Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2014 12:00:00 AM

Seis departamentos comparten sus experiencias de reconciliación

Esto es lo que hacen más de 60 organizaciones para superar el conflicto y perdonar a los victimarios.

Cerca de 60 organizaciones regionales de Tolima, Huila, Caquetá, Putumayo, Chocó y Antioquia se reunieron en Medellín para hablar sobre qué han hecho en sus localidades para perdonar a los victimarios y cómo están avanzando hacia la paz.  

En medio del conflicto y del proceso de paz que se realiza en La Habana entre el Gobierno y las FARC, los ciudadanos de a pie, en las regiones, han tenido la iniciativa de crear proyectos de reconciliación que ahora comparten con otros organizaciones. 

El proyecto de Reconciliación Colombia, que congrega 35 organizaciones entre empresas, organismos de cooperación internacional, instituciones gubernamentales y sociedad civil, posibilita esos diálogos mediante cuatro encuentros regionales. El primero de ellos es este 12 de febrero entre Gran Tolima y Antioquia. 

"Paz y reconciliación no se escriben en la mesa de La Habana. Se escriben en la mesa de las familias, de las escuelas o en mesas como esta, de diferentes sectores", indicó Catalina Cock, directora de la Fundación Mi Sangre. 

El alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria, dijo que el proceso de reconciliación que promueve este proyecto no debe depender de los resultados de la negociación entre las FARC y el Gobierno en La Habana.

Planteó que la reconciliación debe ir más allá de buscar reconciliar a víctimas y victimarios y debe involucrar otros miles de colombianos que no han sido víctimas directas de la violencia. “Esas personas deben reflexionar en la necesidad de la reconciliación y el perdón”. Dijo que no sólo hay que cerrar el capítulo de las violencias que han sacudido al país, sino no seguir fomentándolas, atacando la iniquidad y promoviendo el respeto al “valor sagrado y fundamental de la vida”.

El alcalde insistió en que exponer contundentemente la verdad es clave para avanzar hacia la reconciliación y planteó el “compromiso total” de la Alcaldía de Medellín con Reconciliación Colombia. Dijo que se ha creado una Consejería sobre este tema y declaró abiertas las puertas del Museo de la Memoria para el proceso.

En cuanto a la participación, Aristarco Mosquera, representante del consejo comunitario de Chocó (Asocasan), opinó que además de los intereses que están inmersos en la reconciliación, como los económicos y políticos, también se debe contar con la participación activa de las comunidades para contribuir a las condiciones de vida. “Nos dijeron que éramos libres y seguimos siendo marginados en nuestro territorio. Ahora, esta es otra posibilidad de reconciliación”, detalló. 

Pero esta no es la primera vez que la sociedad intenta un proceso de reconciliación. Desde las comunidades ya se ha trabajado al respecto. Los investigadores del proyecto Reconciliación Colombia identificaron 350 iniciativas para perdonar y seguir adelante. 

“Lo que se ha hecho en reconciliación ha sido en medio del conflicto vivo”, expresó el secretario de Gobierno de la Gobernación de Antioquia, Santiago Londoño. 

Y es precisamente en ese conflicto en el que varias voces, además de reconciliación, piden la verdad. “Hemos comprendido que para que se recuperen los valores, además del perdón, debe existir la verdad”, señaló Olmo Guillermo Liévano, asesor de paz de la Gobernación de Huila. 

Liévano agregó que para lograr una justicia restaurativa es imperativo alcanzar un equilibrio entre los hechos ocurridos y la restauración. “El perdón indiscriminado o la falta de proporcionalidad en el castigo impedirían el camino a la paz”, aseguró el asesor de paz. 

Ejemplos de reconciliación 

La ciudadanía ya empezó a perdonar. César Montealegre, un empresario de Caquetá que emplea a 275 personas de manera directa, tiene dentro de sus trabajadores al guerrillero que lo secuestró durante ocho meses. "La guerrilla, los paramilitares y el Estado me quitaron todo, pero los he podido perdonar porque la reconciliación es el primer paso para la paz".

Rodrigo Trujillo, presidente de Empresarios Agrícolas por la Paz, relata que alrededor de 500 familias del Putumayo decidieron trabajar en cultivos de pimienta y caucho en vez de dedicar su labor a los cultivos ilícitos

Esta iniciativa, que surgió en 1998 bajo el nombre de Condimentos Putumayo, ha crecido tanto que ahora son ellos quienes les venden la pimienta a restaurantes bogotanos como Wok, Harry Sasson y están en negociaciones con Crepes & Wafles y Archie’s.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.