17 septiembre 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Referendo por la paz sí podrá coincidir en elecciones

POLÍTICAAsí lo determinaron las comisiones primeras de Senado y Cámara que aprobaron el proyecto más urgente del gobierno.

Referendo por la paz sí podrá coincidir en elecciones .

Foto: SEMANA

Tras dos semanas de discusión, las comisiones primeras de Senado y Cámara le dieron vía libre al proyecto que pretende que los acuerdos para poner fin al conflicto, que suscriban la guerrilla de las FARC y el gobierno, puedan ser refrendados por los colombianos el mismo día de las elecciones ordinarias, bien sea las de Congreso o las de presidencia.

Los congresistas de la Unidad Nacional derrotaron la fuerte oposición que los senadores Juan Carlos Vélez y Juan Lozano, y el representante Miguel Gómez, le hicieron a la iniciativa, la cual la calificaron de inconstitucional al señalar que al habilitar el referendo para la paz el mismo día de las elecciones se estaba violando el espíritu de la Constitución, que estableció que este tipo de consultas deberán ser autónomas e independientes de otros procesos electorales.

Estos congresistas calificaron el proyecto como una reforma electoral, pues cambiaba las reglas de juego de las elecciones, ya que en su criterio el propósito de la iniciativa era “meterle pueblo a la reelección de Juan Manuel Santos o a las listas al Congreso de la Unidad Nacional”, en palabras de Miguel Gómez, al hacer coincidir el referendo para la paz.

Pero más allá de las discusiones políticas, Gómez, Lozano y Vélez le exigieron al Congreso que este proyecto de ley le impusiera seis condiciones mínimas a las FARC antes del referendo. La propuesta señalaba que para que el pueblo pueda ser convocado al referendo este grupo ilegal debe estar desmovilizado, no tener armas en su poder, deben haber reconocido su responsabilidad en el conflicto, afirmado el compromiso de reparar a las victimas, así como no tener secuestrados ni menores en sus filas. “Estas exigencias es lo mínimo que podemos exigirle a las FARC”, explicó Lozano.

El senador Hernán Andrade, ponente del proyecto, rechazó la propuesta al señalar que el Marco Jurídico para la Paz, que es una norma constitucional, ya estableció este tipo de exigencias para que se puedan acoger a la justicia transicional.

La Unidad Nacional coincidió en que no eran procedentes estas propuestas porque el espíritu del proyecto no se refería al fondo de los acuerdos de paz, y solamente pretende habilitar que el referendo por la paz pueda coincidir en las elecciones ordinarias. “No hay otro objetivo distinto a que cuando los colombianos acudan masivamente puedan pronunciarse sobre una de los temas más importantes para el país, el fin de medio siglo del conflicto armado”, explicó Alfonso Prada.

“A muchos les causa urticaria que las FARC vengan a debatir con ideas. Hoy les enviamos el mensaje a las FARC a que nos enfrenten, pero no con balas, con ideas”, amplió el ponente del Partido Verde.

Lo único que pudieron meterle los opositores de la iniciativa al proyecto fue un nuevo artículo que pretende garantizar la igualdad y el equilibrio en el acceso a los medios de comunicación para quienes quieran hacer campaña a favor o en contra del referendo por la paz.

“Las verdaderas intenciones del gobierno son llevar a los colombianos sin haberles exigido a las FARC absolutamente nada”, dijo Miguel Gómez tras asumir su derrota.

Según lo aprobado este martes, se estableció que los referendos constitucionales para poner final conflicto “podrán coincidir con actos electorales”.

Quedó establecido que los jurados de votación deberán ofrecerle a los electores el tarjetón correspondiente al referendo junto con los demás tarjetones de la determinada elección, pero que los electores estarán en plena libertad de señalarles a los jurados de votación que no desean recibir el tarjetón correspondiente al referendo.

El acuerdo final para la terminación del conflicto deberá ser publicado y difundido para conocimiento de los ciudadanos con anterioridad a la votación.

También se determinó que el Consejo Nacional Electoral establecerá las reglas de financiación de las campañas que apoyen o controviertan los contenidos del tipo de referendos constitucionales para poner fin al conflicto.

Se eliminó el artículo que prohibía el proselitismo armado con el argumento de que esa disposición ya está vigente en la Constitución y en la ley.

El proyecto para que el referendo coincida con las elecciones fue cobijado con mensaje de urgencia por el gobierno, y sólo le falta la aprobación de las plenarias de Senado y Cámara.

La apuesta de los ministros de Interior, Aurelio Iragorri, y de Justicia, Alfonso Gómez Méndez, es que esta nueva norma sea aprobada definitivamente antes de quince días. Esta iniciativa, además de la aprobación de las plenarias, tiene que ser sometida al examen de la Corte Constitucional. Es por eso la urgencia del gobierno para aprobar este proyecto.
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad