Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2015/11/12 22:00

Petro, atado de manos para firmar plan de protección de cerros orientales

El Distrito espera que la Procuraduría General defina si acepta o no la querella y con ello se pueda dar vía libre al cuidado de esta reserva ecológica.

Petro espera la respuesta de la Procuraduría. Foto: Montaje SEMANA.

A mediados de noviembre del 2014, Semana.com publicó un artículo que dejó al descubierto cómo un grupo de vecinos se interpuso a la construcción de un conjunto de apartamentos en los cerros orientales a la altura de la calle 67 con avenida Circunvalar. La pelea entre los habitantes y la constructora terminó en una profunda discusión que a la fecha no ha tenido desarrollo sobre la protección de este bien natural.
 
A pesar del escándalo, un año después, el Distrito (Planeación y Secretaría de Ambiente), la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) y el Ministerio de Medio Ambiente no han podido dar cumplimiento a la orden del Consejo de Estado que en un fallo del 2013 les ordenó a estas tres entidades hacer la regulación sobre la franja de los cerros (el borde que divide las viviendas construidas de la zona de reserva).

Después de meses de interminables reuniones, revisión de planos y la normativa, por fin estas entidades se pusieron de acuerdo y proyectaron un decreto para definir el plan de manejo de los cerros tutelares de Bogotá que no solo delimita de manera precisa la franja. También establece cuál debe ser el uso de la misma, crea parques y corredores ambientales, pero, sobre todo, define en qué zonas y en cuáles no se puede construir.

A la regulación y el borrador de decreto que habían sido esperados por años les pusieron un palo en la rueda. Un ciudadano, en junio pasado, recusó al alcalde Gustavo Petro para que este no pueda expedir el plan de manejo. En la querella alegó que Petro no tenía un criterio objetivo para firmarlo. Esto luego de diversas declaraciones del mandatario, entre ellas aquella en la que señala que no dejará “poner un ladrillo” en esa zona.

La Alcaldía no aceptó la recusación interpuesta por Édgar Romero. En julio este ciudadano reiteró su solicitud, razón por la cual el proyecto del plan fue remitido a la Procuraduría General para que lo analizara y determinara si aceptaba la recusación interpuesta.  

El director del Espacio Público de Planeación Distrital, Diego Cala, le dijo a Semana.com: “Estamos a la espera de que la Procuraduría se pronuncie, ya todos estamos de acuerdo con el manejo”.

La decisión del Ministerio Público es clave porque de esta depende que se controlen los procesos de urbanización de los cerros orientales y se generen zonas de aprovechamiento público.

Hay preocupación en el Distrito, ya que la Procuraduría  debió resolver la recusación el 30 de octubre. La pelota, por ahora, está en el terreno del uno de los contradictores más grandes de Petro, el jefe del Ministerio Público, Alejandro Ordóñez.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.