácticas ante la nueva ofensiva puesta en marcha por Juan Manuel Santos tras asumir hace un año la Presidencia de Colombia.
 
"A pesar de la ofensiva de este primer año de Gobierno, el movimiento social y la izquierda siguen batallando, construyendo nuevos caminos y espacios de confluencia, preparando nuevas jornadas y renovando las esperanzas", señaló el ELN, que además agregó que está readecuando sus "tácticas, buscando variantes de rectificación y recomposición y manteniendo firmes nuestros sueños e ideales".
 
Para Celis, dicho mensaje demuestra una constante en el ELN: "que en su interior conviven fuerzas a las que no les convence un acuerdo o que simplemente ven en ese tipo de mensajes una estrategia para decir que ahí están, que existen". 
 
Pero mientras la guerrilla no cambie su posición, las fuerzas militares -asegura el presidente- serán "implacables" en el combate de estos grupos armados ilegales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.