Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/09/14 14:17

Referendo contra la adopción por parejas homosexuales supera primer debate

Por 10 votos contra 2, la Comisión Primera del Senado le dio vía libre al proyecto que propone modificar la Constitución, por la vía de las urnas, para establecer qué personas tienen derecho a adoptar.

Referendo contra la adopción por parejas homosexuales supera primer debate Foto: León Darío Peláez / SEMANA

Viviane Morales y su esposo, Carlos Alonso Lucio, sumaron su primera victoria en el Congreso colombiano. La Comisión Primera del Senado aprobó la controvertida iniciativa que pretende convocar al pueblo colombiano para que, por la vía de las urnas, se pronuncie sobre quiénes deben tener el derecho a adoptar en el país.

Hace más de un año, Morales y Lucio salieron a las calles a recoger firmas con el propósito de atajar los efectos de una sentencia de la Corte Constitucional que consagró el derecho de parejas del mismo sexo a adoptar.

Ambos, defensores del concepto tradicional de familia y con el argumento de defender ahora el derecho de los niños, promovieron la convocatoria de este polémico referendo, que a pesar de estar en contra de derechos fundamentales de otras personas, como por ejemplo los hombres y mujeres solteros, viudos y viudas, y las parejas del mismo sexo, fue aprobado por la Comisión más importante del Senado.

La semana pasada, Semana.com había anticipado que el proyecto liderado por la senadora Morales sería respaldado por la Comisión, con el argumento de respetar el mecanismo de participación ciudadana consagrado en la Constitución y permitir que el pueblo colombiano se pronuncie. Por encima del peligro que supondría para la democracia que las mayorías atropellaran derechos fundamentales de las minorías protegidas, caso de los ciudadanos LGTBI.

Claudia López fue la principal opositora de esta iniciativa, y este miércoles no le sobraron adjetivos para descalificar el proyecto. Insistió en que todos los ciudadanos “tenemos vedado acudir a mecanismos de participación para destruir derechos fundamentales de otros. Es una regla a la que estamos sometidos todos”.

En su criterio, el referendo propuesto por Viviane Morales y su esposo (vocero del comité que recogió casi 2,2 millones de votos para respaldar la iniciativa) viola derechos fundamentales, principalmente el de los niños a tener una familia.

Para la senadora de la Alianza Verde los ciudadanos que firmaron la convocatoria del referendo no son más que “juguetes” que están siendo utilizados con propósitos electorales. “Este referendo es discriminatorio, absurdo, oportunista. Por capricho, pretenden establecer un solo tipo de familia”.

Morales había iniciado el debate de este miércoles con la seguridad de tener los votos en el bolsillo. Su iniciativa necesitaba 10, y ese número de senadores fue el que respaldó la iniciativa.

A favor de la convocatoria al plebiscito votaron, además de la propia Viviane Morales, tres senadores del Centro Democrático –Alfredo Rangel, Jaime Amín, José Obdulio Gaviria-, quienes recordaron que si ellos estaban a favor del referendo para la segunda reelección de Álvaro Uribe, no podían atajar este mecanismo de participación. Paloma Valencia no estuvo en el momento de la votación.

Los tres senadores conservadores –Hernán Andrade, Eduardo Enríquez Maya y Roberto Gerlein- también votaron a favor del referendo, por principios ideológicos, pues siempre han votado en contra de proyectos como el matrimonio homosexual.

Los votos que terminaron por favorecer el proyecto fueron los de Manuel Enríquez Rosero, del partido de la U, y los de los senadores de Cambio Radical Germán Varón Cotrino y Carlos Fernando Motoa, presidente de la Comisión Primera.

En contra del proyecto sólo votaron Claudia López y Juan Manuel Galán (P. Liberal). Ocho senadores no asistieron.

En este primer debate, la Comisión Primera modificó el texto que sería sometido a votación de los colombianos en caso de ser convocado el referendo, para aclarar que los ciudadanos solteros, pero heterosexuales, sí tendrían el derecho a adoptar.   

“La adopción como medio de protección de los niños, niñas y adolescentes que no tienen familia busca garantizarles el derecho a tener una constituida por una persona heterosexual en los términos explícitos del artículo 42 de esta Constitución, es decir, por un hombre y una mujer unidos entre sí en matrimonio o unión marital de hecho, con el cumplimiento de los demás requisitos establecidos en la ley”, sería el texto puesto a consideración, que de ser aprobado en las urnas, sería un nuevo parágrafo del artículo 44 de la Constitución.

Viviane Morales celebró su victoria, y a Claudia López se le vio muy consternada por este traspié. Sin embargo, apenas es la primera batalla de una discusión que tiene mucha tela de dónde cortar.

En dos semanas el proyecto pasará a consideración de la plenaria del Senado. Si pasa el segundo debate (necesita 50 de 102 votos), hará tránsito a la Cámara de Representantes; el tercer debate será en la Comisión Primera, y el cuarto en la plenaria de esta corporación. Todo este trámite se debe surtir antes del 16 de diciembre.

En caso de que la convocatoria a este referendo supere sus debates en el Congreso, pasará a manos de la Corte Constitucional, que se advierte será el mayor escollo para esta iniciativa. Hace seis años fue en la Corte donde se hundió el referendo para la segunda reelección presidencial, y allí puede suceder lo mismo a la luz de la tendencia jurisprudencial, pues en los últimos años es allí donde se han reconocido derechos a los ciudadanos LGBTI, entre ellos el de la adopción.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.