Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2015/08/13 12:24

Redes eléctricas del país están en condiciones deplorables

En 12 departamentos los postes de energía y los cableados no reciben mantenimiento, lo que representa un alto riesgo para las vidas de las personas.

Las tres fotos son de Cartagena, Bolívar. Foto: Cortesía Defensoría del Pueblo

Este jueves la Defensoría del Pueblo reveló un informe que pone el dedo en la llaga de un grave problema que para muchos pasa desapercibido y que en cualquier momento, literalmente, les puede caer encima: el mal estado de las redes eléctricas en varias poblaciones del país.

El organismo hizo una minuciosa investigación sobre las condiciones actuales de las redes eléctricas de 42 municipios de 12 departamentos. Los resultados no dejan de sorprender, pues hay postes de energía que no reciben mantenimiento, están a punto de caerse, tienen el cableado expuesto o son sostenidos por árboles.

“La Defensoría del Pueblo evidenció un preocupante deterioro que por su estado ponen en riesgo la vida, integridad y bienes patrimoniales de los ciudadanos”, manifestó el organismo.

La situación más alarmante es en la costa Caribe. Ciudades capitales como Barranquilla, Cartagena, Riohacha y Valledupar destacan por tener postes de energía que carecen de procedimientos de inmunización, están fuera del tiempo de vida útil o están a punto de derrumbarse. 

En los barrios Villa Corelca y Nelson Mandela, de Cartagena -donde habitan alrededor de 45.000 habitantes desplazados por la violencia-, el cableado está mal instalado y pasa por medio de las casas, lo que puede poner en riesgo a las personas que viven allí. 

En otros sectores de Cartagena los postes están inclinados y la estructura metálica permanece expuesta. O peor, hay barrios que ni siquiera tienen postes de energía y en las noches se deben defender en medio de la oscuridad.

Aunque a las autoridades parecieran no prestarle atención a este fenómeno, es muy grave y ocasiona otros factores como la inseguridad. “En la zona de Olaya Herrera faltan 24 luminarias, situación que contribuye a propiciar escenarios de inseguridad como los reflejados en el último estudio 'Cartagena Cómo Vamos', según el cual en ese sector hubo 44 homicidios y 18 delitos sexuales en el 2014”, manifestó el organismo.


En barrios de Cartagena los cables de energía no están bien puestos. Foto: Defensoría del Pueblo.

En La Guajira la situación es igual de indignante. Los postes se sostienen gracias a los árboles, si no fuera por ellos, estarían en el suelo. Además, los cables están recubiertos con plástico transparente.

En 16 municipios de Magdalena el problema más crítico lo constituye la falta de mantenimiento en las redes, como ocurre en Fundación, donde hay postes de madera que fueron instalados hace 26 años y a los cuales no se les ha realizado ningún tipo de trabajo.

Gracias a información entregada por las personerías, la Defensoría del Pueblo constató que en Boyacá hay 243 transformadores que tienen fugas de aceites y cerca de 2.200 postes que están averiados. Una situación que también se presenta en Ibagué (Tolima).

En municipios de Cundinamarca como Ubaque, Villagómez, Caparrapí, Medina, Nemocón, Cáqueza, Chipaque, Nariño, Fúquene, Gachalá, Girardot, Guasca y Guatavita se presenta la mala prestación del servicio de energía, además de los problemas de cableados y los transformadores cercanos a viviendas o centros educativos.

En Valle del Cauca también hay graves violaciones al Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas.

En lo que va del 2015, "la Defensoría recibió 327 quejas de la comunidad por fallas en las instalaciones de las redes eléctricas, gestión que se suma a cinco acciones populares en Atlántico, Boyacá y Córdoba".

Agrega que se presentaron también "35 acciones de tutela en Bolívar, Atlántico y La Guajira, de las cuales se desprenden fallos encaminados a proteger los derechos de los ciudadanos, que durante el 2015 han protagonizado 34 protestas sociales por estos hechos".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.